EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

sábado, 23 de abril de 2016

Más Consejos para invertir en Bolsa. Errores típicos (1)

Uno de los consejos más importantes que se puede dar en Bolsa es el de que debemos tratar de minimizar los fallos en la ejecución de nuestro plan de trading. En el blog hace algún tiempo estuvimos viendo los errores que son cometidos más comúnmente por los inversores y que, por tanto, de forma inexcusable debemos tener identificados (y solucionados) si queremos tener éxito en el mundo de la inversión (ver Consejos para invertir en Bolsa. Errores comunes - y 2).

En vista del éxito del artículo mencionado, me he decidido a escribir un nuevo post en el que voy a incluir una nueva serie de errores que quedaron en el tintero la vez anterior. Personalmente creo que son tan importantes como los que vimos en aquella ocasión pero, como en aquel momento tenía que seleccionar 12 de ellos, pues finalmente algunos otros por fuerza tuvieron que quedarse fuera. Así que, a continuación, aquí tenéis otros 12 puntos a trabajar para mejorar vuestra forma de invertir. Revisadlos con detenimiento.

Errores típicos de Inversión en Bolsa


1º) Invertir en productos poco líquidos: Si invertimos en un producto pensando únicamente en la alta rentabilidad que nos va a proporcionar y no tenemos en cuenta su liquidez, estaremos cometiendo un grave error. Probablemente, cuando el mercado empeore y la cosa comience a ponerse fea, tendremos bastantes problemas para recuperar nuestro capital. Esto les ocurre típicamente a las personas que operan con Micro Caps (chicharros) o en productos opacos como lo fueron en su día los Fondos Inmobiliarios.

2º) No entender los riesgos asociados a la Renta Variable: Aunque parezca mentira, hay gran cantidad de personas que no son conscientes de los riesgos inherentes a la inversión en los mercados financieros. Muchas de ellas compran activos con altas rentabilidades pasadas y, al poco tiempo, los abandonan en cuanto empiezan a sufrir pérdidas de cierta entidad. Si vamos a entrar en Renta Variable, tenemos que ser capaces de soportar las altas volatilidades y los elevados drawdowns que conlleva este tipo de inversión.

3º) Pensar que la Renta Fija no tiene riesgo asociado: Otro de los errores típicos de los inversores es pensar que la Renta Fija tiene riesgo casi nulo. Muchos de ellos compran fondos de inversión de renta fija pensando que se están haciendo con algo parecido a un depósito bancario y, posteriormente, comprueban con sorpresa que su cuenta ha caído muchos puntos porcentuales. Los Bonos (el subyacente de la renta fija) tienen una alta volatilidad y, por tanto, los productos que operan con este tipo de activos nunca podrán estar exentos de riesgos.


4º) No delegar cuando sea necesario: En muchas ocasiones, es importante que seamos conscientes de nuestras limitaciones y evitemos operar en el mercado por nosotros mismos. Esto puede ocurrir si somos inversores principiantes o si, por la razón que sea, no vamos a disponer del tiempo necesario para hacer el seguimiento de nuestras posiciones. En estos casos, es mejor delegar la toma de decisiones de inversión mediante alguna de las herramientas disponibles: fondos de inversión, cuentas gestionadas, empresas de asesoramiento financiero (EAFI)...

5º) No saber qué parte del patrimonio podemos invertir: Es importante tener claro qué cantidad de nuestro patrimonio podemos dedicar a un determinado tipo de inversión. De esta manera evitaremos que los imprevistos de la vida diaria interfieran con nuestra cartera. Por ejemplo, si hemos decidido comprar un fondo de renta variable con un plazo objetivo de 10 años, sería irresponsable depositar el 100% de nuestro patrimonio en ese producto.

Si, por cualquier causa, precisáramos dinero para atender otras necesidades (imaginemos una gran reforma de la vivienda o la boda de un hijo nuestro), entonces tendríamos que recuperar parte del capital del fondo antes de consumir los 10 años previstos. Por desgracia, es posible que nos viésemos obligados a realizar dicha operación en el peor momento posible, tras una corrección de medio plazo del mercado o justo antes del comienzo de un gran rally alcista.


6º) No saber el horizonte temporal de la inversión: Según he podido comprobar, la mayoría de las personas, cuando deciden iniciarse en el mundo de la finanzas, no tienen nada claro cuál es el horizonte temporal de la inversión en la que acaban de embarcarse. Simplemente se dedican a invertir en Bolsa y no saben si esa operación es a corto plazo, a medio plazo o a largo plazo.

Aunque parezca obvio a posteriori, no es lo mismo definir técnicas de trading para operaciones con una vida estimada inferior a 12 meses que establecer una estrategia para una inversión que planeamos mantener más de 20 años o incluso hasta nuestra jubilación.

El próximo día, en un nuevo post, terminaremos de revisar este segundo catálogo de errores típicos de inversión. Si fusionáis la primera lista con esta segunda, tendréis un total de 24 puntos que deberemos tener en cuenta a la hora de enfrentarnos con los mercados financieros. Cuantos más puntos tengamos solventados, más posibilidades tendremos de salir airosos del parquet.

Pues nada, me despido de vosotros hasta la próxima jornada. Por supuesto, quedáis invitados a la segunda parte del artículo, donde completaremos el repaso de esta nueva lista de 12 errores comunes de inversión en Bolsa.

Saludos.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...