EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

domingo, 29 de mayo de 2016

SP500: Alcanza la resistencia de largo plazo

Tras el fuerte impulso alcista vivido durante las últimas semanas, el SP500 ha sido capaz de perforar la directriz bajista de corto plazo. De hecho, el cierre semanal ha dejado al índice a las puertas de la resistencia clave de largo plazo. Ahora es cuando llega la hora de la verdad: los toros tendrán que confirmar su fortaleza y demostrar que se pueden superar de forma consistente los 2.100 puntos.

SP500: En la resistencia de largo plazo


En el anterior repaso que hicimos del SP500 comentábamos que el precio había alcanzado la directriz bajista de largo plazo (ver post SP500 - En la directriz bajista de largo plazo). Sin embargo, también indicábamos que aún seguía vigente la resistencia clave y que era poco probable que fuese superada en el corto plazo. Todo hacía pensar que el mercado necesitaba tomarse un descanso para drenar la gran sobrecompra acumulada.

Pues bien, durante este último mes el índice ha completado una pequeña pauta correctiva y el impulso subsiguiente ha sido capaz de llevar el precio hasta un cierre semanal en los 2.099 puntos. Dicho de otra forma, nos hemos quedado a las puertas de la resistencia clave de largo plazo, situada en el rango 2.100 - 2.120 puntos. Sigue siendo complicado que dicha cota sea superada en las próximas semanas, pero eso no significa que debamos descartar definitivamente esa posibilidad.


En el gráfico se puede apreciar el pequeño patrón A-B-C y la posterior perforación de la línea de tendencia de corto plazo. El fuerte impulso actual tendrá ahora que enfrentarse con la resistencia clave 2.100 - 2.120 puntos. Lo más normal es que no sea superada con facilidad. Pero, cuidado, debemos tener nuestros sistemas de trading preparados para reaccionar ante la eventualidad de que el SP500 continúe ascendiendo con la misma fortaleza de los últimos meses.

SP500: Posibles escenarios en el indice


Dicho lo anterior, podemos plantearnos cuáles serían los posibles escenarios operativos en el índice. El punto de inflexión lo va a marcar la resistencia 2.100 - 2.120 puntos. Por debajo de dicho nivel, seguiremos enfocándonos en operaciones bajistas. En cambio, por encima de dicho nivel, tendríamos que cambiar el chip y comenzar a buscar setups alcistas. Por tanto, a grandes rasgos, seguirían siendo válidas las propuestas operativas realizadas el mes pasado. Os recuerdo cuáles eran.

- Escenario alcista: si vemos que, en las próximas semanas, el índice continúa con el rebote al alza y es capaz de superar la resistencia clave de los 2.100 puntos, entonces podríamos abrir una operativa alcista. La idea sería situar una orden de compra por encima de los máximos del mes de abril (2.120 puntos).

- Escenario bajista: si, por el contrario, se inicia una nueva corrección y finalmente se pierde el mínimo relevante de los 2.010 puntos, entonces tendríamos la oportunidad de lanzar un trade a la baja. Para evitar el nivel psicológico, podríamos situar la orden de entrada bajista en torno a los 1.990 puntos.


En el gráfico semanal se continúa apreciando el canal bajista de largo plazo. Mientras estemos por debajo de 2.100 - 2.120 puntos, tendremos que seguir pensando que permanece vigente. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la tendencia vivida desde los máximos de mayo-2015 podría encajar con una gran pauta A-B-C. Por eso insisto en mencionar que el mercado podría recuperar rápidamente su sesgo alcista si finalmente se supera la resistencia clave.

Pues nada, eso es todo por lo que respecta al SP500. Durante las próximas semanas tendremos que vigilar estrechamente el nivel 2.100 - 2.120 puntos. El éxito o el fracaso del asalto a dicha cota podría marcar el devenir del mercado americano durante los siguientes meses...

Saludos.

sábado, 28 de mayo de 2016

Gas: En la directriz bajista de largo plazo

Hace ya más de dos años que se iniciaron las caídas del Gas Natural. Desde entonces, cada asalto a la directriz bajista de largo plazo se ha saldado con un nuevo impulso bajista. Actualmente volvemos a tener a la materia prima energética sobre la línea de tendencia y la pregunta que nos viene a la mente es la de si esta vez será diferente. ¿Tendremos breakout por fin o esto será el inicio de un nuevo tramo bajista?

Gas: En la directriz bajista de largo plazo


En febrero-2014, el Gas Natural alcanzó un máximo en el nivel 6,50 dólares. En ese momento se inició la crisis energética y, desde entonces, la materia prima no ha dejado de caer. De hecho, en marzo-2016 se marcó un mínimo en 1,60 dólares. Estamos hablando de un desplome del -76% en poco más de dos años, algo difícil de imaginar a finales del año 2013, cuando disfrutábamos del boom de las materias primas.


En el gráfico anterior se aprecia con nitidez la subida que estamos experimentando en el presente año. El activo ha subido desde 1,60 dólares hasta marcar un máximo en abril en torno a los 2,30 dólares, un +43% en menos de dos meses. El ascenso se ha frenado justo sobre la directriz bajista y en las últimas semanas estamos experimentando un pequeño pullback. La duda ahora es: ¿se confirmará la ruptura de la línea de tendencia?

Sin embargo, aunque se produzca la superación de la directriz, aún quedará un obstáculo importante. Si el Gas no es capaz de perforar la resistencia relevante de los 2,50 dólares, no podremos decir que el activo ha recuperado su sesgo alcista. Por tanto, mientras estemos por debajo de ese nivel clave, tendremos que esperar un giro del movimiento y buscar setups bajistas. En cambio, si se produjese la ruptura del nivel 2,50 dólares, lo ideal sería comenzar a buscar setups alcistas.

Saludos.

miércoles, 25 de mayo de 2016

USD/JPY: Atacando la directriz bajista

Interesante el setup que se está dibujando en el par dólaryen tras la subidas desarrolladas durante el presente mes de mayo. En estas últimas sesiones el precio por fin ha alcanzado la directriz bajista, situación que hace que se active nuestro radar. En los próximos días tendremos que confirmar si nos hayamos ante un breakout de línea de tendencia o ante un setup de apoyo y giro sobre directriz. Ambos escenarios pueden proporcionarnos buenas operaciones ganadoras.

USD/JPY: Atacando la directriz bajista


La verdad es que la tendencia bajista iniciada a finales del año pasado se está desarrollando con una rapidez vertiginosa. El par USD/JPY comenzó a desplomarse desde los máximos marcados en 125,80 y este mismo mes hemos generado un mínimo relativo en el nivel 105,60. En total, más de 2.000 pips de caídas de las que cualquier trader habrá podido aprovecharse. Aunque sólo hayamos disfrutado de la mitad del viaje, eso ya habrá supuesto +1.000 pips adicionales para nuestra cuenta.

Tip: aquí podéis echarle un vistazo al Analisis técnico del EUR/USD

En cualquier caso, desde los mínimos del mes de mayo el mercado está experimentando un rebote de cierta fortaleza. De hecho, esta misma semana el par ha completado la onda desde el suelo hasta el techo del canal bajista. Ahora es cuando el movimiento va a enfrentarse con la directriz y cuando el precio tendrá que decantarse por un escenario u otro.


En el gráfico se aprecia como todavía es pronto para determinar si va a prevalecer el setup alcista o el bajista. En el caso de que estemos ante un breakout alcista, el par debería confirmar claramente cierres por encima del nivel 110,60. Por contra, si se trata de un apoyo con giro bajista, el par tendría que cerrar (al menos) por debajo del nivel 109,60. Obviamente, todavía hay que esperar y observar detalladamente los timeframes H4 / H1 para determinar los puntos de entrada de ambos escenarios. Eso sí, el recuento de ondas parece indicar que aún queda pendiente un último tramo descendente hasta el nivel 105,00.

USD/JPY: Análisis del gráfico semanal


En el gráfico semanal se aprecia más claramente la velocidad de la caída comentada anteriormente. El canal bajista parece demasiado acelerado y no sería de extrañar que el par USD/JPY fuese a buscar cotas más altas para tratar de drenar la sobreventa acumulada. Por tanto, podríamos ser testigos de un testeo de la antigua directriz alcista perforada, lo que supondría completar un pullback hasta el entorno del rango 113,00 - 114,00 figuras.

Eso sí, quedaría pendiente confirmar si el ataque a dichas cotas se va a producir en las próximas semanas o si, por contra, aún queda un movimento bajista previo hasta 105,00 antes de ir a buscar los 114,00. Las velas de los timeframes H4 / H1 nos irán dando pistas de cuál de las dos alternativas se va a llevar el gato al agua. No es transcendental adivinar cuál va a ser la vencedora, lo importante es que nos subamos al movimiento ganador una vez que hayamos identificado el inicio de la tendencia correspondiente.


Fijaos en que, de todas formas, hay bastante espacio para ganar dinero. Si se desencadena el escenario alcista, estaríamos hablando de una subida de casi +400 pips desde el cierre actual (110,10). Si el ganador fuera el escenario bajista, entonces podríamos alcanzar unas ganancias de más de +500 pips. Así que no hay necesidad de ponerse nervioso y de precipitarse. Esperemos pacientemente a que los gráficos nos revelen el punto de entrada y, con que únicamente nos embolsemos la mitad de alguno de los tramos mencionados, ya disfrutaremos de un incremento notable del capital de nuestra cuenta.

Pues nada, eso es todo por ahora. Durante las próximas semanas tendremos que prestar atención al comportamiento del precio sobre la directriz bajista. Según tengamos breakout alcista o giro bajista, procederemos a buscar setups de un tipo u otro.

Saludos.

domingo, 22 de mayo de 2016

Eurostoxx: Sobre la directriz de medio plazo

Tras las correcciones vividas durante las últimas semanas, ahora tenemos al precio justo sobre la directriz alcista de medio plazo. Los soportes están aguantando bastante bien, así que no sería de extrañar que el índice iniciase un nuevo tramo alcista con destino al techo del canal bajista de largo plazo. Eso sí, para ello es imprescindible que no se pierdan los mínimos del mes de abril ya que, en este último caso, se confirmaría una estructura con importantes implicaciones bajistas.

Eurostoxx: Sobre la directriz de medio plazo


En el último repaso que hacíamos del Eurostoxx comentábamos que el precio parecía estar dibujando una figura de H-C-H invertido (ver post Eurostoxx - Pauta H-C-H de medio plazo). Sin embargo, finalmante dicha pauta no llegó a confirmarse y el índice entró en modo correctivo. De hecho, a principios del presente mes se ha llegado a marcar un mínimo en el nivel 2.890 puntos, donde parece haberse encontrado un suelo, al menos en el corto plazo.

Dicho mínimo no se ha producido en un sitio irrelevante. La caída únicamente se ha frenado cuando el precio ha alcanzado la línea de tendencia que está guiando la subida desde el pasado mes de febrero. Las velas de las últimas semanas nos están mostrando la resistencia del mercado a marcar nuevos mínimos lo cual, a su vez, se traduce en un escenario con cierto sesgo alcista.


En el gráfico anterior se puede apreciar el último movimiento desde el techo hasta el suelo del canal de medio plazo. Tras el apoyo en torno a los 2.900 puntos, todo podría estar listo para que se inicie la siguiente onda alcista con destino al anterior máximo relevante (3.160 puntos). Es más, yo diría que este tramo alcista sería el que finalmente alcanzaría la directriz bajista de largo plazo, que actualmente circula en torno a los 3.300 puntos.

Posibles operativas sobre el Eurostoxx


Una vez que tenemos claro dónde nos encontramos, no es difícil plantearnos los posibles escenarios futuros. Si finalmente se produce un rebote desde los precios actuales, entonces estaríamos en un movimiento alcista de medio plazo. Si, por contra, llegase a perforarse el último mínimo relativo, entonces lo mejor sería incorporarnos a la tendencia bajista de fondo.

1º) Operativa alcista: Si el índice dibuja un patrón de velas alcistas y supera la resistencia 3.010 puntos, entonces podríamos abrir una operativa al alza. El stoploss estaría situado por debajo del nivel 2.890, el objetivo primario estaría en los 3.150 puntos y el secundario en los 3.300 puntos.

2º) Operativa bajista: Si el índice no se reconstruye y acaba perdiendo el soporte 2.890 puntos, entonces tendríamos que abrir una operativa a la baja. El stoploss lo estableceríamos por encima de los 3.010 puntos y el objetivo de la estrategia se encontraría en los mínimos anuales (2.700 puntos).


En el gráfico semanal de largo plazo se aprecia el canal bajista en el que nos hayamos inmersos. Si se respeta dicho canal, lo normal es que veamos de nuevo al índice perforar los 2.800 puntos. En cualquier caso, antes de iniciar ese tramo descendente, lo más probable es que veamos una última onda alcista de medio plazo para tocar una vez más la directriz bajista en el rango 3.200 - 3.300 puntos. Pero bueno, nada garantiza que las pautas gráficas tengan que ser ortodoxas.

Y nada más, eso es todo por lo que respecta al Eurostoxx. Durante las próximas semanas toca vigilar de cerca el soporte 2.890 puntos y la resistencia 3.010 puntos. La perforación de uno u otro nivel nos dará las pistas necesarias para lanzar la operativa correcta.

Saludos.

sábado, 21 de mayo de 2016

Petróleo: ¿Cambio de tendencia en curso?

Tras casi dos años transcurridos desde que se inició la crisis del Petróleo allá por 2014, parece que por fin se comienzan a vislumbrar los primeros síntomas de que las caídas pueden haber llegado a su fin. De hecho, hace algunas semanas se produjo la ruptura de la importante directriz bajista de largo plazo. Sin embargo, todavía es pronto para que los toros canten victoria: aún quedan pendientes resistencias relevantes por superar.

Petróleo: ¿Cambio de tendencia en curso?


Desde hace algún tiempo, los medios de comunicación no paran de bombardearnos con noticias acerca de la crisis del Petróleo. Y es cierto que en los dos últimos años el Brent ha pasado de niveles cercanos a los 120 dólares a marcar un mínimo en los 27 dólares. Sin embargo, llega un momento en el que deja de ser recomendable mantener un sentimiento tan pesimista y lo más rentable es tratar de identificar setups alcistas.


En el gráfico anterior se aprecia como el Petróleo perforó la linea de tendencia bajista durante el mes de abril. El impulso desde mínimos ha sido espectacular y la materia prima ha pasado desde los 27 dólares del mes de enero hasta el entorno de los 49 dólares, un +81% en tan sólo 4 meses. A pesar de todo, aún queda un obstáculo importante: mientras no se supere la resistencia clave de los 55 dólares, no podemos confirmar que el sesgo del activo haya pasado a ser alcista.

Por tanto, actualmente nos encontramos en un mal momento para buscar el lado largo del Brent. Lo ideal sería haber entrado al alza con la ruptura de los 37 dólares pero, una vez que el precio se nos escapó, disminuyó radicalmente el ratio beneficio/riesgo del activo. Así que en estos momentos, mientras no se superen los 55 dólares, lo recomendable será esperar a que se produzca la finalización del impulso en curso y buscar setups bajistas.

Saludos.

miércoles, 18 de mayo de 2016

EUR/USD: A por el suelo del canal alcista

Tras tocar en el techo del canal alcista, el EUR/USD se encuentra inmerso en un impulso bajista desde hace varias semanas. Lo más normal es que este descenso correctivo no se detenga hasta que el par alcance la línea de tendencia que guía el movimiento. Esto significa que podemos especular a la baja (e intentar ganar dinero) con un tramo de algo más de 200 pips.

EUR/USD: A por el suelo del canal alcista


En el gráfico diario se puede apreciar como el canal alcista actual arranca en los mínimos de diciembre-2015 (justo cuando la Bolsa empezó a caer). Durante la subida ya hemos marcado dos mínimos relevantes. El primero de ellos fue en enero en el nivel 1,0710 y el segundo fue en marzo en el nivel 1,0820. Posteriormente se completó el tercer tramo alcista del canal, que ha dejado un máximo en el nivel 1,1620 a principios de este mismo mes.

Tras tocar ese techo, el precio ha iniciado un movimiento correctivo que habría permitido la entrada en torno al nivel 1,1460 (mínimo relevante en timeframe H4). Si hubiésemos abierto esa operativa, y teniendo en cuenta que el cierre actual ha quedado en 1,1308, actualmente acumularíamos unas ganancias de +152 pips. El objetivo de la operación estaría situado ligeramente por debajo del nivel 1,1100, así que todavía queda pendiente un recorrido bajista de algo más de 200 pips.


Por tanto, mientras estemos por encima de 1,1100 deberíamos buscar únicamente setups bajistas. La idea es que hagamos zoom, pasemos a revisar los timeframes H4 / H1, e intentemos determinar los puntos de entrada más favorables para disfrutar de esta caída. Hace unos días, de hecho, podríamos haber introducido una orden de entrada en el nivel 1,1350, aunque ahora probablemente no volvamos a tener la oportunidad de entrar en ese punto. No pasa nada, no perdamos la paciencia, seguro que tendremos más opciones de ganar dinero en el futuro.

EUR/USD: Análisis del gráfico semanal


En el gráfico semanal se puede apreciar como podríamos estar ante una caída de muchas mayores dimensiones que las que se adivinan en el gráfico diario. A largo plazo, el par parece encontrarse dentro de un canal lateral (o quizás lateral-alcista). Curiosamente, el techo alcanzado en el canal diario hace unos días podría coincidir con un techo en el canal semanal. Por supuesto, este último máximo relativo aún está pendiente de confirmación.

Si finalmente se confirmase el techo semanal, el actual impulso bajista no se detendría al alcanzar el soporte 1,1100. Una vez llegado a ese punto, el par continuaría su descenso hasta el suelo ubicado en torno al nivel 1,0600. Eso significaría que se podría disfrutar de un viaje adicional de +500 pips, algo nada desdeñable por ningún trader. En cualquier caso, debemos ser conscientes de que dicho descenso se iría desarrollando con constantes correcciones en los timeframes H4 / H1.


La parte buena es que desde el cierre actual (1,1308) hasta el mencionado suelo (1,0600) hay un total de +700 puntos. Se trata de un recorrido de magnitud suficiente como para permitirnos varias operativas bajistas, apoyándonos en las correcciones H4 / H1. Por tanto, con la suficiente paciencia, lo más probable es que disfrutemos de varios trades ganadores antes de llegar a la directriz. Pero cuidado, antes tendrá que confirmarse el breakout del soporte 1,1100.

Pues nada, eso es todo por ahora. Durante las próximas semanas iremos siguiendo con atención la presumible caída hasta 1,1100. En ese punto será interesante comprobar si el par continúa con los descensos o si, por contra, inicia un rebote desde dicho nivel.

Saludos.