EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

sábado, 9 de abril de 2016

Consejos para invertir en Bolsa. Errores comunes (1)

Cuando vamos a invertir en Bolsa o en cualquier otro mercado financiero, lo normal es que intentemos emular las directrices de los grandes traders que ya están ganando dinero de forma consistente. Por supuesto, es fundamental saber qué es lo que debemos hacer bien. Sin embargo, tan importante (o más) que lo anterior es ser conscientes de los errores que debemos evitar a toda costa si queremos perdurar en el mundo de las finanzas. En este artículo intentaré daros algunos consejos para mejorar vuestra forma de invertir.

Errores comunes al invertir en Bolsa


Si vamos a dedicarnos al mundo de la inversión (y no somos un robot o un sistema automático de trading), lo normal es que estemos expuestos constantemente a la posibilidad de cometer un error. Y, por desgracia, una operación errónea se puede llevar por delante los beneficios de 10 operativas ganadoras. Así son los mercados financieros.

Como dicen muchas veces los traders ganadores, una vez que tienes entre tus manos una estrategia (o un conjunto de ellas) rentable a largo plazo, hay que enfocarse en tratar de minimizar los errores que cometemos en nuestra operativa diaria. Hay que tener en cuenta que, como ocurre muchas veces, los errores de un determinado inversor pueden hacer que una estrategia con una notable rentabilidad probada del +15% anualizado se transforme en un sistema mediocre incapaz de superar el +7% anual. Por tanto, no hay que subestimar el impacto de los errores en nuestra cuenta.



Hace algún tiempo un amigo me dijo que esa afirmación parecía demasiado drástica y que era poco probable que un único error lastrase toda una estrategia. Quizás mi amigo tenga razón, siempre y cuando sólo cometamos errores muy de cuando en cuando (y no nos crucemos con un Cisne Negro del mercado).

En cualquier caso, hemos de tener mucho cuidado con cómo afrontamos esto desde el punto de vista psicológico. Si no nos importa cometer un error por aquí y otro por allá, cabe la posibilidad de que nuestra mente acabe asumiendo que esta faceta del trading no es algo importante. En dicha situación, lo más probable es que no estemos haciendo un seguimiento de nuestros errores y que, por tanto, estemos cometiendo varios de ellos a la vez.

Los errores de Inversión más comunes


Todo lo anterior esta muy bien pero, llegados a este punto, os estaréis preguntando: ¿cuáles son los errores que suelen cometer los inversores? Obviamente, la lista podría ser interminable pero, desde mi punto de vista, hay una serie de problemas que se pueden considerar como los más comunes. Al menos, son los que nos solían ocurrir con mayor frecuencia a mi y a algunos traders que conozco (y en los que, de hecho, aún seguimos cayendo de vez en cuando).



A continuación, voy a intentar detallar un poco en qué consiste cada uno de los problemas que tengo en mente. Mi lista de los errores es la siguiente.

1º) Dejarse llevar por las emociones: Un problema típico, sobre todo para los inversores principiantes. Si nos dejamos llevar por el miedo o la avaricia, ya no seremos capaces de pensar racionalmente y pasaremos a formar parte de la masa que opera en el mercado. Un secreto: si nos comportamos del mismo modo que el resto del rebaño nunca seremos capaces de ganar dinero de forma consistente a largo plazo.

2º) Confiar demasiado en la intuición: Está bien dejar la puerta abierta al instinto y permitir que nuestra operativa tenga cierta base discrecional. Pero confiar únicamente en la intuición es el camino más directo hacia la quiebra de nuestra cuenta, sobre todo si no tenemos mucha experiencia operando en los mercados. En mayor o menor medida, tendremos que seguir una estrategia de inversión o una técnica de trading con unas reglas claramente definidas.

3º) No ejecutar el stoploss: Un clásico de los errores. Por mucho que nos cansemos de repetir que es imprescindible emplear stoploss en nuestras operativas (ya sean físicos o mentales), gran parte de los traders continúa sin usarlos hoy en día. Sin stop, lo más probable es que nos atemos a la posición más de lo razonable y que no seamos capaces de abandonarla en el momento adecuado, con lo que las pérdidas harán que nuestra cuenta esté cada vez más teñida de rojo.



4º) No dejar correr las ganancias: Al revés de lo que ocurre en el punto anterior, en muchas ocasiones somos demasiado rápidos a la hora de abandonar una posición en ganancias. De este modo lo único que hacemos es perdernos el recorrido posterior de la tendencia. Hay estudios que demuestran que usar targets profits muy ajustados sólo sirve para reducir la rentabilidad de nuestro trading, así que tengámoslo en cuenta a la hora de operar.

5º) Dejarse seducir por los productos de alta rentabilidad: Cuando nos presenten un producto en el que nos prometan una importante rentabilidad futura, tenemos que analizar más factores aparte del rendimiento histórico. Por ejemplo, existen sistemas automáticos que ganan un +30% anual, una rentabilidad muy atractiva. Sin embargo, estos sistemas suelen tener una alta volatilidad y drawdowns anuales superiores al -30%. ¿Seríamos capaces de soportar un producto con estas peculiaridades?

6º) No saber si hay un plazo mínimo obligatorio: En ocasiones, los inversores contratan un producto sin revisar las condiciones del mismo. Por desgracia, las entidades a veces nos ofrecen depósitos combinados o fondos con una rentabilidad más o menos predefinida a cambio de mantener el capital retenido durante un plazo mínimo predeterminado. Si en un momento dado necesita el dinero, el inversor no podrá tener acceso al mismo y se dará cuenta demasiado tarde del error cometido (y, en este caso, no será culpa de la entidad sino nuestra por no haber hecho una mínima lectura del contrato).



El próximo día, en un nuevo post, continuaremos viendo otros tipos de errores comunes que considero tan importantes (o más) que los que hemos revisado hoy. No perdamos de vista que el objetivo de conocer los errores típicos de inversión es que eso nos sirva para identificarlos y evitarlos en cuanto se produzca el escenario correspondiente.

Pues nada, eso es todo. El próximo día, en la segunda parte del artículo (a la que, por supuesto, quedáis invitados) terminaremos de ver el catálogo de los errores más relevantes.

Saludos.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...