EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

martes, 27 de septiembre de 2016

Oro: Testeando la directriz alcista

Tras las correcciones de las últimas sesiones, ya tenemos de nuevo al metal precioso sobre la base del canal alcista de medio plazo. Aunque, en mi opinión, aún le queda un pequeño apoyo en los 1.300 dólares, no hay que descartar la posibilidad de que ya se haya iniciado el subsiguiente tramo al alza. Esto último se confirmaría si durante las próximas jornadas fuésemos testigos del breakout de la directriz bajista de corto plazo, evento que no ha quedado lejos de producirse esta misma semana.

Oro: Testeando la directriz alcista


En el anterior repaso que hicimos comentábamos que el Oro estaba buscando el techo del canal alcista (ver Oro: Buscando el techo del canal alcista). Finalmente dicho movimiento no se produjo y el máximo quedó establecido en los 1.375 puntos. Desde ahí se inició un canal correctivo que es el que nos ha llevado a marcar un mínimo en los 1.302 puntos. Muchos traders esperaban al metal en los 1.300 puntos y, quizás por eso, el precio nunca llegó a tocar dicho nivel.



En el gráfico se aprecia como el metal precioso ha tocado claramente en la directriz alcista y como, desde ahí, se ha iniciado el rebote actual. Tal y como aparece dibujado, yo esperaba un último apoyo correctivo en el entorno de los 1.290 puntos. De hecho, aún sigo esperando este descenso para lanzar compras agresivas. Sin embargo, la superación de la línea de tendencia bajista de corto plazo (1.350 puntos) nos indicaría que ya no veremos al Oro por debajo de 1.300 y, por tanto, nos obligaría a comenzar a buscar operativas alcistas. Por ahora el cierre actual ha quedado establecido en 1.337 puntos.

Oro: Análisis del gráfico semanal


Un vistazo al gráfico semanal nos sirve para confirmar que nos hayamos justo sobre la base de un canal alcista relevante, aunque algo acelerado. A largo plazo, resulta evidente que veremos al metal precioso visitar cotas superiores a los 1.400 puntos, nivel no alcanzado desde el año 2013. Así que, de aquí a final de año, no cabe duda de que vamos a tener muchas oportunidades de ganar dinero operando al alza. Es importante no dejar pasar oportunidades como esta.


Por tanto, ahora toca desempolvar nuestros timeframes H4 / H1 y comenzar a buscar setups alcistas en los gráficos. Tendremos que vigilar de cerca tanto el soporte 1.290 puntos como la resistencia 1.350 puntos. Tanto si el precio toca en un nivel como en otro, tendremos un trigger más que notable para desencadenar nuestros trades. Eso sí, como ya sabéis, mientras tanto debemos tener paciencia, confiar en nuestras estrategias de trading y tratar de no anticiparnos al movimento del mercado. Si comenzamos a comportarnos como adivinos no sobreviviremos demasiado tiempo en los mercados financieros...

Saludos.

domingo, 25 de septiembre de 2016

NZD/USD: Movimiento bajista en ciernes

Tras los máximos anuales alcanzados hace un par de semanas, parece que por fin se inicia el movimiento bajista que llevamos esperando desde hace algún tiempo. Lo más probable es que este tramo sirva para testear de nuevo los mínimos marcados el pasado verano y para, desde ahí, iniciar la nueva onda con destino al techo del canal alcista de medio plazo. Veamos si se va cumpliendo la proyección durante los próximos meses.

NZD/USD: Movimiento bajista en ciernes


En el último repaso que hicimos de este par comentábamos que iba a producirse una corrección hasta la directriz alcista (ver post NZD/USD: Corrigiendo hacia la directriz alcista). En análisis técnico no siempre se acierta y esta ha sido una de esas ocasiones en las que tenemos que asumir nuestro fallo. El precio continuó ganando altura y finalmente fue capaz de romper la resistencia del nivel 0,7320. De hecho, se han marcado nuevos máximos anuales en el entorno de 0,7480.


En el gráfico podemos ver como esta vez sí que parece que se ha iniciado la esperada corrección bajista. El precio ha roto la línea de tendencia de corto plazo y ya han empezado a caer los primeros soportes relevantes. El destino final del movimiento se encuentra en la base del canal alcista y el contacto podría producirse en el rango 0,6900 - 0,7000. Desde el cierre actual (0,7230), eso supone unos 300 pips adicionales de caída.

NZD/USD: Análisis del gráfico semanal


En el gráfico semanal se aprecia claramente el canal alcista de largo plazo. Actualmente estaríamos marcando un techo y, por tanto, el siguiente movimiento tendría que llevarnos de nuevo hasta el suelo. Tal y como hemos dicho más arriba, este evento debería producirse en las proximidades del soporte 0,7000. Si finalmente se dibujase dicho tramo bajista, aún quedaría una última onda alcista antes de que se reanudasen las caídas de fondo del NZD/USD. O sea, que aún nos quedan muchos meses de movimiento dentro del canal.


Centrándonos en la operativa propiamente dicha, en las próximas semanas tendremos que buscar trades a la baja. Por tanto, procedamos a abrir nuestros timeframes H4 / H1 y tratemos de identificar el mayor número de setups bajistas. ¿El objetivo? Intentar capturar al menos 150 pips desde el cierre actual hasta que se alcance la directriz de largo plazo. No es una meta excesivamente ambiciosa y, por tanto, nuestras estrategias de trading no deberían tener problemas para cumplirla...

Saludos.

sábado, 24 de septiembre de 2016

Los Indices de Volatilidad en la Bolsa

En alguna ocasión ya hemos hablado en el blog del VIX y de cómo podemos utilizarlo para generar señales de entrada y de salida en el SP500. Del mismo modo, en la Bolsa (y en el resto de mercados financieros) existen otros índices de volatilidad que pueden ayudarnos a operar con menor riesgo en sus respectivos índices (o activos) subyacentes.

Tal y comos vimos en su momento, los niveles 20 y 25 del VIX son muy útiles a la hora de generar señales de compra/venta en el SP500. Por supuesto, hay que puntualizar que esta no es la única forma de trabajar con la volatilidad y que existen muchas más técnicas disponibles en los mercados. Pero, indudablemente, se trata de uno de los filtros más fáciles de implementar y sus resultados a largo plazo son más que aceptables.

Otros índices de Volatilidad: VXN, VSTOX, VFTSE...


Al igual que hemos hecho esto con el índice SP500 y el VIX, también se puede operar con la volatilidad en el resto de los grandes índices mundiales. Lo único que debemos tener en cuenta es que el VIX únicamente es válido para el SP500, de manera que los demás mercados tendrán asociados sus propios índices de volatilidad. Por ejemplo, el del Eurostoxx es el VSTOX, el del DAX es el VDAX, el del FTSE es el VFTSE y el de Dow Jones DJIA es el VXD.

A continuación, podemos ver cómo funcionaría el control de volatilidad con el Nasdaq y su índice de volatilidad VXN. En la imagen podemos ver la evolución del precio durante el año 2011, momento en el que la tecnología marcó un máximo para la tendencia alcista que arrancaba varios años atrás.


Se puede apreciar como a finales del mes de julio (29-julio), el VXN superó el nivel 25. Si hubiésemos hecho caso de dicha señal de alerta, nuestra orden de venta se habría ejecutado en torno a 2.350 puntos. Eso nos habría permitido librarnos del posterior desplome que llevó al Nadaq a apoyarse en el soporte de los 2.000 puntos y nos habría evitado tener que sufrir esa caída del -15%.

Si, tras la señal de alerta del VXN, hubiésemos buscado una confirmación adicional, lo ideal hubiese sido establecer nuestro filtro en el soporte de los 2.320 puntos. La perforación de dicho nivel se produjo el 2-agosto y ese día hubiésemos tenido que abandonar la posición en torno a 2.270 puntos. En este caso, por tanto, el filtro nos hubiese hecho perder 80 puntos pero os puedo asegurar que, en otras ocasiones, nos será muy útil para escapar de los barridos de stops del mercado.

Del mismo modo que el VXN sirve para generar señales de alerta bajista, también lo podemos utilizar para detectar señales de alerta alcista. En el gráfico siguiente, correspondiente al año 2012, podemos ver como el Nasdaq ha marcado un suelo y parece estar completando una reconstrucción alcista.


En la imagen se puede apreciar como en el VXN se produjo la perforación del nivel 25 el día 15-diciembre. Si hubiésemos hecho caso de esta señal alcista, podríamos haber ejecutado nuestra compra de forma temprana en los 2.230 puntos. Teniendo en cuenta que en el mes de marzo el precio tocó los 2.800 puntos, estamos hablando de una rentabilidad del +25% en poco más de 3 meses (¿dónde hay que firmar?).

Si somos un poco más precavidos y buscamos una confirmación adicional a la señal del VXN, lo recomendable hubiese sido establecer un filtro en la directriz bajista de medio plazo. La ruptura de esa línea de tendencia se produjo finalmente el día 27-diciembre, con lo que podríamos haber entrado en el mercado en los 2.300 puntos. Como vemos, cedemos 70 puntos de rendimiento a cambio de disminuir el riesgo de encontrarnos ante una subida en falso.

El ejemplo del VXN y el Nasdaq nos debe servir para entender que, a pesar de que medios financieros intenten darnos a entender lo contrario, existen muchos más índices de volatilidad aparte del VIX. Teniendo en cuenta que tanto su comportamiento como su interpretación es similar en todos los casos, aquí dispondremos de un potente filtro que nos permitirá disminuir el riesgo de las señales de compra/venta generadas por nuestras propias estrategias de inversión.

Pues nada, eso es todo lo que quería comentaros en el post de hoy. Con que os quedéis con la idea de que existen índices de volatilidad adicionales al VIX, me conformo. Ya profundizaremos sobre estos temas en el futuro.
 
Saludos.

martes, 20 de septiembre de 2016

USD/CHF: Camino del techo del canal

Una semana más, el franco suizo sigue fielmente el guión que el mercado tiene escrito para él. Las subidas de las últimas jornadas encajan dentro de lo que sería la actual onda ascendente del canal lateral-alcista de medio plazo. El destino del movimiento debería ser el techo de dicho canal aunque, para que eso se cumpla, el precio aún deberá superar una importante directriz bajista.

USD/CHF: Camino del techo del canal


En el último repaso que hicimos del USD/CHF comentábamos que el par estaba alcanzado una importante línea de tendencia (ver post USD/CHF: Atacando la directriz bajista). Finalmente, el precio fue rechazado frente a dicha cota y durante las semanas posteriores fue a buscar, una vez más, los mínimos anuales (situados en el entorno de 0,9500). Desde ahí se inició el rebote que dio paso al tramo alcista en el que nos hayamos inmersos actualmente.


Tal y como se parecia en la imagen, mi proyección es que el USD/CHF acabe alcanzando el techo del canal lateral-alcista durante las próximas semanas. Este techo se encuentra cerca del nivel 1,0000. Teniendo en cuenta que el cierre semanal ha quedado en 0,9800, eso significa que aún queda un recorrido alcista de casi 200 pips. No es mucha distancia, pero quizás suficiente para poder lanzar un trade relámpago y tratar de capturar 100 pips para nuestra cuenta.

USD/CHF: Análisis del gráfico semanal


En el gráfico semanal se aprecia que el par discurre dentro de un nítido canal alcista. Aunque el precio se encuentra lateral a medio plazo, a largo plazo la tendencia es ascendente. Por tanto, lo más probable es que el rango lateral se acabe rompiendo por el lado de la resistencia. Eso sí, todo apunta a que aún faltaría un apoyo adicional en la directriz alcista (nivel 0,95 - 0,96) antes de irnos a por los máximos anuales (nivel 1,03 - 1,04). Fijaos que estamos hablando de un movimiento con una dimensión de unos 800 pips.


Una vez esbozado el escenario estratégico en el par, ahora toca poner en práctica nuestra táctica de corto plazo. Así pues, procedamos a abrir los timeframes H4 / H1 y, en primer lugar, busquemos entradas hacia el techo 1,0000. Posteriormente, tendremos que cambiar el chip y comenzar a buscar setups para aprovecharnos de la más que presumible caída desde dicha cota hacia los mínimos en 0,9500. En este segundo movimiento sí que tendremos más oportunidades de ganar dinero y no deberíamos tener problemas para que nuestras estrategias de trading fuesen capaces de capturar unos 250 pips de beneficios.

¡No perdáis la concentración!

Saludos.

domingo, 18 de septiembre de 2016

AUD/USD: Esperando el rebote alcista

Aunque a corto plazo parece claro que sólo cabe esperar un rebote alcista en este par, a largo plazo la cosa está un poco más oscura. Lo más normal es que acabe imponiéndose el canal bajista de largo plazo, pero la verdad es que el último ascenso está respetando con claridad la directriz ascendente de medio plazo. A veces las cosas no son tan claras como desearíamos y esta vez tendremos que esperar un poco más para poder esbozar con mayor solvencia cuál va a ser el destino del AUD/USD durante los próximos meses.

AUD/USD: Esperando el rebote alcista


En el anterior repaso que hicimos de este par comentábamos que el precio se encontraba sobre la línea de tendencia de medio plazo (ver post AUD/USD: Vuelta a la base del canal diario). Desde entonces, las cosas no han cambiado demasiado. El Aussie sigue oscilando entre la directriz alcista de medio plazo y la directriz bajista de largo plazo, sin decidirse por una dirección u otra. Y, vista la estructura actual, posiblemente aún tardaremos varias semanas en conocer el desenlace.


En el gráfico podéis ver la proyección que tengo prevista para este par. A corto plazo parece que no hay dudas de que seremos testigos de un rebote alcista y de la búsqueda de la directriz bajista. Esto hace prever un movimiento futuro desde el cierre actual (0,7490) hasta la cota 0,7650, es decir, un desplazamiento alcista de unos 160 pips. La verdad es que es un espacio demasiado pequeño como para plantear operaciones de gran calado, pero siempre tendremos la posibilidad de intentar lanzar un trade con un objetivo modesto de 100 pips. Busquemos estrategias de trading de corto plazo...

AUD/USD: Análisis del gráfico semanal


En el gráfico semanal es donde se me plantean las mayores dudas en este par. Mi proyección a largo plazo era que, tras alcanzar los mínimos del presente año, el par desarrollaría un movimiento correctivo A-B-C con destino al techo de la directriz bajista. Sin embargo, finalmente hemos alcanzado la línea de tendencia sin que se haya completado la estructura A-B-C. Por supuesto, siempre es posible que veamos una pequeña perforación de la directriz antes de volver a caer con fuerza, pero la verdad es que ahora ya no estoy tan seguro de que vayamos a romper los máximos anuales (rango 0,7800 - 0,7900).


Así que, por ahora, vamos a tener que conformarnos con operar con el escenario extraído del gráfico diario. Más adelante, cuando veamos cómo se comporta el precio frente a la directriz semanal, podremos ir completando los huecos que quedan en el rompecabezas de largo plazo. Así que, no os preocupéis, durante las próximas semanas podremos ir lanzando algún trade alcista mientras se va aclarando la estructura de largo plazo. No siempre resulta sencilla la lectura de los gráficos...

Saludos.

sábado, 17 de septiembre de 2016

Operar en Bolsa con el índice VIX (y 2)

Hace algunas semanas comenzamos a ver cómo podíamos utilizar el índice VIX para operar en Bolsa con el SP500 americano. En vez de usar el VIX como una estrategia de inversión autónoma, lo ideal es emplear las señales de la volatilidad como un filtro adicional a incorporar en los sistemas de trading que ya estemos poniendo en práctica.

En la primera parte del estudio estuvimos detallando (ver post Invertir en Bolsa con el índice VIX - 1) cómo se debían interpretar las señales del VIX para ayudarnos a abandonar el SP500 cuando se haya agotado la tendencia alcista de fondo. Hoy, para completar la visión global, veremos cómo debemos utilizar la volatilidad para entrar en el arranque de una tendencia alcista de medio/largo plazo.

Cómo entrar en el mercado con el VIX


Al igual que en el escenario de agotamiento alcista, ahora veremos cómo habría que emplear el VIX para abrir posiciones en Bolsa cuando está naciendo una tendencia en el mercado. Por supuesto, esto no hará que seamos los primeros en incorporarnos a la subida, pero sí que nos permitirá disfrutar de una gran parte del impulso alcista de medio/largo plazo.


Cuando, tras una importante tendencia bajista, el mercado deje de marcar nuevos mínimos, tendremos que ser conscientes de que ha llegado el momento de examinar la evolución del VIX. Recordemos que los puntos claves eran los situados en el nivel 20 y en el nivel 25.

En este caso tendremos que seguir muy de cerca el comportamiento del VIX al acercarse a 25. Si finalmente se produce la perforación de dicho soporte y el índice del miedo cierra bajo 25, entonces tendremos que asumir que la tendencia bajista ha finalizado y que podríamos estar ante el inicio de un cambio de la tendencia de fondo.


Si nos guiamos por la teoría clásica, la ruptura de dicho nivel nos dará vía libre para la apertura de posiciones alcistas en el mercado. De ese modo estaremos seguros de que, si el mercado va a entrar en un impulso alcista de medio/largo plazo, nosotros nos habremos subido al tren en el momento adecuado.

A continuación podemos ver un ejemplo de la operativa comentada con el gráfico del SP500 del año 2012, cuando el índice venía de sufrir una corrección de importancia. Se puede observar como en el mes de octubre marcó un mínimo en 1.070 puntos y, posteriormente, el precio dejó de marcar nuevos mínimos.


En la imagen podemos ver como en diciembre se produjo la perforación del nivel 25 en el VIX. Si nos estuviésemos guiando únicamente por la teoría clásica, en ese momento tendríamos que haber lanzado nuestra orden de compra (19-diciembre). Esto nos hubiese permitido entrar en torno a los 1.210 puntos y disfrutar de la tendencia alcista posterior que llevó al índice hasta los 1.410 puntos pocos meses después (un +16% en tan sólo 3 meses).

Si queremos confirmaciones adicionales a las señales generadas por el VIX, en esta ocasión podríamos haber establecido un filtro en la directriz bajista de medio plazo. Esto quiere decir que, a pesar de la alerta desencandenada por el VIX, no deberíamos lanzar ninguna orden de compra mientras el precio no confirme la ruptura de la línea de tendencia bajista.

En la imagen se puede ver como dicha ruptura se produjo, finalmente, pocos días después (22-diciembre). Por tanto, usando el filtro nuestra orden de compra se hubiese ejecutado en los 1.260 puntos (50 puntos más arriba que sin emplear ningún filtro). De esta forma, aunque perdemos algo de recorrido, aumentamos la probabilidad de éxito de la operativa.

Utilizar filtros con las señales del VIX


Aunque ya hemos hecho algún comentario sobre este tema en los ejemplos citados anteriormente, me gustaría entrar algo más en materia. Si en algún momento os decidís a introducir el VIX en vuestras estrategias de inversión, la primera pregunta que (probablemente) se os planteará será la siguiente: ¿debería hacer caso a las señales de alerta puras generadas por el índice de volatilidad o lo más recomendable será exigir confirmaciones adicionales para dichos avisos?


En este sentido, yo creo que es importante que valoréis tanto vuestra filosofía de trading como vuestra psicología. Si os consideráis traders agresivos, no veo ningún problema en usar las señales del VIX sin más. Ejecutaréis un mayor número de operaciones, tendréis una mayor cantidad de operativas perdedoras, pero las ganancias de las ganadoras serán más que notables.

Por contra, si os consideráis inversores conservadores, es probable que os sintáis confusos ante las señales directas del VIX. Para este tipo de traders (entre los que me incluyo) mi recomendación es la de usar filtros adicionales: perforación de soportes, ruptura de directrices, cruce de medias móviles, etc... Obviamente, esto hará que las rentabilidades de nuestras operativas sean inferiores pero, a cambio, disminuiremos nuestra frecuencia de trading y el número de operaciones perdedoras. Como siempre, hay que elegir entre una alternativa u otra: no se puede tener todo.

Finalmente quiero comentar que, si no os convence el nivel 25 del VIX, existe una forma alternativa de operar. En vez de los niveles 20 y 25 podemos emplear una media móvil de muy largo plazo como, por ejemplo, la MM500 semanal. En la imagen podemos ver como el VIX (al igual que ocurría con el nivel 25) va perforando la MM500 al alza y a la baja, generado alertas bajistas y alcistas (respectivamente).


Conclusiones acerca de la operativa con el VIX


Como siempre, vuelvo a hacer hincapié en el hecho de que, por muy prometedor que nos parezca, no existe ningún filtro, pauta o patrón que, por sí solo, nos valga para generar señales ganadoras en cualquier escenario de mercado. Con el VIX y con el resto de índices de Volatilidad ocurre exactamente lo mismo.

Por tanto, es recomendable que el seguimiento del VIX sea un simple paso más dentro de una estrategia de inversión completa. Combinar varias técnicas de trading diferentes hace que las señales de compra generadas por nuestro sistema sean más consistentes y más rentables. Por supuesto, podemos tener suerte y completar un ejercicio espectacular operando únicamente en función del VIX, pero esta forma de trabajar no será sostenible a largo plazo.

Dicho esto, hay que reconocer que el índice del Miedo funciona muy bien a la hora de alertarnos de que algo está cambiando en el mercado. La perforación del nivel 25 es un aviso temprano de que una tendencia bajista (o alcista) está comenzando. Por supuesto, tal y como hemos recomendado, dicho aviso deberá ser confirmado posteriormente con otras pautas de nuestra caja de herramientas de trading.


Obviamente, existen muchas más formas de operar con el VIX y, de hecho, intentaré hablaros de ellas en futuros posts. Pero hoy quería comentaros cómo podemos generar señales de trading mediante los niveles 20 y 25 del índice de volatilidad. Se trata de una pauta muy sencilla, pero que puede ayudarnos a ganar bastante dinero durante las tendencias alcistas y a conservarlo durante las tendencias bajistas.

Eso es todo por hoy. Aunque creo que ha quedado bastante clara la forma de trabajar con el VIX, no dudéis en incluir en el apartado de comentarios cualquier duda que os haya surgido tras la lectura del artículo. Ya sabéis que la responderé en cuanto tenga un hueco libre.

Saludos.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Fuerza Ibex: La rentabilidad sube al +6% anual

Llegó el mes de septiembre y, una vez más, tenemos que dar un repaso al estado de nuestra cartera Fuerza Ibex. La realidad es que sigue sin haber grandes cambios y los dos últimos meses se han saldado con ligeros ascensos. Eso sí, el mercado español parece estar recuperándose poco a poco y eso puede hacer que próximamente incrementemos nuestra exposión a la renta variable.

Fuerza Ibex: La rentabilidad sube al +6%


En el último repaso que hicimos de la cartera, allá por el mes de julio, comentábamos que seguíamos ponderados en renta fija (ver post Fuerza Ibex: La rentabilidad sube al +3%). A pesar de los dos meses transcurridos desde entonces, la verdad es que todavía no hemos realizado ningún cambio radical. Es cierto que el mercado español muestra menos debilidad que hace algún tiempo, pero aún necesito ver algo más antes de dar el gran paso.

La subida del Ibex durante los meses de julio y agosto ha sido más que notable (un +7%). Sin embargo, ahora es cuando va a comenzar a enfrentarse a las resistencias claves. Mientras no se supere el rango 9.200 - 9.300 puntos, nuestra cartera seguirá posicionada en renta fija. Eso sí, si finalmente tenemos confirmación del breakout, será importante no mostrar ningún titubeo a la hora de incorporar los títulos que hayamos seleccionado.



En la imagen anterior se puede apreciar la situación actual en la que nos encontramos. La cartera Fuerza Ibex ha alcanzado una rentabilidad del +6% al cierre del mes de agosto. En paralelo, el rendimiento del índice Ibex se sitúa en el -7%. Por tanto, aunque hemos sido testidos de un gran rally en el mercado doméstico, nuestra cuenta sigue conservando una diferencia favorable de 13 puntos.

Composición de la cartera Fuerza Ibex


A pesar de lo comentado, vamos a seguir manteniendo nuestra ponderación en renta fija. Es posible que sigamos perdiendo algunos puntos más de diferencia con respecto al benchmark, pero nuestro sistema de inversión nos dice que no debemos incorporarnos a la renta variable por debajo del rango 9.200 - 9.300 puntos. En estos momentos es importante conservar la paciencia y tratar de no anticiparnos a las señales de nuestra estrategia.

En cuanto a la composición de la cartera, durante las próximas semanas vamos a seguir posicionados en renta fija. En particular, nos mantendremos invertidos en el fondo Carmignac Patrimoine, que está haciéndolo bastante bien estos últimos meses. Por ahora considero que es más interesante situarnos en un activo de este estilo que pasar todo el capital a liquidez absoluta.



Durante el mes de septiembre tendremos que prestar más atención que nunca a la evolución de nuestro mercado. El Ibex se encuentra cerca de los niveles clave y, por tanto, en cualquier momento podría generarse una señal de entrada. Pero, cuidado, también es posible que los inversores institucionales aprovechen dichas resistencias para comenzar a colocar sus posiciones a las manos débiles. No debemos precipitarnos a la hora de ejecutar los siguientes movimientos.

Pues nada, eso es todo por lo que respecta al mes de agosto. Ya han transcurrido dos terceras partes del ejercicio y la verdad es que siguen sin producirse cambios relevantes. A ver si próximamente podemos informar de nuestro regreso a la renta variable...

Saludos.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...