EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

sábado, 14 de octubre de 2017

Onda Diagonal Inicial de Elliott (1)

Continuando con nuestro repaso de las principales Pautas Motrices enumeradas en el Principio de Elliott, hoy vamos a proceder a echarle un vistazo a la Onda Diagonal Inicial. Así como los Patrones Motrices suelen identificarse con las tendencias de los mercados, las Diagonales son aquellas ondas que podríamos identificar con las tendencias más suaves, normalmente denominadas laterales-alcistas o laterales-bajistas. En particular, las Diagonales Iniciales son las ondas que aparecen en el arranque de los movimientos, cuando todavía el grueso de los inversores no es consciente de que se está produciendo un giro en la dirección de fondo del mercado.

Onda Diagonal Inicial de Elliott


La Diagonal Inicial de Elliott es una de las dos pautas Diagonales principales que vamos a encontrarnos en el Principio de Elliott. El otro tipo es el denominado Diagonal Final, del que ya hemos hablado en artículos anteriores (ver post Onda Diagonal Final de Elliott - y 2). Las Pautas Diagonales se encuentran enmarcadas dentro del metagrupo de las Ondas Motrices y son las que en los gráficos se identifican con las tendencias suaves, esto es, las estructuras que denominamos laterales-alcistas o laterales-bajistas. Como ya sabréis la mayoría de vosotros, no siempre es fácil obtener rentabilidad de este tipo de mercados.

Para recordar, comentaremos que Elliott dividió a las ondas en dos metagrupos principales: las estructuras motrices y las estructuras correctivas. Las pautas motrices, a las que pertenecen tanto la Diagonal Inicial como la Diagonal Final, son las que provocan el avance neto en los mercados tendenciales. Por contra, las pautas correctivas son las responsables de que el precio retroceda parte del camino recorrido por las motrices. Gracias a ellas, las tendencias se toman descansos periódicos y se generan nuevas oportunidades de inversión.



Las Ondas Diagonales suelen crearse cuando hay cierta indecisión en el mercado. En su momento, ya vimos que las Diagonales Finales aparecen cuando hay síntomas de agotamiento de la tendencia y, por tanto, cada vez hay menos inversores dispuestos a ingresar en el activo. Son precursoras de un giro de la tendencia de fondo. Siguiendo con esa línea de razonamiento, las Diagonales Iniciales aparecen en las primeras etapas de un nuevo mercado tendencial, cuando todavía el grueso de los inversores piensa que sigue vigente el movimiento anterior y no es consciente de que ha comenzado a producirse un giro direccional. Si aprendemos a identificar este tipo de pautas con cierta anticipación y fluidez, seremos capaces de mantenernos un paso por delante del trader promedio.

Tip: Aquí podéis echar un vistazo a los diferentes Tipos de Inversiones Financieras

Reglas de la Onda Diagonal Inicial


Centrándonos ya en la Onda Diagonal Inicial, debemos ser conscientes de que, antes que nada, deben cumplir con las reglas básicas del metagrupo del que derivan. Eso significa que, como todas las Ondas Motrices, las Diagonales Iniciales deben estar compuestas por 5 subondas. Además, la Onda Global debe avanzar en la misma dirección que la tendencia de fondo del mercado pues, en caso contrario, estaríamos hablando de un entorno correctivo. Eso sí, recordemos que las Diagonales se producen debido a la indecisión de los inversores y, en consecuencia, se traducen en tendencias suaves.


Por tanto, en función de lo comentado anteriormente, se deben cumplir las siguientes reglas comunes a todas las ondas motrices diagonales:

1º) La pauta motriz global completa está compuesta por 5 ondas: 3 tramos motrices (1-3-5) y 2 tramos correctivos (2-4).

2º) La onda 2 no puede retroceder el total de la onda 1. Esto es, el retroceso de la onda 2 no puede perforar el mínimo de la onda 1.

3º) La onda 4 no puede retroceder el total de la onda 3. Del mismo modo que en el punto anterior, el retroceso de la onda 4 no puede perforar el mínimo de la onda 3.

4º) La onda 3 debe viajar más allá del final de la onda 1. Dicho de otro modo, el máximo de la onda 3 debe superar claramente el máximo de la onda 1.


5º) La onda 3 no puede ser la más corta de las ondas motrices (1-3-5). No es necesario que sea la de mayor recorrido, pero es imprescindible que no sea la onda más pequeña de las tres.

6º) La onda 4 debe entrar en el territorio de la onda 1. Es decir, el mínimo de la onda 4 va a perforar el máximo de la onda 1, de manera que habrá un solapamiento entre ambas.

7º) Las 5 ondas de la pauta Diagonal están compuestas por 3 subondas cada una. Por tanto, podríamos decir que el conteo global de la estructura sería 3 - 3 - 3 - 3 - 3.

Junto a los puntos anteriores, las Diagonales Iniciales deben cumplir con una regla adicional exclusiva. Teniendo en cuenta el nombre de la pauta, se trata de un requisito bastante obvio.

8º) La Diagonal Inicial aparece principalmente en la primera onda de las estructuras impulsivas. Sin embargo, también es bastante frecuente en la primera onda de las estructuras correctivas.


Por tanto, una vez enumeradas las reglas anteriores, podemos recapitular y delimitar claramente las diferencias entre los dos tipos principales de Ondas Diagonales. Son las siguientes:

1º) Diagonal Inicial (Leading Diagonal): Aparece generalmente en la primera onda de las estructuras impulsivas y en la onda A de las estructuras correctivas conocidas como Zigzags. El tramo posterior a este tipo de figuras suele deshacer gran parte del camino andado por la Diagonal. 

2º) Diagonal Final (Ending Diagonal): Esta pauta señala el agotamiento de la tendencia de fondo. Se suele presentar en la quinta onda de las estructuras impulsivas. Sin embargo, en algunas ocasiones también la podemos encontrar en la tercera pata de las estructuras correctivas.

Operativa con las Diagonales Iniciales


Las pautas Diagonales Iniciales son estructuras que aparecen frecuentemente en la primera onda de un nuevo movimiento tendencial. Su presencia pone de manifiesto la finalización de la tendencia anterior y suele ser un indicador adelantado de un giro de mercado inminente. Conceptualmente, se trata de pautas de transición desde un movimiento ya caduco hacia las primeras etapas de una nueva tendencia. Lo más importante para el inversor es que, una vez dibujada la figura completa, se suele producir una corrección notablemente profunda.

A este respecto, si la Diagonal Inicial es el origen de una nueva estructura tendencial, ¿cuál es el motivo de esa caída tan abrupta que sigue a la diagonal? Bueno, la explicación es sencilla. Supongamos que acaba de finalizar un movimiento descendente, se está dibujando un suelo de mercado y estamos asistiendo al origen de un impulso al alza. Debemos tener en cuenta que la pauta alcista aparece justo cuando acaba de finalizar una tendencia bajista anterior. En ese punto se está produciendo un giro del mercado y nuestra diagonal se corresponde con la primera subonda de una Onda Impulsiva de grado superior.

Tip: Os dejo el enlace al post ¿Cómo empiezan las Crisis en Bolsa?

En ese momento, el inversor promedio sigue creyendo en la validez de la tendencia que perdió su vigencia y, por tanto, en cuanto finaliza la diagonal, la confunde con una estructura correctiva y no duda en lanzar nuevas operativas bajistas. Eso provoca que, tras la Diagonal Inicial, aparezca un descenso profundo (que se correspondería con la subonda 2 del Impulso de grado superior). Hemos de proceder con cuidado para analizar correctamente el escenario y no caer en el mismo error que las manos débiles. Tras el retroceso, aparecerá una subonda 3 impulsiva al alza y os aseguro que no sería nada agradable que nos pillase operando en su contra.


Por otra parte, hay que mencionar otra característica especial de las Diagonales, esta vez en relación con la composición interna de las ondas de la estructura. En este tipo de patrones todos y cada uno de los 5 tramos se subdividen exclusivamente en 3 subondas. Se trata de las únicas ondas motrices en las que se puede producir esta situación, de manera que nos vamos a encontrar con un conteo global de 3 - 3 - 3 -3 - 3 (5 bloques de 3 subondas). La parte buena de este conteo es que hace que la estructura general sea relativamente fácil de proyectar, ya que no suelen aparecer las dobles lecturas tan típicas de las ondas impulsivas en contrucción.

(Continuará en la segunda parte: Onda Diagonal Inicial de Elliott - y 2)

jueves, 12 de octubre de 2017

Fuerza Ibex: La rentabilidad cae al +9%

Cerró septiembre (por fin) y, tal y como esperábamos, ha sido un mes bastante duro para nuestra cartera. Por tanto, no lo vamos a echar de menos. Históricamente septiembre es el mes más bajista en bolsa y este ejercicio, a falta aún de 3 meses para concluir, la estadística parece haberse cumplido una vez más. Octubre, por contra, es la época del año en la que se suelen producir los grandes suelos de mercado. Probablemente eso es lo que ocurrirá en Europa. Sin embargo, en esta ocasión es dudoso que nuestro mercado doméstico sea capaz de seguir la estela europea. Para que seamos testigos de eso, en primer lugar debería solucionarse el problema generado por el independentismo en Cataluña y es poco probable que eso suceda a corto/medio plazo.

Fuerza Ibex: La rentabilidad cae al +9%


En el último repaso realizado comentábamos que, a pesar de la lateralidad vacacional, nuestra cartera había sido capaz de mantener una interesante rentabilidad (ver post Fuerza Ibex: La plusvalía sube hasta +11%). Sin embargo, en el mismo post también alertábamos de las posibles caídas que podían acompañar a septiembre. Por desgracia, se ha cumplido con el guión y este último mes hemos sufrido importantes descensos. Las rentabilidades de los principales índices mundiales quedan fijadas del siguiente modo: SP500 cierra con un +12%, Eurostoxx con un +9%, Nikkei con un +6%, Ibex con un +11% y Emergentes con un +25%. Ahora tendremos que confirmar si se inicia un nuevo impulso alcista de aquí hasta final del ejercicio...


En el gráfico anterior podemos visualizar la evolución tanto de nuestra cuenta como de su benchmark asociado. Los descensos han sido constantes y, finalmente, nuestra cartera ha terminado cerrando septiembre con una rentabilidad del +9%. En paralelo, podemos decir que el Ibex acumula en estos momentos un rendimiento del +11% en el ejercicio. Por tanto, se invierten las tornas una vez más y, en esta ocasión, no nos queda más remedio que reconocer que nos encontramos 2 puntos por debajo del índice de referencia. Afortunadamente, todavía queda tiempo para solucionar este problema de aquí hasta el final del ejercicio.

Composición de la cartera Fuerza Ibex


En cuanto a la composición de la cartera, este mes hemos vuelto a realizar algunos cambios adicionales. En primer lugar, comentar que nos saltó el stop de Mapfre y tuvimos que abandonar el valor en el nivel 2,90 euros, esto es, con un resultado del -1%. Por otra parte, también decidimos cerrar la operativa en Aena debido a que no se había producido el arranque esperado. Ejecutamos la salida en el nivel 152,75 euros, con una abultada minusvalía del -7%. La verdad es que no ha sido una reentrada demasiado brillante la que hemos realizado en este último valor. Para cubrir las salidas, hemos dado entrada en la cartera tanto a Repsol como a BBVA.

Dicho todo lo anterior, los componentes actuales de la cartera son los siguientes: Caixabank con un +21% (stop 3,90), Colonial con un +2% (stop 7,50), IAG con un -4% (stop 6,20), Arcelor con un +9% (stop 20,10), Grifols con un 0% (stop 22,10), Repsol con un -1% (stop 14,00) y BBVA con un -1% (stop 6,80). Salvo un par de acciones, la mayoría de nuestros valores han sufrido bastante durante el mes de septiembre. Veamos si la tendencia se invierte durante las próximas semanas ya que, en caso contrario, nos veremos obligados a ejecutar la mayoría de los stops de las posiciones.


Aunque la cosa está mejorando notablemente en los mercados europeos, la realidad es que la bolsa española se ha quedado bastante retrasada. Los problemas en Cataluña se están dejando notar y, como mínimo, ya han provocado que el mercado doméstico se descuelgue del resto de países de nuestro entorno. Si la cosa no se resuelve de forma positiva durante las próximas semanas, lo más probable es que comencemos a ser testigos de un desplome del Ibex. Los inversores abandonarán España y se posicionarán en alternativas similares pero con menor riesgo, tales como Italia o Portugal. Vivimos en un mundo global y, por tanto, no tiene sentido quedarse en un país donde alguien ha dejado una bomba de relojería a punto de explotar...

Y eso es todo por lo que respecta a septiembre. Ahora tenemos que centrarnos en el mes de octubre y ver si hay alguna forma de enderezar el rumbo. Eso sí, si el escenario sigue empeorando nos veremos obligados a ejecutar un stop masivo en nuestra cartera. Así que nos va a tocar prestar mucha atención a la evolución de los precios durante las próximas semanas...

Saludos.

sábado, 7 de octubre de 2017

Onda Diagonal Final de Elliott (y 2)


(Continuación de la primera parte: Onda Diagonal Final de Elliott - 1)

Tipos de Ondas Diagonales Finales


A continuación, vamos a echarle un vistazo a los tipos de Diagonales Finales que nos podemos encontrar en los mercados. Obviamente, existen categorizaciones mucho más elaboradas, pero aquí simplemente vamos a referirnos a la división más básica de todas. Se trata de aquella que hace referencia a la evolución comparada de los máximos que marcan las resistencias de la pauta y de los mínimos que marcan los soportes de la misma. Si la ruta de los máximos cada vez está más alejada de la ruta de los mínimos, entonces ambas líneas son divergentes; en caso contrario, estaremos ante rectas convergentes.

1º) Diagonal Contractiva (Contracting Diagonal): Es aquella en la que la línea de resistencia y la línea de soporte de la estructura son convergentes. La figura adopta el clásico aspecto de un patrón de Cuña, con los movimientos del precio cada vez más estrechos conforme nos acercamos a la finalización de la pauta. Comentar que esta variante es la más común de las dos.


2º) Diagonal Expansiva (Expanding Diagonal): Es aquella en la que la frontera de resistencias y la frontera de soportes son divergentes. Por tanto, se trata de una estructura en la que el precio va cada vez dibujando tramos de mayor recorrido. La verdad es que se trata de una figura bastante complicada de operar aunque, afortunadamente, no se presenta demasiado a menudo (en velas diarias y semanales, al menos).


Con independencia de que nos encontremos en una Diagonal Contractiva o en una Diagonal Expansiva, hay que recordar que la base conceptual subyacente es la misma. Por tanto, tras la finalización de la pauta, se va a producir un importante cambio de dirección en el mercado. A medida que la Diagonal Final vaya evolucionando, el volumen del activo irá decreciendo. Sin embargo, cuando aparezca el spike de la quinta onda (característica que hemos mencionado más arriba), asistiremos a un fulminante aumento del volumen negociado. A continuación, se producirá una ruptura temporal de la resistencia de la figura que, en última instancia, se transformará en un fallo alcista y en un giro direccional del activo.

Tip: Aquí tienes una Estrategia de Murphy que utiliza filtro de Volumen.

¿Hasta dónde se prolongará la caída posterior a una Diagonal Final? Bueno, hay que tener en cuenta que, como su nombre indica, esta estructura marcará la terminación de la onda de grado superior y, por tanto, la caída normalmente será bastante profunda. En general, si estamos en una figura alcista, podemos hacernos a la idea de que la retrocesión nos llevará de nuevo al nivel de precio en el que se inició la Diagonal (punto cero). Sin embargo, hay que mencionar que a menudo el desplome no se frenará ahí y llevará al activo por debajo del punto cero. Por tanto, mucho cuidado con tratar de buscar el giro alcista antes de tener señales claras del agotamiento de la caída.


Ultimos apuntes acerca de las Diagonales Finales


En líneas generales, nos tiene que quedar clara la idea de que una Diagonal Final es una pauta precursora de una gran caída del precio, sea cual sea el activo que estemos analizando. Por tanto, se trata de una figura que nos puede hacer ganar bastante dinero siempre y cuando hayamos realizado correctamente la lectura de la misma. La Diagonal en sí misma no nos va a proporcionar una excesiva cantidad de pips. Sin embargo, si somos capaces de estar atentos a la aparición del spike de la quinta onda, entonces estaremos en una situación inmejorable para tratar de capturar un gran rendimiento de la profunda caída que sigue a la finalización de la pauta.

Buscando similitudes con otras técnicas, se puede decir que la Onda Diagonal tiene muchos puntos en común con la figura de Cuña del análisis técnico convencional. Sin embargo, mientras que la Cuña es una pauta poco definida, la Diagonal tiene que cumplir una serie de reglas muy precisas. Esa es una de las fortalezas del Principio de Elliott. La existencia de esas reglas notablemente estrictas hace que la identificación de cada uno de los patrones sea unívoco y, por tanto, que sea más fácil el aprovechamiento de los mismos mediante nuestras estrategias de trading.

Eso sí, hay que reconocer que la pauta Diagonal no es tan fácil de detectar como las Ondas Impulsivas. Mientras que la presencia de estas últimas suele ser bastante obvia, la identificación de las Diagonales requiere bastante más dedicación, sobre todo si queremos descubrirlas antes del inicio del quinto tramo. Pero bueno, como la mayoría de las cosas en el mundo del trading, la única forma de solucionar esta dificultad es acumulando horas de práctica con gráficos y ondas en tiempo real.

Por supuesto, nos puede allanar un poco el camino proceder al estudio de los análisis presentados por elliottistas expertos, siempre y cuando tengamos claro que se trata de personas con experiencia real en los mercados financieros (podéis empezar por revisar los análisis publicados en Vivir del Trading Forex, grupo administrado por grandes conocedores de la operativa con Elliott y con notables trackrecords auditados).


Recordad que la figura que hemos visto hoy se encuentra enmarcada dentro de las Ondas Motrices de Elliott. Junto a la Onda Impulsiva, la Onda Extendida y la Diagonal Inicial, se trata de uno de los tipos más conocidos de dicho grupo. Por tanto, es imprescindible dominar esta pauta si, en un futuro, queremos llegar a aprovecharnos de un análisis gráfico de Ondas de Elliott. Como ya he dicho en alguna otra ocasión, no tengo nada en contra de los análisis pseudo-elliottistas, siempre y cuando informemos a los lectores de que se trata de una proyección realizada a partir de una teoría concreta y no en base a las reglas del Principio de Elliott. En última instancia, en cualquier ámbito del trading, se trata de ser rentable, así que no seamos demasiado puristas sin necesidad...

Por último, no quería despedirme sin dejaros un vídeo en el que se nos presentan, de forma más que notable, las diversas tipologías de ondas motrices con las que podemos encontrarnos. Dura más de 2 horas, así que os recomiendo que lo veais cuando podáis dedicarle una tarde completa.



Pues nada, eso es todo lo que quería comentar en relación con la Onda Diagonal Final de Elliott. Espero que, con todo lo explicado, os haya quedado una idea lo suficientemente precisa como para que podáis empezar a practicar mañana mismo. En cualquier caso, ya sabéis que podéis dejarme cualquier duda en los comentarios de aquí abajo...

Saludos.

sábado, 30 de septiembre de 2017

Onda Diagonal Final de Elliott (1)

Las Ondas Diagonales constituyen una parte relevante del grupo de patrones motrices clásicos que nos vamos a encontrar en la teoría que sustenta el Principio de Elliott. Junto a las ondas impulsivas, conforman los tipos de pautas que actúan como motores de las tendencias de los mercados. Sin embargo, las Ondas Diagonales se mueven con mayor lentitud que las impulsivas y, en líneas generales, suelen identificarse con aquellos escenarios que calificamos como laterales-alcistas o laterales-bajistas. Por tanto, hay que tener más paciencia para ganar dinero con ellas.

Tipos de Ondas Motrices de Elliott


Hace algún tiempo comentamos que, según el Principio de Elliott, las ondas podían dividirse en dos grandes grupos: las motrices y las correctivas. Las primeras son aquellas que crean avance neto en los mercados y se identifican con los mercados tendenciales. Las segundas, en cambio, son aquellas que deshacen parte del camino andado por las motrices y suelen coincidir con rangos más o menos laterales. Gracias a estas últimas, las tendencias se desarrollan dibujando dientes de sierra (en vez de líneas rectas) y, por tanto, son las responsables de la aparición de grandes oportunidades en los mercados financieros.

Por lo que respecta a las ondas motrices, recordemos también que Elliott las dividió, a su vez, en otros dos grandes grupos: las Impulsivas y las Diagonales. Las Ondas Impulsivas, tal y como vimos en su momento, se caracterizan por un movimiento de gran fortaleza y son las que conforman la estructura de los mercados tendenciales clásicos. Por su parte, las Ondas Diagonales, aunque se traducen en ascensos (o descensos) netos, normalmente están gobernadas por movimientos más pausados y en los mercados las solemos identificar con los desplazamientos menos escarpados, aquellos que en lenguaje convencional denominamos tendencias laterales-alcistas o laterales-bajistas.


Si nos centramos ahora en las Ondas Diagonales, podemos decir que hay dos tipos principales en los que podemos dividir dicha pauta. Son los siguientes:

1º) Diagonal Inicial (Leading Diagonal): Aparece generalmente en la primera onda de las estructuras impulsivas y en la onda A de las estructuras correctivas conocidas como Zigzags. El tramo posterior a este tipo de figuras suele deshacer gran parte del camino andado por la Diagonal.

2º) Diagonal Final (Ending Diagonal): Esta pauta señala el agotamiento de la tendencia de fondo. Se suele presentar en la quinta onda de las estructuras impulsivas. Sin embargo, en algunas ocasiones también la podemos encontrar en la tercera pata de las estructuras correctivas.

Reglas de la Onda Diagonal Final


Centrándonos ya en la Ondas Diagonales Finales (Ending Diagonal), lo primero que hay que poner de manifiesto es que, al fin y al cabo, se trata de ondas motrices. Aunque no suelen traducirse en tendencias tan fuertes como las de las ondas impulsivas, en realidad no dejan de ser tendencias ligeras. Por tanto, resulta obvio que tienen que cumplir con las reglas básicas asociadas a esta tipología de ondas. No nos olvidemos de ese detalle. En general, los principiantes dedican mucho tiempo a estudiar los patrones impulsivos y suelen dejar de lado las Diagonales, sin darse cuenta de que así están desaprovechando un gran número de movimientos tendenciales. No dejemos que nos ocurra lo mismo.


A continuación, veamos cuáles son las reglas de las ondas motrices. Tengamos en cuenta que, independientemente del orden de cada enunciado, todos son igualmente importantes.

1º) La pauta motriz global completa está compuesta por 5 ondas: 3 tramos motrices (1-3-5) y 2 tramos correctivos (2-4).

2º) La onda 2 no puede retroceder el total de la onda 1. Esto es, el retroceso de la onda 2 no puede perforar el mínimo de la onda 1.

3º) La onda 4 no puede retroceder el total de la onda 3. Del mismo modo que en el punto anterior, el retroceso de la onda 4 no puede perforar el mínimo de la onda 3.

4º) La onda 3 debe viajar más allá del final de la onda 1. Dicho de otro modo, el máximo de la onda 3 debe superar claramente el máximo de la onda 1.

5º) La onda 3 no puede ser la más corta de las ondas motrices (1-3-5). No es necesario que sea la de mayor recorrido, pero es imprescindible que no sea la onda más pequeña de las tres.


Adicionalmente, la Ondas Diagonales tienen una serie de reglas que las hacen especiales dentro del universo de las estructuras motrices. Son las siguientes:

6º) La onda 4 debe entrar en el territorio de la onda 1. Es decir, el mínimo de la onda 4 va a perforar el máximo de la onda 1, de manera que habrá un solapamiento entre ambas.

7º) Las 5 ondas de la pauta Diagonal están compuestas por 3 subondas cada una. Por tanto, podríamos decir que el conteo global de la estructura sería 3 - 3 - 3 - 3 - 3.

Finalmente, las Diagonales Finales deben cumplir con una regla adicional exclusiva. Teniendo en cuenta el nombre de la pauta, se trata de un requisito bastante obvio.

8º) La Diagonal Final aparece principalmente en la quinta onda de las estructuras impulsivas. Sin embargo, también es bastante frecuente en la tercera onda de las estructuras correctivas.


Recapitulando, hay que poner de manifiesto que las Ondas Diagonales Finales deben seguir a rajatabla las 8 reglas anteriores para ser consideradas como tales. Hay que tener cuidado con pensar que se puede ignorar alguna de ellas y, al mismo tiempo, seguir suponiendo que trabajamos con una Diagonal Final. Es una licencia que suelen tomarse muchos principiantes al entrar en contacto con el Principio de Elliott, pero poco a poco iremos descubriendo que debemos ser rigurosos a la hora de aplicar la teoría en nuestros gráficos. Es la (abismal) diferencia entre ser rentable o ser casi rentable en los mercados financieros.

Operativa con las Diagonales Finales


Las Ondas Diagonales Finales son estructuras que aparecen frecuentemente al final de tendencias fuertes y prolongadas. Son el primer síntoma del agotamiento de los movimientos tendenciales y, por tanto, en ningún caso deben ser ignoradas. Conceptualmente, se trata de pautas que van atenuando las subidas anteriores, de manera que el activo va pasando de una tendencia alcista a otra más bien lateral-alcista (lo mismo sería válido para los movimientos bajistas). Lo más importante de todo es que, una vez dibujada la figura completa, el giro tendencial suele ser fulminante. Debemos estar muy atentos para no dejarnos arrastrar por estos repentinos cambios de dirección.

Tip: Aquí podéis echar un vistazo a las mejores Técnicas de Trading.

A este respecto, hay que tener en cuenta una peculiaridad que suele aparecer con frecuencia en las Diagonales Finales. En la estructura ortodoxa, la quinta onda debe subir hasta tocar el techo del canal (representado por la directriz que une los máximos de las ondas primera y tercera) y, a continuación, girarse rápidamente para iniciar un nuevo movimiento bajista. Sin embargo, en muchas ocasiones nos encontraremos con que la quinta onda perfora el techo (Spike en onda 5) y continúa su ascenso durante un pequeño tramo antes de darse la vuelta y caer con fuerza.

Se trata de un escenario que gusta ser puesto en práctica por las manos fuertes, pues la superación del techo provoca que muchos pequeños traders (que operan en base a estrategias de breakout) entren alcistas en el activo. Ni que decir tiene que el violento giro posterior deja a estos inversores atrapados, sin mayores alternativas que ejecutar el stoploss de la posición o, peor aún, soportar una caída de dimensión indefinida que probablemente haga quebrar sus cuentas. Mucho cuidado con caer en esta celada que las manos fuertes suelen utilizar con las Diagonales Finales. Una vez que somos conscientes de la existencia de este tipo de pautas, ya tenemos la posibilidad de poner los medios para evitar caer en la trampa.



Por otra parte, hay que mencionar otra característica especial de las Diagonales, esta vez en relación con la composición interna de las ondas de la estructura. En este tipo de patrones todos y cada uno de los 5 tramos se subdividen exclusivamente en 3 subondas. Se trata de las únicas ondas motrices en las que se puede producir esta situación, de manera que nos vamos a encontrar con un conteo global de 3 - 3 - 3 -3 - 3 (5 bloques de 3 subondas). La parte buena de este conteo es que hace que la estructura general sea relativamente fácil de proyectar, ya que no suelen aparecer las dobles lecturas tan típicas de las ondas impulsivas en contrucción.

(Continuará en la segunda parte: Onda Diagonal Final de Elliott - y 2)

sábado, 23 de septiembre de 2017

Onda Impulsiva Extendida de Elliott (y 2)

(Continuación de la primera parte: Onda Impulsiva Extendida de Elliott - 1)

Pauta Extendida de 9 Ondas

 
Cuando se produzca el hecho comentado en la guía 3, nos daremos cuenta de que es complicado identificar cuál es la subonda extendida de la estructura. ¿Se ha extendido la tercera o la quinta? En realidad, al tratarse de una pauta tan tendencial, nos dará igual si ha sido la tercera o la quinta. En este tipo de estructuras, en las que resulta complicado distinguir una subonda de otra, en ocasiones se suele decir que estamos ante una Onda de 9 subondas (en vez de la clásica división en 5 subondas).

¿De dónde vienen las 9 subondas? Si a las 5 subdivisiones del impulso extendido, le sumamos las otras 4 subondas de la Onda de grado superior, entonces lo que tenemos es una figura similar a una pauta de 9 tramos. De hecho, en el gráfico será más fácil identificar la Onda Global con una estructura de 9 tramos que con un patrón de 5 subondas con sus propias subdivisiones. Desde el punto de vista operativo, os aseguro que no supone ningún cambio identificarlo de una forma u otra.

Si alguna vez oís a un elliottista hablando de un patrón de 9 subondas (o de 9 ondas), espero que ahora tengáis claro de a qué se está refiriendo. Me consta que los traders principiantes suelen quedar bastante confusos cuando oyen hablar de esta pauta por primera vez. ¿Pero Elliott no dice que una Onda Impulsiva se subdivide siempre en 5 subondas? ¿de dónde salen ahora estas 9 subondas? Estas son las preguntas típicas que suelen realizar. En realidad, con las 9 ondas nos estamos refiriendo a una estructura extendida de 5 ondas.


No os olvidéis de esta curiosa pauta, pues aparece bastante a menudo en los mercados, sobre todo cuando un activo entra en una fase de fuerte tendencia alcista (o bajista). En este tipo de estructuras hay que tener cuidado con esperar fuertes correcciones para incorporarnos al impulso ascendente, ya que lo más probable es que nunca lleguen a producirse. Lo ideal será incorporarnos al activo en cuanto identifiquemos un nuevo giro en el gráfico, aunque la corrección haya sido bastante reducida hasta ese momento. En caso de que no lo hagamos de ese modo, lo más probable es que nos quedemos fuera de un movimiento tendencial de gran magnitud.

Tip: Por si os interesa, aquí tenéis otras Técnicas de Trading alternativas.

Operativa con Ondas Impulsivas Extendidas


Este tipo de ondas son las más rentables que nos podemos encontrar en los mercados financieros. Se trata de impulsos de gran magnitud con correcciones relativamente pequeñas. Son el paraíso de todo trader tendencial y el infierno de los especuladores contra-tendenciales. Pero, eso sí, tenemos que estar muy atentos (y tener las ideas muy claras) si no queremos que el tren inicie el viaje sin nosotros. Es bastante desagradable (a mi me ha pasado alguna vez) ver cómo se completa una pauta de 9 Ondas mientras estamos totalmente fuera del activo.

Hay que mencionar que este modelo de 9 ondas sigue siendo una estructura fractal. Es decir, alguna de estas 9 ondas podría estar subdividida, a su vez, en 5 subondas de tamaño análogo al de las otras 8 ondas que conforman la pauta global. Estaríamos, entonces, ante un patrón compuesto por una secuencia de 13 ondas similares. Es aquí donde se pone totalmente de manifiesto la fractalidad del Principio de Elliott, comportamiento que siempre deberemos tener en mente a la hora de analizar un gráfico mediante ondas de Elliott.

Supongo que ya os habréis dado cuenta de que, si seguimos desenrollando el ovillo, podremos encontrarnos también con estructuras de 17 ondas, de 21 ondas, de 25 ondas y así sucesivamente. Efectivamente, se trata de combinaciones ortodoxas. Sin embargo, lo más común es que nos encontremos con las variantes de 9 ondas y de 13 ondas. El resto de estructuras (con mayor número de ondas) se presentan menos frecuentemente en los mercados financieros. Así que no añadamos mayor complejidad de la necesaria y quedémonos únicamente con las pautas que suelen aparecer en el 90% de las ocasiones.


Últimos apuntes acerca de las Ondas Extendidas


Hay que tener en cuenta que a veces puede ser un poco confusa la identificación de las Ondas Extendidas, sobre todo en sus primeras fases. Lo primero que hacen los traders principiantes es tratar de hacer encajar un movimiento tendencial con la estructura clásica de 5 ondas. En realidad, pocas veces nos va a salir de forma natural la adaptación de una determinada figura gráfica a la mencionada pauta de 9 Ondas. Pero no hay que preocuparse, se trata de un comportamiento que puede irse aprendiendo poco a poco. Con un poco experiencia, la detección de estas ondas dilatadas será algo que ya no nos pasará desapercibido.

Tip: Hablando de psicología, aquí tienes algunos errores típicos a la hora de invertir.

Por otra parte, mi recomendación es que no seamos demasiado puristas a la hora de aplicar el Principio de Elliott a nuestros gráficos (cuidado con el perfeccionismo en el trading). Es realmente útil usar la Onda de Elliott para tener claras las proyecciones del mercado, pero también es recomendable apoyarnos en otras herramientas técnicas para tomar decisiones de inversión. Si, por ejemplo, una proyección de Elliott nos indica que un descenso debería acabar en un determinado punto y, sin embargo, tenemos ubicado un soporte relevante un poco más abajo, entonces lo más inteligente será esperar a que se alcance dicho soporte antes de operar al alza. A eso me refiero con lo de combinar técnicas.

Más adelante intentaré escribir un post comentando cómo se pueden combinar las Ondas de Elliott y los niveles de Fibonacci para afinar nuestras proyecciones de los mercados. Pero es que podemos (y debemos) ir más allá. En mi caso, me suele funcionar muy bien tener las proyecciones realizadas mediante Elliott y, posteriormente, buscar los setups de entrada apoyándome en resistencias, directrices, medias móviles y divergencias de los gráficos. No quiere decir que vosotros lo hagáis exactamente así, pero os puede dar una idea de cómo se puede incorporar Elliott a una estrategia de especulación tradicional.


Con este artículo, y con el que vimos hace algún tiempo sobre las Ondas Impulsivas (estándar), yo creo que nos debe quedar una visión bastante clara de cómo identificar este tipo de patrones en los activos financieros. Obviamente, no vamos a ser los reyes del mundo Elliott sólo con esto, pero ya tenemos un punto inicial desde el que ir tirando del hilo, siempre y cuando queramos profundizar en esta técnica. Eso sí, tened cuidado con los textos que leéis sobre este tema, ya que hay mucho pseudo-elliottista por ahí y no es fácil encontrar documentación de calidad (gratuita) en las redes sociales más conocidas.

Pues nada, eso es todo lo que quería comentaros con respecto a las Ondas Extendidas de Elliott. Si queréis hacerme alguna pregunta al respecto, aquí debajo podéis dejarme un comentario. Del mismo modo, si queréis puntualizar algo, también sois bienvenidos. Seguro que algunos de vosotros tenéis mayores conocimientos que yo sobre este Principio. ¡Muchos lectores estarán encantados de leer vuestras opiniones!

Saludos.

jueves, 21 de septiembre de 2017

Club 2040: La rentabilidad cae al +5%

La verdad es que los últimos meses están siendo complicados en los mercados europeos y, por desgracia, nuestra cuenta de largo plazo está comenzando a resentirse. Llegados a este punto, lo más probable es que durante las próximas semanas comencemos a establecer ciertas coberturas en algunos sectores de nuestra cartera. La idea es llegar a octubre con el menor daño posible, ya que en ese mes suelen producirse los grandes suelos estacionales. Eso sí, no sería razonable abandonar posiciones a diestro y siniestro, lo correcto es ir saliendo de aquellos activos que muestren un mayor deterioro técnico.

Club 2040: La rentabilidad cae al +5%


En el anterior repaso realizado, comentábamos que había comenzado a producirse una corrección en la mayoría de los índices mundiales (ver post Club 2040: Corregimos hasta +6% de rentabilidad). Por desgracia, durante las vacaciones los mercados europeos han entrado en una tendencia lateral-bajista que no promete ser muy gratificante. El Ibex, tras un incesante zigzag, ha acabado perdiendo 1 punto en estas últimas semanas, resultado idéntico al del Nikkei. El Eurostoxx se encuentra exactamente en el mismo lugar que a principios de julio, mientras que el SP500 ha sido capaz de ganar 2 puntos durante este tiempo. Los mercados emergentes han sido los grandes beneficiados, ya que han completado un rally de 9 puntos en las últimas 8 semanas.


En el gráfico anterior podemos observar la evolución tanto de la cuenta como del mercado europeo. La caída desde los máximos de mayo resulta más que evidente. La cartera ha cerrado agosto con una plusvalía acumulada del +5%, lo que supone un descenso de 3 puntos desde los máximos del ejercicio. Por su parte, el Eurostoxx ha cerrado el mes con un rendimiento del 4%, una caída de 7 puntos desde el techo alcanzado en mayo. Esto hace que, a día de hoy, el diferencial a nuestro favor haya quedado reducido a 1 único punto. Sólo nos queda ver cómo evoluciona la cosa durante las próximas semanas.

Composición de la cartera Club 2040


Por lo que respecta a la composición de la cartera, durante el mes de agosto nos hemos visto obligados a realizar un cambio. En vista del deterioro de la mayoría de los principales mercados mundiales, hemos decidido cerrar las posiciones que teníamos abiertas en el fondo DWS Top Dividende, con un resultado acumulado del -2% en el ejercicio actual, y traspasarlas al Carmignac Patrimoine. Preferimos mantenernos al margen de la renta variable global durante las próximas semanas. Si, finalmente, el entorno mejorase nuevamente durante el mes de octubre, volveríamos a incorporarnos al activo para disfrutar del movimiento alcista correspondiente. No hay prisa.

Dicho lo anterior, las posiciones que a día de hoy tengo activas con lotaje del 100% son las siguientes: Carmignac Patrimoine con un rendimiento del 0%, Bestinfond con un +8%, Bestinver Bolsa con un +8%, Templeton Frontier Markets con un +4%, M&G Optimal Income con un +2% y Robeco Emerging Conservative con +8%. El resto de los fondos los mantenemos en cartera, pero con un 10% del lote máximo (como ya sabéis, 10% es el lotaje mínimo que actualmente tengo establecido para los activos de la cuenta de largo plazo).


La verdad es que la venta de nuestro fondo global nos está diciendo que hay algo que empieza a no cuadrar en el mercado. Todavía la cosa no es demasiado preocupante, pero es una señal clara de alerta: no es el momento de bajar la guardia. La posición en DWS Top Diviende la abrimos en marzo-2016 en el nivel 114,62 y el cierre actual lo hemos ejecutado en 120,83. Por tanto, se trata de una rentabilidad total del +5% en 17 meses, un resultado bastante pobre para lo que esperábamos de los gestores de este producto. Todo parece indicar que ya ha pasado la época de los fondos con estrategias de dividendos, así que en 2018 aprovecharemos para enfocar la cartera hacia otra tipología de activo global.

Y nada más, eso es todo lo que había que contar con respecto a agosto. Las vacaciones ya son historia y ahora toca centrarse de nuevo en los movimientos de los mercados. Como hemos dicho más arriba, el objetivo es superar este complicado mes de septiembre y llegar en buena forma para tratar de aprovechar los presumibles rebotes del mes de octubre...

Saludos.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...