EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

sábado, 29 de abril de 2017

Estrategia de Fuerza Relativa - Experimento

Para terminar con la serie de artículos que hemos dedicado a la estrategia de Fuerza Relativa, hoy vamos a echar un vistazo a los resultados de un experimento. El objetivo será revisar el rendimiento obtenido con una cuenta real en la que se estuvo aplicando únicamente el mencionado sistema de Fuerza Relativa. La valoración de estos datos nos servirá para estimar la potencia de esta técnica y qué es lo que podemos esperar de ella a largo plazo.

En el último post relacionado con este tema estuvimos viendo las reglas de control del riesgo necesarias para completar la estrategia de Fuerza Relativa (ver post Estrategia de Fuerza Relativa - Control del Riesgo). Con eso ya quedó concluida la revisión de los pasos específicos que había que seguir para poner en práctica el sistema. Para ampliar la teoría, hoy vamos a echar un vistazo a qué es lo que ocurriría si empezamos a emplear la técnica con una cuenta real.

¿Pero esto de la Fuerza Relativa funciona de verdad?


Una vez que hemos explicado todos los pasos que habría que seguir para implementar una estrategia de Fuerza Relativa, muchos de vosotros os estaréis preguntando: ¿pero esto funciona de verdad? Muchas veces nos encontramos con sistemas que parecen estar muy bien sobre el papel pero luego, a la hora de la verdad, no tenemos forma de saber si van a funcionar o no. A mi me ha pasado alguna vez, incluso con estrategias célebres. Así que, si a mi me ha ocurrido, estoy seguro de que a vosotros también.

Sin embargo, en esta ocasión os puedo decir que he estado operando con este sistema de trading en una cuenta con dinero real. El experimento se prolongó durante un año entero (2015) y los resultados fueron más que notables. Hay que puntualizar que mi objetivo era batir al benchmark, por eso digo que los resultados fueron buenos. Si lo que estáis buscando es algo que os sirva para obtener una rentabilidad del 30% - 40% anual, entonces este sistema no es vuestro santo grial...


Aquí podéis ver la evolución de la cuenta durante 2015 en comparación con su benchmark. En este caso la estrategia la apliqué sobre el índice Ibex: en la imagen tenemos la curva del sistema en rojo (Fuerza Relativa) y la curva del Ibex-35 en verde. Tal y como se aprecia, mientras que el índice Ibex cerró en -8%, la estrategia de Fuerza Relativa cerró el ejercicio con un +7%. Por tanto, estamos hablando de una espectacular diferencia de 15 puntos en tan sólo un año, y eso operando únicamente con valores del Ibex.

Así que, en mi experiencia, os puedo comentar que esta estrategia funciona. ¿Qué quiero decir con que "funciona"? Pues me refiero a que el concepto de Fuerza Relativa es muy útil para batir a los índices Total Return. A largo plazo nos puede servir para ir incrementando el capital de nuestra cuenta en torno a un +15% anualizado. Estoy seguro de que a muchos de vosotros esto os parecerá un premio muy escaso, pero hay que tener en cuenta que el 95% de los gestores profesionales no alcanzan dicha rentabilidad.



Conclusiones sobre la estrategia de Fuerza Relativa


Tal y como hemos visto, aquí disponemos de una estrategia fácil de implementar para el inversor que no tiene tiempo de estar todo el día atento a las cotizaciones. Con unas simples rotaciones mensuales, este sistema es capaz de batir consistentemente a su índice benchmark (cosa que no puede decir todo el mundo). Y lo mejor de todo es que el concepto de Fuerza Relativa no es algo nuevo, así que podemos tener confianza en que se trata de una idea que va a mantener su vigencia durante los próximos años.

Como hemos dicho al principio, no es necesario usar este concepto en solitario. Podemos combinar (y, de hecho, muchas estrategias así lo hacen) la Fuerza Relativa con otros ratios fundamentales para tratar de extraer los títulos más prometedores para los próximos meses. Es más, la Fuerza Relativa también puede usarse en sistemas de trading basados en análisis técnico para, por ejemplo, establecer un filtro de los activos sobre los que queremos operar. Como vemos, el abanico de posibilidades es lo suficientemente amplio como para que podamos encontrar algo que encaje con nuestra filosofía.

Lo fundamental para que esta estrategia funcione es que seamos consistentes y no dejemos de hacer las revisiones (y rotaciones) tras cada ciclo mensual. Lo peor que podemos hacer es desmoralizarnos y abandonar el sistema en cuanto veamos que aparece un mes con pérdidas. Si hacemos eso pasaremos a incorporarnos a las filas del grueso de inversores que nunca conseguirá tener una cuenta de inversión rentable. Si no somos capaces de ser pacientes, nadie más va a serlo por nosotros..


En el post os he puesto un gráfico con el experimento que hice en 2015 con esta estrategia. Ahora lo suyo es que vosotros no os fiéis de mi y hagáis vuestros popios experimentos. Empezad a practicar con ella en un cuenta demo o en un broker que ofrezca cuenta de microlotes. En cuanto hayáis cogido confianza y hayáis verificado la rentabilidad potencial que se puede alcanzar con ella, entonces podéis pasar a operar en una cuenta de inversión normal. Vamos, nada nuevo. Esto es (básicamente) lo que siempre os recomiendo al enfrentaros con un nuevo sistema.

Pues nada, eso es todo por lo que respecta a la estrategia de Fuerza Relativa. Espero que las reglas básicas del sistema hayan quedado totalmente claras pero, si no es así, no dudéis en dejarme vuestras preguntas en el apartado de comentarios de aquí abajo.¡En cuanto pueda, os respondo!

Saludos.

martes, 25 de abril de 2017

Oro: Continúa la escalada alcista

Impresionante la subida que estamos experimentando en el metal precioso desde los mínimos marcados a finales del año pasado. Recordemos que en diciembre cotizaba a 1.120 dólares y actualmente lo tenemos circulando en torno al nivel 1.280. Aunque en estos momentos el Oro se ha encontrado con una directriz bajista de cierta relevancia, todo parece indicar que aún le queda un pequeño tramo de subida antes de tomarse un descanso en el impulso ascendente. No sería de extrañar que el movimiento mantuviese su fuerza hasta alcanzar el entorno de los máximos marcados a mediados del año pasado.

Oro: Continúa la escalada alcista


En el anterior repaso estuvimos comentando que el Oro había empezado a corregir el impulso desarrollado desde los soportes anuales (ver post Oro: Esperada corrección en el metal precioso). Posteriormente, la corrección se completó dejando un mínimo en el nivel 1.190 dólares. Ahí se produjo la reconstrucción alcista y se inició el rebote que ha dado lugar al impulso en el que nos encontramos inmersos actualmente, cuyo cierre semanal ha quedado en 1.284 dólares. A pesar de la rapidez de esta última subida, las proyecciones nos indican que aún quedaría espacio para alcanzar cotas superiores.


En el gráfico diario se puede apreciar el fulminante impulso desarrollado por el metal desde los mínimos del mes pasado. En las últimas sesiones el ascenso ha quedado temporalmente frenado por la directriz bajista de medio plazo. Sin embargo, el recuento de ondas indica que al ímpulso aún le quedaría cierto tramo al alza antes de dejar paso a la corrección subsiguiente. De hecho, el objetivo del movimiento actual está situado en el rango 1.325 - 1.350 dólares. Pero bueno, no adelantemos acontecimientos y dejemos que sean los gráficos los que nos indiquen cuál es la pauta que se acaba imponiendo en el medio plazo.

Oro: Análisis del gráfico de largo plazo


Pasamos ahora a analizar el gráfico semanal del activo. En él podemos ver que el metal precioso actualmente se encuentra desarrollando una figura correctiva alcista de largo plazo. Lo que en un principio comenzó siendo un A-B-C, actualmente parece haberse convertido en una onda W-X-Y más compleja. Si estamos en lo cierto, aún deberíamos ver el Oro alcanzado la cota 1.400 dólares antes de ser testigos de cómo se retoma la tendencia bajista de fondo. En cualquier caso, habrá que vigilar de cerca el soporte 1.120, ya que la pérdida del mismo nos indicaría que el impulso descendente ha comenzado antes de lo proyectado.


Volviendo al corto plazo, no nos va a quedar más remedio que esperar y ver el comportamiento del precio frente a la línea de tendencia bajista. Si nuestras proyecciones son correctas, entonces deberíamos aprovechar la superación de los 1.300 dólares para añadir nuevas posiciones al alza. Ese sería el momento indicado para activar nuestras estrategias de trading y buscar los setups correspondientes. Eso sí, tengamos cuidado de no anticiparnos, ya que una directriz de medio plazo es un obstáculo que nunca debe ser menospreciado. Pero bueno, mientras no se pierdan los 1.240, todo apunta a que el metal se irá a buscar el mencionado rango 1.325 - 1.350 dólares.

Saludos.

domingo, 23 de abril de 2017

NZD/USD: Pendientes del giro bajista

Las cotizaciones de las últimas semanas están sirviendo para alargar la corrección alcista iniciada a principios del mes de marzo. En el escenario actual, lo más probable es que veamos algunas subidas adicionales para completar una figura de Zigzarg. Sin embargo, el desplazamiento de mayor calado debe producirse en dirección bajista, así que durante las próximas semanas tendremos que estar atentos para no perdernos el giro del movimiento. Además, recordemos que la tendencia de largo plazo sigue siendo bajista, así que cualquier entrada ejecutada en ese sentido irá a favor de la corriente de fondo.

NZD/USD: Pendientes del giro bajista


En el anterior repaso estuvimos comentando que el NZD/USD estaba buscando el suelo del canal bajista (ver post NZD/USD: Buscando el suelo del canal). Tras aquel post, el par siguió cayendo hasta marcar un mínimo en el nivel 0,6910. Desde ese punto experimentó un fuerte rebote y se inició la corrección alcista en la que nos vemos envueltos en estos momentos, con un cierre actual en 0,7010. Todo parece indicar que aún queda un pequeño recorrido al alza hasta el entorno del nivel 0,7100, pero eso tendremos que ir confirmándolo durante las próximas sesiones.


En el gráfico diario anterior podemos visualizar la evolución de la corrección alcista en curso. Lo más normal es que la estructura se acabe completando mediante una clásica pauta de Zigzag, la más común de todas. Esto significa que, una vez alcancemos el final del patrón en torno al nivel 0,7100, debería darse inicio al quinto tramo del impulso bajista que se originó el pasado mes de febrero. ¿Cuál será el destino final de dicho impulso? Bueno, las proyecciones indican que deberíamos irnos a algún punto del rango 0,6800 - 0,6900, así que ahí podremos disfrutar de un movimiento de unos 250 pips de caída.

NZD/USD: Análisis del gráfico de largo plazo


Pasamos ahora a analizar el gráfico semanal, tal y como hacemos siempre. Lo más probable es nos encontremos inmersos en una estructura correctiva compleja W-X-Y de manera que, una vez alcancemos la base del canal alcista, se produzca el arranque de un nuevo tramo alcista de relevancia. Sin embargo, debemos ser precavidos porque existe la posibilidad de que el par ya haya finalizado su corrección y en estos momentos se esté dando inicio al subsiguiente impulso bajista. Tendremos que vigilar muy de cerca el soporte 0,6820 para decantarnos por un escenario u otro.


Volviendo de nuevo al más corto plazo, recordemos que todavía queda un pequeño tramo alcista. Por tanto, lo más recomendable ahora mismo es evitar operar al alza y esperar la aparición del inminente giro descendente. Ese será el momento ideal para activar nuestras estrategias de trading bajistas y comenzar a buscar los setups correspondientes. Si estamos atentos, podríamos incorporarnos al siguiente tramo a la baja en sus primeras etapas y disfrutar, como mínimo, de un movimiento hasta el soporte 0,6800. Y digo como mínimo porque, como hemos indicado anterioremente, existe la posibilidad de que los descensos se prolonguen aún más...

Saludos.

sábado, 22 de abril de 2017

Estrategia de Fuerza Relativa - Gestión del Riesgo

Hace algún tiempo estuvimos viendo los pasos necesarios para implementar una estrategia basada en el concepto de Fuerza Relativa. La idea es ir incluyendo en nuestra cartera aquellos activos que estén mostrando más fortaleza durante los últimos meses e irlos rotando periódicamente según vayan perdiendo impulso. Se trata de un sistema de inversión clásico y que históricamente ha mostrado su validez a largo plazo.

En su día ya estuvimos viendo cuáles eran los pasos que había que seguir para seleccionar los mejores activos y para hacer un seguimiento de los mismos (ver post Estrategia de Fuerza Relativa en Bolsa -  y 2). Para quien lo desee, hoy vamos a ver reglas adicionales relacionadas con el control del riesgo. Incluyendo estos puntos en el sistema conseguiremos una disminución de la volatilidad y nos protegeremos ante eventuales caídas de los mercados.

Gestión del riesgo en la cartera de Fuerza Relativa


Llegamos ahora al apartado de control del riesgo en nuestra estrategia de Fuerza Relativa. Anteriormente, como primera medida de control ya hemos tenido la precaución de diversificar nuestras posiciones: hemos puesto únicamente el 10% de nuestro capital en cada activo y nos hemos asegurado de no tener más de dos valores pertenecientes a un mismo tipo de inversión. Ahora la cuestión es: ¿qué ocurre si nuestros activos comienzan a caer bruscamente? ¿hemos de mantenerlos hasta la próxima revisión periódica o los vendemos antes de que la cosa empeore?

12º) Reponderar los activos al comienzo de cada ejercicio. Por razones diversas (OPA hostil, descubrimiento de un nuevo medicamento, noticia favorable, etc...), lo más normal es que con el tiempo la ponderación de cada activo se vaya alejando del 10% inicial que le correspondía a cada uno. Si, por ejemplo, un activo alcanzase una rentabilidad del 100%, entonces probablemente supondría el 20% (o más) del capital de nuestra cuenta y ese es un riesgo demasiado elevado que no debemos correr. Así que, de vez en cuando, es necesario proceder a reponderar la cartera.

Por tanto, para evitar estos problemas, habrá que recalibrar la cuenta al comienzo de cada ejercicio. En ese momento lo que haremos es, independientemente de la plusvalía acumulada, asignar otra vez el 10% del capital total a cada uno de los 10 valores de la cartera. De esta forma sabremos que, al menos una vez al año, se van a corregir las desviaciones que se hayan ido produciendo en los distintos activos.


13º) Establecer un stoploss del -10% para cada activo. Una vez que hayamos seleccionado los 10 activos que van a formar parte de nuestra cartera, procederemos a establecer un stoploss en cada uno de ellos. Dicho stop estará situado en el -10% del precio de cierre actual. Como alternativa, podemos usar un stop de 5-ATR diario (5 veces el valor del Average True Range) y de esa manera nos adaptaremos con mayor precisión al mercado de nuestro universo.

14º) Situar un trailing stop del -10% tras cada revisión mensual. A continuación, en cada revisión periódica mensual que realicemos tendremos que examinar si hemos de modificar el trailing stop (o no). Las posibilidades serán las siguientes.

- Trailing stop: si el título ha subido desde la última revisión periódica realizada, entonces procederemos a situar el stop un -10% por debajo del precio actual.

- Mantener stop: si el título ha bajado desde la última revisión periódica realizada, entonces mantendremos el stop en el mismo punto en el que se encuentre en ese momento, independientemente del precio actual del activo.


Al igual que en el punto anterior, si lo deseamos podemos cambiar el -10% por un trailing stop del orden de 5-ATR diario. Así, nuestro punto de escape se moverá en consonancia con la volatilidad del mercado trabajado.

En resumen, tendremos que establecer un stoploss inicial y, posteriormente, ir situando el correspondiente trailing stop de nuestras posiciones. Estas simples acciones nos van a permitir tener protegida nuestra cuenta y, en el caso de que se produzca un desplome en los precios, servirán para abandonar el mercado antes de que los descensos alcancen niveles dramáticos. En condiciones normales, estos stops nunca llegarán a ejecutarse y la rotación periódica nos hará vender antes de que dicho evento llegue a producirse (pero nunca está de más contar con ellos por si acaso).

Tip: ¿Sabrías distinguir una corrección del comienzo de una crisis en Bolsa?

Filtros adicionales para la cartera de Fuerza Relativa


Junto a los pasos anteriores, ahora vamos a comentar algunos filtros adicionales que se pueden establecer sobre la estrategia. No se trata de reglas obligatorias para el sistema, pero mi recomendación es que se utilicen siempre y cuando no vayan en contra de nuestra filosofía global de inversión. En general, los pasos siguientes van enfocados al concepto de control del riesgo. El objetivo principal es evitar vernos arrastrados por desplomes masivos de los mercados financieros y, en tales escenarios, permitirnos abandonar la renta variable lo antes posible.


15º) Vender activos si el índice director deja de ser alcista. Aunque la extracción de la estrategia nos siga proporcionando activos con gran fuerza relativa, lo más recomendable es abandonar el mercado si el índice director ha dejado de estar en tendencia alcista. ¿Qué filtro podemos establecer para determinar que el mercado ya no es alcista? Bueno, hay muchas formas de hacerlo, pero una que suele funcionar bastante bien es la de trabajar con una media móvil de largo plazo.

Si el índice director perfora esta MM lenta, entonces procederemos a vender todos los activos que tengamos en cartera y dejaremos de aplicar la estrategia de Fuerza Relativa. Siguiendo con nuestro ejemplo del Ibex, si viésemos que el índice Ibex-35 confirmase la perforación de la MM55 semanal lenta, entonces venderíamos todas las posiciones que tuviésemos abiertas. Y nos quedaríamos totalmente fuera del mercado aunque siguiese habiendo títulos individuales que cumpliesen con los requisitos de Fuerza Relativa de la estrategia.

16º) Comprar activos si el índice director deja de ser bajista. Si, tras haber abandonado el mercado, el índice director vuelve a ser alcista en un momento dado, entonces volveremos a aplicar la estrategia de Fuerza Relativa. Por tanto, si el índice director supera la MM lenta, procederemos a incorporar a nuestra cartera todos aquellos activos que cumplan con los criterios de la estrategia.


Como hemos dicho antes, no es obligatorio establecer estos filtros en la operativa, pero la verdad es que no suelen hacer daño a la estrategia. En general, la rentabilidad a largo plazo con filtros o sin filtros suele ser bastante similar pero, eso sí, el uso de los filtros sirve para reducir drásticamente la volatilidad de la curva del sistema. Ahora ya es decisión vuestra usarlos o no...

¿Qué es lo que hago yo normalmente? Bueno, no quiero influenciaros, pero la verdad es que yo suelo emplear los filtros de control del riesgo cuando trabajo con la estrategia de Fuerza Relativa. Pero, cuidado, esto no significa que vosotros debáis usarlos. De hecho, sólo os recomendaría que los utilicéis si encajan con vuestra filosofía de inversión. Recordad, primero debemos tener clara nuestra filosofía y luego buscar un sistema que se adapte a ella (y no al revés).

Pues nada, eso es todo por lo que respecta a la gestión del riesgo de la estrategia de Fuerza Relativa. Si os parece interesante, no tenéis más que añadir estos pasos a las reglas básicas que vimos en su día y ya tendréis el sistema completo. Si tenéis dudas, ahora se admiten preguntas...

Saludos.

domingo, 16 de abril de 2017

Club 2040: La rentabilidad sube hasta +5%

Ya hemos cerrado un nuevo mes del ejercicio y la verdad es que la cuenta sigue creciendo, sin prisa pero sin pausa. Tras el impulso que tuvimos en febrero, este último mes los movimientos han sido más pausados: es cierto que la rentabilidad se ha incrementado, pero tampoco es que nos hayamos proyectado hasta un escenario de euforia. Afortunadamente, los mercados europeos parecen haber despertado y eso nos puede ayudar a seguir manteniendo el ritmo. A nadie se le escapa que es más fácil ganar dinero en una tendencia alcista que en un entorno lateral.

Club 2040: La rentabilidad sube hasta +5%


En el repaso que hicimos el mes pasado ya estuvimos comentando que la cuenta había experimentado una notable subida (ver post Club 2040: Despertamos y nos vamos al +4%). Durante el mes de marzo, los principales índices mundiales (y, sobre todo, los europeos), han redoblado los ascensos iniciados en febrero. El Ibex sube un +11%, el Eurostoxx un +6%, el SP500 un +5%, el Nikkei un -2% y los Emergentes un +11%. Sin embargo, lo cierto es que nuestra cuenta no se ha aprovechado excesivamente de esta situación y nos hemos tenido que conformar con un ascenso más bien moderado.


En el gráfico anterior se puede ver la evolución de nuestras posiciones durante las últimas 4 semanas. Se aprecia como la pendiente de subida se ha atenuado y finalmente la cartera ha cerrado el mes de marzo con una rentabilidad del +5%. En paralelo, el Eurostoxx ha sido capaz de mantener su ritmo y ha conseguido aumentar su rendimiento hasta el +6%. Así que, por primera vez en mucho tiempo, vamos por detrás del benchmark: en esta ocasión la diferencia en nuestra contra queda situada en 1 punto. Veamos si somos capaces de revertir esta situación de aquí al final del presente ejercicio.

Composición de la cartera Club 2040


Por lo que respecta a la composición de la cartera, este mes no hemos considerado necesario realizar ningún cambio. Las tendencias, en general, se mantienen con pendiente alcista y, por tanto, lo mejor es cabalgar la ola y no intentar optimizar nada. Probablemente nuestras posiciones lo estén haciendo peor que el Eurostoxx debido a nuestra mayor ponderación en Small Caps. En los últimos tiempos los Blue Chips lo están haciendo mejor que las pequeñas compañías y eso está afectando a nuestra cuenta. Pero bueno, se supone que a largo plazo nuestra distribución es la que tiene mayor potencial alcista (según los datos históricos).

Dicho esto, las posiciones que a día de hoy tengo activas con lotaje del 100% son las siguientes: DWS Top Dividende con un rendimiento del +4%, Bestinfond con un +7%, Bestinver Bolsa con un +6%, Templeton Frontier Markets con un +7%, M&G Optimal Income con un +0% y Robeco Emerging Conservative con +8%. El resto de los fondos los mantenemos en cartera, pero con un 10% del lote máximo (como ya sabéis, 10% es el lotaje mínimo que actualmente tengo establecido para los activos de la cuenta de largo plazo).


Como vemos, los resultados de los productos no están siendo demasiado espectaculares, sobre todo si tenemos en cuenta el notable comportamiento de los mercados europeos durante el mes de marzo. Esperemos que, al menos, se muestren robustos cuando el SP500 comience a perder altura. Por mucha fortaleza que esté mostrando la tendencia en EE.UU., debemos tener los pies en el suelo y ser conscientes de que los precios comenzarán a caer más pronto que tarde. Eso sí, mientras no se comiencen a perforar soportes relevantes, nosotros seguiremos posicinados en renta variable y capturando el mayor rendimiento posible de las subidas.

Pues nada, eso es todo lo que hay que comentar con respecto al mes de marzo. Veamos hasta que cota nos lleva el futuro más próximo. Abril no suele ser un mes bajista, así que probablemente los ascensos aguanten algunas semanas más. Obviamente, la estadística está para romperse, así que no debemos confiarnos en ningún momento...

Saludos.

sábado, 15 de abril de 2017

Estrategia de Fuerza Relativa en Bolsa (y 2)

Hace algunas semanas comenzamos a ver cuáles eran los pasos a seguir para implementar una estrategia basada en el concepto de Fuerza Relativa. Este tipo de sistemas es fácil de poner en práctica y suele proporcionar una rentabilidad más que aceptable. Eso sí, hemos de aplicar las reglas de forma consistente todos los meses si queremos disfrutar de las bondades de esta técnica.

En la primera parte del post estuvimos centrándonos en los aspectos requeridos para hacer una correcta selección inicial de activos (ver post Estrategia de Fuerza Relativa en Bolsa - 1). Hoy, en cambio, vamos a examinar todos aquellos pasos relacionados con el seguimiento de la cartera. Esta faceta de las estrategias muchas veces es pasada por alto por el inversor promedio y, sin embargo, resulta imprescindible realizarla de forma efectiva si queremos que el sistema de inversión mantenga su rentabilidad a largo plazo.

Seguimiento de la cartera de Fuerza Relativa


Uno de los puntos clave de todo sistema de gestión de carteras es el de hacer un correcto seguimiento periódico de la estrategia. Si no hacemos eso entonces no servirá de nada que inicialmente hayamos escogido los 10 mejores activos del mercado. Al cabo de un año lo más probable es que haya cambiado el escenario y, por tanto, nuestra cartera ya no estará compuesta por los valores con mayor Fuerza Relativa.

8º) Revisar mensualmente la composición de activos. Una vez que tenemos establecida la ponderación inicial de nuestra cartera, tendremos que proceder a hacer una revisión periódica de la misma. Lo más recomendable es hacer esta revisión mensualmente, aunque también es factible implementarla de forma semanal o de forma trimestral. Obviamente, examinar la cartera cada semana va a requerir más esfuerzo que hacerlo cada trimestre.


Para la revisión periódica, lo único que vamos a hacer es repetir todo el proceso descrito en los pasos anteriores y extraer de nuevo los 10 activos con mayor Fuerza Relativa en el momento actual. Así, en cada examen se nos podrán presentar casos tan extremos que irán desde que no haya ningún cambio en la lista hasta que se nos muestre un listado con los 10 valores distintos de los del mes anterior. Sin embargo, lo más habitual es que se presenten únicamente 1 ó 2 cambios.

9º) Realizar rotación de activos con la lista nueva. En este punto procederemos a revisar la nueva lista empezando por los activos de mayor rentabilidad. Si nos encontramos con algún valor que no está actualmente en nuestra cartera, entonces procederemos a darle entrada. Obviamente, tras hacer esto tendremos que darle salida a alguno de los activos que teníamos hasta ese momento en cartera. Para ello, procederemos a revisar la lista antigua y eliminaremos el activo con menor rentabilidad a 12 meses.

A continuación, continuaremos la revisión con los siguientes activos (de la lista nueva) que no estén incluidos en nuestra cartera actual. Y repetiremos el proceso de sustitución si aparece algún nuevo activo que no tengamos en cartera. Por ejemplo, si tuviésemos las dos listas siguientes del Ibex (cartera actual y nueva revisión), entonces tendríamos que proceder a sustituir Bankinter y REE (los dos valores con menor rentabilidad a 12 meses de nuestra cartera) por IAG e Iberdrola (los dos nuevos títulos con mayor Fuerza Relativa que actualmente no tenemos en cartera).


10º) Realizar un máximo de dos cambios mensuales. El proceso de rotación anterior (salida de activos en cartera y entrada de nuevos activos revisados) sólo deberá realizarse hasta un máximo de dos veces. La idea es que la estructura base de nuestra cartera se mantenga lo más estable posible y, por tanto, cambiaremos un máximo de 2 posiciones de nuestra cartera de 10 títulos.

En el ejemplo de la tabla anterior del Ibex, vemos que hubiese correspondido sustituir Merlin por Endesa. Sin embargo, como ya habíamos eliminado Bankinter y REE, tomamos la decisión de mantener a la SOCIMI durante el siguiente ciclo mensual de la estrategia.

11º) El candidato debe superar claramente al activo en cartera. Para proporcionar estabilidad adicional a la cartera, vamos a requerir que el candidato a entrar supere claramente la rentabilidad del activo en cartera al que debería sustituir. ¿Qué queremos decir con superar claramente? Bueno, pues nos referimos a que el candidato supere a nuestro activo en una rentabilidad superior al 2%. De esa forma, reducimos la rotación de la cartera y evitamos entradas/salidas constantes por diferencias mínimas de 0,5% o 1%.



Como opción alternativa, en vez del valor fijo del 2% se podría utilizar el valor del indicador ATR diario (Average True Range) promedio del universo considerado. De esta forma conseguimos que los movimientos de nuestra cartera se adapten con mayor precisión a los movimientos del mercado considerado.

Por ejemplo, volviendo a la tabla anterior del Ibex, otra razón para no sustituir Merlin por Endesa es la siguiente. La rentabilidad a 12 meses de Merlin es de +33% mientras que la del candidato Endesa es de +35%. La diferencia es sólo del +2% y, por tanto, no cumple con el requisito de superar al valor en cartera por una cantidad superior al +2%.

Estoy seguro de que a más de uno todas estas reglas de revisión y rotación de la cartera la parecerán poco menos que innecesarias. La filosofía de estos inversores suele basarse en que, si la selección inicial de valores es buena, entonces la rotación posterior impedirá que el activo tenga tiempo para desarrollar su impulso alcista. Bueno, cada cual es libre de creer lo que quiera. Pero la realidad es que, sin una revisión periódica, el rendimiento de la estrategia de Fuerza Relativa suele ser muy inferior al que se obtendría con un seguimiento adecuado.



Con los pasos anteriores ya hemos visto lo que serían las bases para la implementación de una estrategia de inversión de Fuerza Relativa. Aunque con esto ya podría comenzarse a operar, mi intención es publicar en el futuro un artículo en el que hablemos del control del riesgo del sistema. Dicho de otro modo, la idea del post será examinar reglas adicionales que nos permitirán, por un lado, reducir la volatilidad de la curva de rentabilidad de la estrategia y, por otro lado, evitar los desplomes de los mercados.

Pues nada, eso es todo por lo que respecta a los puntos básicos del sistema de Fuerza Relativa. Si os ha gustado, recordad ponerlo en práctica primero con una cuenta demo o con una cuenta de microlotes. Ahora, si tenéis dudas, se admiten preguntas...

Saludos.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...