EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

domingo, 19 de junio de 2016

USD/CAD: Intento de reconstrucción alcista

Tras las persistentes caídas sufridas por el USD/CAD desde comienzos del presente año, durante estas últimas semanas el precio parece querer dibujar una figura de reconstrucción alcista. Los mínimos del mes pasado podrían ser el origen de un incipiente canal alcista. Sin embargo, todavía es pronto para confirmar la formación de dicha estructura  y no nos va a quedar más remedio que esperar al desenlace del actual tramo ascendente para tener una pauta más definida.

USD/CAD: Intento de reconstrucción alcista


El dólar canadiense alcanzó un máximo, durante el pasado mes de enero, en torno al nivel 1,4670. La sobrecompra en aquel momento era enorme, por lo que a nadie debió sorprender que poco después se iniciara un tramo correctivo. Sin embargo, la magnitud de la caída sufrida durante los siguientes meses probablemente ya no fuese tan predecible. En mayo llegó a alcanzarse un mínimo en 1,2460, lo que supuso un espectacular descenso total de 2.210 pips en tan sólo 4 meses.

Tip: Aquí podéis echarle un vistazo al Análisis técnico del NZD/USD

Desde esa fecha, el par ha comenzado a dibujar mínimos ascendentes. Aunque todavía es pronto para decirlo, podríamos estar ante el nacimiento de un nuevo canal alcista. El primer tramo del mismo coincidiría con el impulso al alza del mes de mayo y el segundo tramo lo identificaríamos con la corrección vivida durante la primera quincena de junio. Así pues, ahora mismo estaríamos ante el inicio del tercer tramo (alcista) del canal.



En el gráfico anterior podemos observar todo lo comentado de una forma más visual. El actual impulso alcista, originado en el nivel 1,2650, podría prolongarse hasta el anterior máximo relativo, situado en 1,3200. Eso sí, hemos de tener en cuenta que aún se trata de un canal experimental y que, por tanto, podrían no cumplirse los objetivos previstos. En realidad, existen otros posibles canales alternativos, pero en la imagen he preferido dibujar el que me parece más probable a día de hoy.

USD/CAD: Análisis del gráfico semanal


En el gráfico semanal podemos ver el impresionante canal alcista que guió el movimiento del dólar canadiense durante los pasados años. La subida desde el nivel 1,0600 (junio-2014) hasta la cota 1,4700 (enero-2016) es simplemente espectacular. Sin embargo, tal y como se puede apreciar, hace ya algunos meses que perdimos la directriz alcista de largo plazo. Por ahora la corrección se ha frenado en el mencionado mínimo del nivel 1,2460.

Desde una perspectiva más global, queda pendiente confirmar si los ascensos iniciados el mes pasado son el relanzamiento de la tendencia alcista de fondo o si, por contra, son únicamente una parada de un viaje cuyo destino se encuentra en niveles más profundos. Como he dicho más arriba, todavía no tenemos los suficientes datos como para aventurar una respuesta a esa disquisición. Yo apuesto por las alzas, pero con el rabillo del ojo estaré asegurándome de que el precio no pierda el último mínimo relativo (1,2650).


Teniendo en cuenta lo anterior, en las próximas sesiones podríamos intentar buscar setups alcistas en este par. Para ello, es importante que nos fijemos en la superación de las resistencias claves que se vayan formando en los timeframes H4 / H1. Recordemos que las figuras del gráfico semanal no son aptas para hacer trading. Los gráficos de plazos largos nos exigirían operar con stoploss muy holgados y, por tanto, cualquier error en la identificación de setups se traduciría en la cancelación de nuestra cuenta.

Pues nada, eso es todo por lo que respecta al USD/CAD. Durante las próximas sesiones tendremos que estar muy atentos a los movimientos del par, ya que es necesario que confirmemos lo antes posible la validez del canal experimental dibujado.

Saludos.

sábado, 18 de junio de 2016

Indices Sectoriales IGBM de la Bolsa. ¿Cuáles son? (1)

La mayoría de los inversores (incluso los principiantes) tiene muy claro cuáles son los 35 componentes del índice Ibex-35. Por contra, pocos de ellos sabrían decir cuáles son los sectores de actividad en los que se divide la Bolsa de Madrid. Y, menos aún, cuáles son las empresas que componen cada uno de estos índices sectoriales.

Sectores y Subsectores de la Bolsa de Madrid


Todos los componentes de la Bolsa de Madrid (ya sean las empresas que figuran en el Ibex-35 como las que forman parte de cualquier otro de los índices Ibex) están encuadrados en un Sector de Actividad determinado (y en un Subsector asociado). Por tanto, además de cotizar en alguno de los índices Ibex, también cotizarán en su correspondiente índice sectorial.

Ahora os estaréis preguntando: ¿Y cuántos sectores hay? Os resuelvo la duda: actualmente, en la Bolsa de Madrid tienen definidos 6 sectores y 29 subsectores de actividad. Cualquier empresa que se os ocurra (y que cotice en bolsa, obviamente) aparecerá en alguno de esos sectores y subsectores.


Conocer el subsector al que pertenece un ticker nos puede ser útil a la hora de diversificar las posiciones que tenemos abiertas en función de la estructura de nuestra cartera. No sería muy inteligente que la mitad de las acciones de nuestro portfolio fuesen bancos, ya que una caída centrada en el sector bancario haría que nuestra cuenta se hundiese aunque el resto del mercado no lo estuviese haciendo tan mal.

¿Cuáles son los Sectores de la Bolsa de Madrid?


Ahora que ya sabemos que en la Bolsa de Madrid hay 29 subsectores, pasamos a responder a la pregunta del título (¿Cuáles son los sectores?). A continuación, vamos a ir examinando cuáles son esos 6 sectores y 29 subsectores, así como cuáles son las empresas que componen cada uno de los índices sectoriales. Son los siguientes.


1. Sector Petróleo y Energía



En este índice sectorial están incluidas todas las empresas pertenecientes a las actividades eléctricas, gasistas y petroleras. En el mundo anglosajón estas compañías son las comúnmente denominadas Utilities. Históricamente ha sido un sector defensivo donde refugiarse cuando los mercados estaban cayendo (según la teoría de ciclos de la Bolsa). Sin embargo, últimamente esto ha cambiado bastante con la aparición de las empresas de energías renovables y ahora hay que dedicar algo más de tiempo a la selección de compañías defensivas.


Dentro de este sector podemos encontrar 3 subsectores, dos de ellos tradicionales y un tercero de más reciente creación.

1º) Petróleo: Se trata de un subsector unitario compuesto por la empresa Repsol. En la Bolsa de Madrid vamos a encontrar varios subsectores unitarios, debido a que el número de empresas cotizantes en la totalidad del mercado no es demasiado elevado (sobre todo cuando lo comparamos con los mercados más desarrollados del mundo).

2º) Electricidad y Gas: Aquí tenemos a varias compañías veteranas y Blue Chips del mercado español. El subsector está compuesto por Enagás, Endesa, Gas Natural, Iberdrola y Red Eléctrica Corporación. Esto es lo que yo denominaría una cartera defensiva por excelencia.
 
3º) Energías Renovables: Este fue el último subsector en incorporarse a este bloque y lo hizo arropado por el boom de las energías renovables. Sus componentes son Enel Green Power, Fersa, Montebalito y Solaria. Como ya os podéis imaginar, hay que tener mucho cuidado con considerar estas acciones como defensivas, aunque se encuentren enmarcadas dentro del sector energético. A pesar de todo, se trata de empresas con un gran futuro por delante, aunque sus gráficos van a convivir con una gran volatilidad durante muchos años.


2. Sector Materiales Básicos, Industria y Construcción



Este índice sectorial abarca todas las compañías involucradas en actividades industriales, de construcción o de producción de materiales básicos. Se trata de un bloque muy interesante, ya que engloba a las grandes empresas que conforman el tejido industrial de nuestro país.


Este sector está compuesto por nada menos que 7 subsectores y, como os podéis imaginar, contiene actividades bastante heterogéneas que van desde la construcción hasta la industria aeroespacial. Son los siguientes.

1º) Mineral, Metales y Transformación: Como su nombre indica, engloba a las compañías que trabajan con minerales o con metales tales como siderúrgicas o fabricantes de componentes para automóviles. Aquí están encuadrados Acerinox, Arcelor Mittal, CIE Automotive, Lingotes Especiales, Tubacex y Tubos Reunidos.

2º) Bienes de Equipo: Aquí están incluidas empresas que se dedican a la fabricación de bienes diversos tales como ascensores, máquinas expendedoras o aerogeneradores. Este subsector está compuesto por CAF, Azkoyen, Elecnor, Gamesa, Nicolás Correa y Zardoya Otis.

3º) Construcción: No necesita mucha presentación. Estas son las grandes compañías que se dedican a la construcción tanto de viviendas como del resto de tipos de edificaciones. En este subsector encontramos Acciona, ACS, FCC, Ferrovial, OHL, Sacyr y San José.


4º) Materiales Construcción: En esta sección podemos encontrar a las compañías satélites de las del punto anterior, ya que estas empresas se dedican a la fabricación de los materiales precisados por las constructoras. Los componentes del subsector son Cementos Portland y Uralita.

5º) Industria Química: También se trata de un subsector unitario. En esta ocasión está compuesto únicamente por el grupo químico Ercros. Por desgracia, en España no hay más empresas con esta actividad tan específica, por lo que si queremos invertir en industria química tendremos que hacerlo obligatoriamente a través de las acciones de Ercros.

6º) Ingeniería y Otros: A diferencia del bloque anterior, la actividad de Ingeniería está muy bien representada en nuestra bolsa doméstica. Aquí nos encontramos a Abengoa, Applus, Duro Felguera, Fluidra, GAM, Inypsa y Técnicas Reunidas. Se trata de un subsector bastante expansivo, así que sólo debemos invertir en él cuando veamos que hay buenas perspectivas económicas.
 
7º) Aeroespacial: Aquí tenemos otro subsector unitario. Aunque parezca extraño, en España tenemos una empresa que realiza esta actividad. Se trata del consorcio europeo aeronáutico Airbus, el mayor fabricante (junto con Boeing) de aeronaves y de equipos aeroespaciales del mundo.
 

3. Sector Bienes de Consumo



En este sector podemos encontrar a las compañías que operan en actividades tan diversas como la de alimentación, textil, papel o farmacéutica. Básicamente, se trata de todas aquellas empresas que fabrican productos que posteriormente van a ser usados por el consumidor final. Por tanto, estamos ante empresas muy cercanas al gran público o, al menos, los productos que elaboran son cercanos puesto que casi todos nosotros los terminamos usando de forma cotidiana.


Este sector está compuesto por 5 subsectores, que cubren desde actividades de primera necesidad (como alimentación y bebidas) hasta actividades relacionadas con el mundo de la salud (como productos farmacéuticos). Son los siguientes.

1º) Alimentación y Bebidas: No hay mucho que explicar de este subsector: aquí tenemos a las empresas que se dedican a la producción de alimentos y bebidas (así como de los envases que se emplean para almacenarlos). Se trata de las siguientes: Barón de Ley, Bodegas Riojanas, Deoleo, Ebro Foods, Natra y Viscofán.

2º) Textil, Vestido y Calzado: El nombre de este subsector es muy descriptivo, así que en este bloque vamos a encontrar a las empresas que se dedican a la venta de productos textiles y de calzado. Sin más preliminares, diré que los componentes son Adolfo Domínguez, Dogi e Inditex.

3º) Papel y Artes Gráficas: Aunque resulte algo curioso a primera vista, la realidad es que el subsector de Papel y Artes Gráficas es un bloque que se puede considerar como poblado. En España tenemos bastantes cotizadas que se dedican a la producción de papel y a otras actividades derivadas de dicha labor. Son las siguientes: Adveo, Ence, Europac, Iberpapel y Miquel y Costas.


4º) Productos Farmacéuticos: Pues eso: estas son las compañías españolas que se dedican a la investigación y fabricación de productos farmacéuticos, tanto de fármacos como de otros tipos de artículos relacionados con la salud. Aquí estarían incluidas las famosas empresas de Biotecnología. La lista de este subsector es bastante extensa, pero vamos con ella: Almirall, Biosearch, Faes Farma, Grifols, Prim, Reig Jofre, Rovi y Zeltia.

5º) Otros Bienes de Consumo: En este subsector (unitario) aparecerán aquellas empresas que se dediquen a la producción de bienes de consumo y que no pueden ser encuadradas en ninguno de los bloques anteriormente examinados. Actualmente aquí nos encontramos con una única compañía: Vidrala.


El próximo día, en un nuevo post, continuaremos viendo los índices sectoriales que componen la Bolsa de Madrid. Nos queda pendiente revisar el sector de Servicios de Consumo, el sector de Servicios Financieros e Inmobiliarios y el sector de Tecnología y Telecomunicaciones. Por supuesto, también hablaremos de los distintos subsectores contenidos en cada uno de ellos.

Eso es todo por ahora. Ya solo me queda emplazaros a la segunda parte del artículo, donde completaremos el análisis de los índices sectoriales IGBM que hemos comenzado a examinar hoy.

Saludos.

jueves, 16 de junio de 2016

Club 2040: Entramos en positivo con un +1%

Aunque parezca mentira, han tenido que pasar 5 meses para tener la oportunidad de afirmar que nuestra cartera de largo plazo acumula una rentabilidad positiva. Cierto es que el mes de mayo no ha sido espectacularmente alcista, pero al menos ha servido para añadir esos puntitos que nos faltaban para entrar en el terreno de las plusvalías. Ahora habrá que ver si somos capaces de mantener estas ganancias durante los meses de verano, que no prometen ser especialmente cómodos.

Club 2040: Entramos en positivo con un +1%


El mes pasado resaltábamos el hecho de que habíamos conseguido recuperanos de todas las pérdidas sufridas a principios de ejercicio (ver post Club 2040 - Volvemos a la casilla de salida). Durante el mes de mayo nuestra cuenta ha continuado ascendiendo ligeramente, y ahora la noticia es que por fin hemos sido capaces de entrar en terreno positivo. Este es el escenario en el que nos hubiese gustado estar desde el mes de enero.

A pesar de todo, hay que tener en cuenta que los índices europeos aún no han roto las resistencias clave y, por tanto, toda esta subida puede ser flor de un día. Lo más probable es que, durante las próximas semanas, los mercados se muevan en un rango lateral más o menos tranquilo. Y el destino del próximo movimiento tendencial de largo plazo quedará sellado, ya sea en un sentido u otro, en función de los resultados del Brexit. Sin lugar a dudas, el referendum inglés será el catalizador de las bolsas europeas.


En el gráfico anterior podemos observar la evolución de la cartera de largo plazo durante el mes de mayo. Como vemos, la rentabilidad de la cuenta ha subido ligeramente hasta el +1%. Por lo que respecta a nuestro benchmark, el Eurostoxx ha cerrado el mes de mayo con un rendimiento del -9%. Por tanto, seguimos conservando una diferencia a nuestro favor de 10 puntos porcentuales.

Composición de la cartera Club 2040


Por lo que respecta a la composición de la cartera, comentar que durante el mes de mayo no hemos realizado ningún cambio. Seguimos conservando la misma estructura de hace 4 semanas y la idea es afrontar el Brexit con ella. De todas formas, si ocurre algo inesperado de aquí al referendum, obviamente tomaré las medidas oportunas. Aunque se trate de una cuenta de largo plazo, eso no quiere decir que no podamos reaccionar ante acontecimientos de riesgo.

Dicho esto, las posiciones que a día de hoy tengo activas con lotaje del 100% son las siguientes: DWS Top Dividende con un rendimiento del +2%, Bestinfond con un +3%, Bestinver Bolsa con un -3%, Templeton Frontier Markets con un -3% y M&G Optimal Income con un +2%. Con un lotaje del 50% tengo Carmignac Securite con un rendimiento del +1%. El resto de los fondos los mantenemos en cartera, pero con un 10% del lote máximo (como ya sabéis, 10% es el lotaje mínimo que actualmente tengo establecido para los activos de la cuenta de largo plazo).



Un mes más, los índices europeos continúan sin superar las resistencias clave. Si el resultado del referendum inglés fuese favorable a la permanencia en la Unión Europea, entonces sí que podríamos tener detonante alcista de gran magnitud. Por contra, si finalmente se concreta el Brexit, entonces tendremos que seguir esperando algunos meses más antes de ver a los índices europeos atacar los máximos del pasado año. No nos queda más remedio que adaptarnos a los movimientos del mercado.

Pues nada, eso ha sido todo por lo que respecta al mes de mayo. Tal y como hemos mencionado, en junio tendremos que mantener la tranquilidad y estar muy atentos al Brexit. Es importante no subestimar los catalizadores de los mercados...

Saludos.

martes, 14 de junio de 2016

NZD/USD: Alcanza el techo del canal alcista

Tras la espectacular subida las últimas semanas, el NZD/USD ha vuelto a alcanzar, una vez más, el techo del canal alcista de medio plazo. El giro sobre dicho nivel es más que probable, escenario que viene reforzado por la vela envolvente bajista dibujada justo sobre el nivel superior del canal. Durante las próximas sesiones tendremos que estar atentos a los movimientos bajistas, pues tarde o temprano podría aparecer un buen setup de entrada.

NZD/USD: Alcanza el techo del canal alcista


El pasado mes de abril el dólar neozelandés marcó un máximo en torno al nivel 0,7050. En ese momento se inició un descenso que acabó bruscamente al marcar un mínimo en 0,6680. En realidad, la caída acabó antes de lo previsto, pues personalmente esperaba al precio en la directriz alcista del canal, que circulaba en torno al nivel 0,6500. Pero bueno, no hay que discutir con el mercado, simplemente se aceptan sus movimientos y nos adaptamos.

Tip: Aquí podéis echarle un vistazo al Análisis técnico del USD/CHF

Tras establecer el mencionado mínimo, durante el mes de junio se ha producido una subida fulminante. De hecho, esta misma semana se ha marcado un máximo en 0,7140, lo que supone un movimiento alcista de +460 pips en tan sólo 8 sesiones. Pero lo más interesante de todo es que el par ha alcanzado de nuevo el techo del canal de medio plazo. Por tanto, en esta cota se multiplican las posibilidades de que veamos el inicio de un nuevo tramo bajista.


En el gráfico anterior podemos ver que, nada más marcarse el máximo, se ha dibujado una vela envolvente bajista. Esto refuerza el escenario bajista de corto plazo y hace que activemos nuestro radar para detectar setups de posibles operaciones sell. Como ya sabéis, estos setups tendremos que buscarlos en los timeframes H4/H1, ya que los gráficos diarios sirven únicamente para identificar el sentido general de los movimientos de los mercados.

NZD/USD: Análisis del gráfico semanal


En el gráfico semanal se aprecia como hace algún tiempo que el NZD/USD rompió la línea de tendencia bajista de largo plazo. Desde entonces parece haber iniciado un movimiento ascendente enmarcado por el canal dibujado. Todavía no tengo del todo claro que esa sea la inclinación definitiva del canal, pero por ahora nos puede servir como pauta orientativa. Hay que tener en cuenta que las tendencias suelen nacer con una inclinación que posteriormente se va refinando, una vez que se hayan completado 3 ó 4 tramos del movimiento.

En cualquier caso, actualmente parece que hemos llegado a un alto en el camino de subida. Eso significa que, desde el cierre actual en 0,7040 hasta el mínimo anterior en 0,6680, puede producirse una caída de 360 pips. Por tanto, aunque no tengamos aún muy clara la estructura definitiva del canal alcista, hay espacio suficiente para ganar bastantes pips con una operativa bajista entre los dos niveles mencionados. Personalmente, me conformo con capturar +180 pips...


En resumen, me reafirmo en lo comentado en el gráfico diario. Durante las próximas sesiones estaremos atentos a la formación de soportes en los timeframes H4/H1 de este par. La ruptura de alguno de ellos podría darnos la oportunidad de incorporarnos al tramo bajista con alguna de nuestras estrategias de trading. Eso sí, por debajo del mínimo 0,6680 ya deberíamos tener cuidado con los setups bajistas, ya que hay que tener en cuenta que (al fin y al cabo) nos encontramos dentro de una canal alcista y en cualquier momento se podría generar un nuevo tramo ascendente.

Pues nada, eso es todo por lo que respecta al par NZD/USD. Lo dicho, prestemos atención a los setups bajistas durante las próximas sesiones. Alguno de ellos nos puede servir para añadir 180 pips adicionales al beneficio de nuestra cuenta...

Saludos.

sábado, 11 de junio de 2016

Invertir en Petróleo o invertir en Bolsa (y 2)

Hace algunas semanas comenzamos a examinar una comparativa entre la inversión en Petróleo y la inversión en bolsa (tanto en España como en otros lugares del mundo). La idea era tratar de determinar dónde sería más recomendable ubicar nuestro capital, tanto en términos de rentabilidad como de volatilidad. Para ello, la propuesta del blog era partir del estudio de la evolución histórica de dichos activos durante los últimos 20 años.

En la primera parte del post estuvimos revisando los ciclos de largo plazo y de medio plazo (ver post Invertir en Petróleo o invertir en Bolsa - 1). Hoy examinaremos el ciclo de corto plazo del mercado energético. Y, para cerrar el estudio, comentaremos cuál ha sido el comportamiento del drawdown tanto para el Petróleo como para la bolsa. Vamos con ello.

¿Invertir en Brent fue mejor a corto plazo?


Ahora toca revisar el gráfico de más corto plazo. Para ello, nos vamos a centrar en el ciclo 2011-2016 y ver el comportamiento del crudo durante los últimos 5 años. Básicamente, lo que queremos ver es si se confirman las conclusiones extraídas durante los períodos de medio/largo plazo o si, por contra, algo está cambiando en el mercado en tiempos recientes. Vamos con ello.

Comparativa entre Petróleo, Bolsa y Bonos a corto plazo (2011-2016)

En el gráfico anterior, nada nuevo. Tenemos, al igual que en los dos casos anteriores, las curvas del Brent, de los Bonos españoles a 10 años y de diversas Bolsas. Los resultados durante estos 5 años han sido las siguientes. El crudo cerró el período con una minusvalía del -54%, mientras que los Bonos alcanzaron un rendimiento del +17%. Por lo que respecta a los mercados bursátiles, el SP500 TR cerró con una rentabilidad del +71%, el Ibex TR con un +14% y el MS Emergentes TR con un -22%. Finalmente, comentar que el IPC se quedó en torno a un +3%.

Desde un punto de vista anualizado, los resultados quedarían traducidos del siguiente modo. Primero, las malas noticias. En el período 2011-2016 el Crudo habría obtenido una minusvalía del -15% anualizado. En cuanto a la renta fija, los Bonos españoles a 10 años se quedaron en un rendimiento del +3%. Por lo que respecta a las Bolsas, el SP500 TR alcanzó un sobresaliente +11%, el Ibex TR un moderado +2% y el MS Emergentes TR un -5%. En paralelo, la inflación durante este ciclo se quedó en torno a un 0% anualizado.

Los resultados que se pueden extraer de este gráfico son significativos. En los últimos 5 años hubiese sido mucho mejor invertir en Bolsa que invertir en Petróleo (+11% frente a -15% anualizado). Se nota que los mercados bursátiles ya han dejado atrás la crisis inmobiliaria de 2008 y que, sin embargo, la crisis del Petróleo de 2014 todavía está en pleno apogeo. De hecho, invertir en Bonos también hubiese sido más rentable que la inversión en Crudo.


Por tanto, en relación con el Petróleo las conclusiones a 5 años siguen siendo las mismas que a medio y a largo plazo: invertir en el Brent hubiese sido una decisión mucho peor que la de invertir en Bonos o Bolsa. De hecho, a corto plazo la diferencia a favor de las Bolsas ha sido mucho mayor que en los ciclos anteriores. Obviamente, este escenario ha sido causado por la crisis del Petróleo de 2014. Pero bueno, en resumidas cuentas, la consecuencia es que tenemos que seguir manteniendo la afirmación que hicimos anteriormente: el Petróleo sirve para especular pero no para hacer un Buy&Hold a largo plazo.

Un vistazo al Drawdown en Petróleo y Bolsa


La verdad es que, una vez repasados los 3 gráficos anteriores, las conclusiones son devastadoras para la inversión en Petróleo a largo plazo. Si alguna vez las tuve, desde ahora mismo ya se me quitaron las ganas de manejar los mercados de materias primas del mismo modo que los mercados de acciones. No es solamente que el Crudo lo haya hecho peor que las Bolsas, es que también lo ha hecho peor que los Bonos. Así que, ya sabéis, el oro negro lo reservamos para especular, nada de Buy&Hold con él.

De todas formas, me gustaría ahora dedicar algo de tiempo a la revisión del drawdown comparado de los activos que hemos estado viendo a lo largo del artículo. Viendo la rentabilidad anualizada alcanzada por cada uno de ellos, ya sabemos que el Petróleo no va a salir bien parado. Pero bueno, siempre me gusta echarle un vistazo a este parámetro, así que hagamos algunos cálculos adicionales para cerrar el estudio de hoy. Recordad: cuanto menor sea el drawdown (en valor absoluto), mejor para nosotros.

A continuación, paso a detallar brevemente cuáles son las conclusiones que se pueden extraer, con referencia al drawdown, de cada uno de los plazos tratados.



- Ciclo 20 años (1996-2016): Mirando a los gráficos anteriores, se puede apreciar que en el ciclo de 20 años el drawdown del Petróleo fue del -68%. Por lo que respecta a las Bolsas, el drawdown del SP500 TR fue del -41%, el del Ibex TR del -47% y el de los Emergentes del -55%. En cuanto a los Bonos, este parámetro se quedó en 0%. En cualquier caso, con referencia a la Bolsa o al Brent, estamos hablando de valores muy elevados y difíciles de soportar para una cuenta de inversión promedio.

- Ciclo 10 años (2006-2016): En cuanto al ciclo de 10 años, la verdad es que la foto no cambia demasiado. El drawdown del Crudo sigue siendo del -68%. Mientras tanto, el SP500 TR se quedó en un -41%, el Ibex TR en un -38% y los Emergentes en un -55%. Junto a ellos, el drawdown de los Bonos fue del 0%. Al igual que en el caso anterior, seguimos hablando de porcentajes muy altos para una década de inversión.

- Ciclo 5 años (2011-2016):  Por lo que respecta al ciclo de más corto plazo de 5 años, aquí la cosa sigue en la misma línea. En esta ocasión el drawdown del Brent continúa fijado en el -68%. En cuanto a las Bolsas, el del SP500 TR es del -10%, el del Ibex TR del -12% y el de los Emergentes del -23%. Por otra parte, el drawdown de los Bonos vuelve a estar en 0%. A más corto plazo, por tanto, ya podemos ver que la de las Bolsas es una caída desde máximos mucho más controlada que la del Petróleo.


Así que, una vez revisados los ciclos de inversión, la idea queda bastante clara. El drawdown del Brent es superior al drawdown de las Bolsas, tanto en plazos largos como en plazos cortos. De hecho, a 5 años la diferencia entre ambos activos se hace más evidente que nunca. Esto es debido a que la crisis del petróleo de 2014 aún está muy reciente, mientras que la última gran crisis de los mercados bursátiles, allá por el año 2008, ya comienza a quedar en el olvido. En cualquier caso, estamos hablando de un drawdown inasumible para cualquier tipo de estrategia de inversión.

Conclusiones para invertir en Crudo


Después de todos los puntos analizados en el estudio, yo creo que hay una idea central que podemos sacar en claro. En general, la rentabilidad anualizada de las Bolsas va a ser superior a la del Petróleo, sobre todo si nuestro horizonte es de largo plazo. Además, lo más relevante es que con los mercados bursátiles conseguiríamos mejor rendimiento con un drawdown más controlado.


Por tanto, a la vista de todos estos datos, ¿qué sería lo más recomendable? ¿invertir en Bolsa o invertir en Petróleo? En realidad, aquí no habría mucha discusión. Todos los gráficos analizados coinciden en comunicarnos que vamos a obtener muchas más plusvalías si nos posicionamos en los mercados bursátiles. A largo plazo no hay forma de rebatir esta conclusión.

En general, la mayoría de los sistemas de gestión pasiva de carteras suelen ignorar el Petróleo. Normalmente, se suele incluir ponderación en Bolsa, en Bonos, en Bienes Inmuebles y, en algunos de ellos, incluso en Metales. Pero rara vez nos encontraremos con una estrategia que nos pida dedicar una parte de nuestra cuenta de largo plazo a la inversión en Brent. Ahora, una vez vistos los gráficos anteriores, sabemos la razón de que esto sea así.

Llegados a este punto, quiero recalcar que aquí estamos comparando un Buy&Hold sobre la Bolsa con un Buy&Hold sobre el Brent. Por supuesto, al igual que hay sistemas de trading específicos para el mercado bursátil, también existen estrategias de inversión orientadas al mercado de materias primas energéticas. Si las aplicamos bien, lo más normal es que dichas estrategias nos permitan superar ampliamente la rentabilidad anualizada del Petróleo en las últimas dos décadas (+4%). Os animo a que echéis un vistazo a las que ya hemos presentado en el blog.



Comentar que en el estudio del post nos hemos centrado en los precios del Brent, que es el petróleo extraído en el Mar del Norte. Sin embargo, las conclusiones serían extrapolables al WTI (West Texas Intermediate), que es el petróleo producido en Texas. Las diferencias entre ambos gráficos son reducidas y, por tanto, no merecería la pena dedicar otro artículo a analizar los resultados del crudo norteamericano.

Pues nada, eso es todo lo que quería comentaros con respecto a este tema. Espero que os sirva de ayuda a la hora de decidir si queréis invertir en Petróleo o en alguna otra materia prima energética. En cualquier caso, al menos os valdrá para aprender algo más sobre estos tipos de inversiones...

Saludos.

viernes, 10 de junio de 2016

Fuerza Ibex: Liquidez y un poco más de paciencia

Pues nada, ya terminó el mes de mayo y la verdad es que siguen sin producirse muchos cambios en nuestra cuenta Ibex. Aunque el mercado ha recuperado cierta fortaleza, creemos que todavía no ha llegado el momento de subirse al tren y, por tanto, seguimos en liquidez total. Por desgracia, no hay mucho más que resaltar: durante las próximas semanas habrá que prestar atención a posibles rupturas de resistencias importantes.

Fuerza Ibex: Liquidez y un poco más de paciencia


En el repaso del mes anterior comentábamos que la cuenta había conseguido entrar en terreno positivo y que íbamos a seguir posicionados en renta fija (ver post Fuerza Ibex - Ligeras subidas hasta el +1%). Durante las últimas semanas el Ibex parece estar mejorando su aspecto alcista pero la realidad es que aún no ha sido capaz de superar las resistencias clave. Por tanto, prefiero no anticiparme al índice doméstico y esperar hasta que el precio me dé la señal de entrada.

En líneas generales, mientras no seamos capaces de superar el nivel 9.300 puntos lo mejor es quedarse totalmente al margen. Por encima de dicha cota podríamos, con prudencia, empezar a añadir posiciones a nuestra cartera. En cualquier caso no tengo intención de aumentar la exposición a renta variable hasta el 100% mientras el Ibex no sea capaz de confirmar la superación del nivel 9.800 puntos.


En el gráfico anterior podemos ver la evolución de la cartera Fuerza Ibex durante las últimas 4 semanas. Al estar posicionados en renta fija de corto plazo, la variación es mínima y la cuenta ha cerrado el mes de mayo con una rentabilidad del +1%. Por lo que respecta al Ibex, nuestro índice lleva acumulada en el ejercicio una minusvalía del -8%. Por tanto, la diferencia a nuestro favor se mantiene en torno a 9 puntos.

Composición de la cartera Fuerza Ibex


Por lo que respecta a la composición de la cartera, vamos a continuar un mes más al margen de la renta variable. Para el que tenga curiosidad, comentar que ya llevamos 9 meses en liquidez, lo que nos ha servido para superar con tranquilidad todos los vaivenes que ha sufrido el mercado español durante este tiempo. Tal y como he dicho más arriba, mientras no superemos los 9.300 puntos, continuaremos añadiendo meses a este récord de ponderación en liquidez.

Por tanto, vamos a continuar posicionados en el fondo Carmignac Patrimoine para las próximas semanas. Seguiremos esperando ahí a que el mercado confirme el movimiento en un sentido u otro. Tranquilidad, si el Ibex finalmente sale al alza, ya tendremos tiempo de incorporarnos con alguna de nuestras estrategias de trading. Y si, por contra, el índice se gira y vuelve a caer, entonces será mejor no estar invertido en ninguno de sus componentes.



Ahora ya no nos queda mucho más que hacer. Simplemente nos toca estar pendientes de las resistencias mencionadas más arriba (9.300 puntos y 9.800 puntos) y actuar únicamente cuando alguna de ellas sea superada. Mientras tanto, lo mejor es conservar la paciencia y tratar de dedicarnos a otra cosa. Cuanto menos miremos el gráfico, más fácilmente podremos resistir el impulso de incoporarnos al mercado sin el soporte de un setup de entrada.

Pues nada, eso es todo por lo que respecta a mayo. Ahora ya toca concentrarse en el mes de junio. Veamos si el resultado del Brexit hace de catalizador del mercado, ya sea en un sentido u otro...

Saludos.