EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

sábado, 24 de junio de 2017

Estrategia Strain de inversión en Bolsa (y 2)

Hace algunas semanas comenzamos a ver la forma de poner en práctica la estrategia de inversión de Bryan Strain. Tal y como dijimos, se trata de un sistema seguidor de tendencias (Trend Following System) que se aprovecha del concepto de Nivel Medio de las últimas N sesiones.

En la primera parte del artículo comenzamos a ver los pasos que había que seguir para implementar la estrategia Strain (ver post Estrategia Strain de inversión en Bolsa - 1). A continuación, terminaremos de examinar las reglas y los filtros precisados para obtener las señales de compra del sistema.

Cómo operar con el Nivel Medio de Strain


4º) Stoploss de la operación abierta: Una vez que nos hemos incorporado a un valor, tendremos que establecer el correspondiente stoploss asociado a la operativa. Según dicho stop, tendremos que abandonar la posición cuando el precio del activo perfore a la baja el Nivel Medio. Por ejemplo, si Telefónica perdiese (al cierre de una sesión) el nivel 18 euros, entonces tendríamos que vender todas las acciones de la teleco que tengamos en cartera.

Indice SP500 junto con su OBV asociado

5º) Filtro de Volumen: La compra anterior sólo se podrá ejecutar si tenemos el volumen a nuestro favor. Para ello, es necesario que el indicador OBV(7) sea mayor que cero (esto es, que el On-Balance Volume de las últimas 7 sesiones sea positivo). En caso contrario, lo mejor es abstenerse de entrar y esperar una mejor oportunidad.

6º) Filtro de Momentum: Del mismo modo que en el punto anterior, sólo ejecutaremos la compra si identificamos que el activo se encuentra en un impulso al alza (es decir, si tiene momentum alcista). Para determinar esto, usaremos el Indicador MBO, de manera que sólo podremos abrir una posición si el MBO está cortado al alza (con respecto a su nivel cero) y tiene pendiente positiva.

Os recuerdo que el MBO (indicador desarrollado por Mark Whitley) se obtiene calculando la resta entre la Media Móvil Simple (MMS) de 200 sesiones y la MMS de 25 sesiones.

MBO = MMS(200) - MMS(25)

Y esos son todos los puntos. Como veis, estamos ante una estrategia de especulación bastante sencilla y cuya puesta en marcha no exige demasiado esfuerzo. De hecho, se trata de una operativa que podríamos englobar dentro del grupo de los Sistemas Mecánicos, ya que los pasos anteriores podrían programarse fácilmente y crear con ellos un robot de trading (probablemente si buscáis en Google un sistema automático de inversión de Strain es posible que incluso alguien ya lo haya codificado).


Variantes del Sistema de Inversión Strain


Aunque un determinado autor o analista nos presente en detalle los puntos que hay que seguir para operar con su estrategia, esto no significa que nosotros tengamos que seguir todas sus reglas paso por paso. Es perfectamente razonable optimizar o cambiar algo siempre y cuando eso no signifique acabar con la filosofía del sistema.

Como ya he dicho en otras ocasiones, la psicología de cada trader es diferente de la de los demás y, por tanto, lo que a ti te funciona puede que a mi no me resulte cómodo incluirlo en mi estrategia (por ejemplo, puede que a ti te vaya muy bien confiando en tu intuición y, en cambio, que yo sea un desastre en ese aspecto). Desde ese punto de vista, a mi siempre me gusta refinar las técnicas de los grandes traders.

¡Ojo! Hablo de adaptarlas a mi psicología (eliminar un paso concreto o añadir un oscilador adicional) y no de cambiar 8 de las 10 pautas que usa el autor: si hacemos eso, en realidad estamos creando una técnica totalmente diferente. No quiero decir que esté mal crear un sistema nuevo (o incluso mezclar dos sistemas distintos), sino que llamemos a cada instrumento por su nombre. Una cosa es modificar ligeramente la estrategia de otro trader y otra cosa es que el 80% del sistema esté constituido por reglas que hemos introducido nosotros mismos.


Dicho esto, en la estrategia de Strain se podrían alterar (si lo deseamos) algunas cosas sin que se pierda su idea global. El cambio más evidente sería el de modificar el número de sesiones que se emplean para calcular el máximo, el mínimo y el nivel medio del sistema. Originalmente se trabaja con 50 sesiones, pero nosotros podríamos adaptarlo a otro período que nos resulte más cómodo: por ejemplo, podríamos usar 40 sesiones si nos interesa un período de tiempo más corto o, por contra, emplear 60 sesiones si queremos una operativa más tranquila.

Del mismo modo, también podríamos adaptar el filtro de volumen. Aunque Strain emplea el indicador OBV de las últimas 7 sesiones, existiría la posibilidad de modificar ligeramente dicha cantidad sin afectar al núcleo de la estrategia. Por ejemplo, podríamos trabajar con un OBV(5) si confiamos únicamente en los datos de las últimas 5 sesiones o, por contra, operar con un OBV(9) si queremos evaluar un plazo algo más amplio del volumen del activo.

Conclusiones acerca del Sistema Strain


Aunque no estemos ante la estrategia de un trader puntero (como pueda serlo cualquiera de los Market Wizards), sí que tengo que decir que me resulta interesante el uso que hace Strain del concepto de nivel medio. Realmente es una forma ingeniosa de tratar de aprovechar los impulsos alcistas y de subirnos al valor cuando todavía queda un tramo importante de recorrido al alza.


Lo bueno de Strain es que establece una serie de reglas bastante definidas y es complicado que, en un determinado escenario, no tengamos clara la forma en la que tenemos que actuar (como sí ocurre en algunos tipos de Sistemas Discrecionales). Por tanto, esta estrategia puede ser aplicada por inversores no demasiado experimentados e incluso por traders principiantes.

Eso sí, no nos lancemos a operar como locos con nuestra cuenta real. Ya lo he dicho muchas veces, pero no me canso de repetirlo. Hasta que tengamos la suficiente soltura con esta nueva operativa, creo que es fundamental practicar primero con una cuenta demo o con una cuenta de microlotes. Eso evitará que los primeros errores que cometamos con el sistema se conviertan en una pérdida irrecuperable.


Con todo lo comentado en el artículo no creo que tengáis problemas para empezar a trabajar con esta técnica. De todas formas, cualquier duda que tengáis al respecto, os agradecería que la incluyérais en el apartado de comentarios de más abajo. Si está en mi mano, será un placer contestaros lo antes posible.

Pues nada, eso es todo lo que tenía que deciros sobre el sistema de Strain. Espero que os sea útil en el día a día y que podáis extraer de él algunas ideas para optimizar vuestras propias estrategias de inversión...

Saludos.

martes, 20 de junio de 2017

AUD/USD: Nos salta el stoploss de la posición

En esta posición, a pesar de que los inicios fueron prometedores, finalmente el precio se volvió en nuestra contra y no tuvimos más remedio que ejecutar el stoploss. La idea era entrar a favor de la ruptura de la directriz alcista de corto plazo y tratar de capturar un descenso hasta los mínimos de junio. A posteriori, sin embargo, resultó evidente que nuestra entrada se produjo en un simple movimiento correctivo demasiado corto como para ser aprovechado. Bueno, no nos queda más remedio que asumir las pérdidas e incrementar nuestros conocimientos para el siguiente trade.

AUD/USD: Nos salta el stoploss de la posición


En el último análisis que realizamos, comentábamos que tarde o temprano el AUD/USD iba a iniciar un impulso alcista de medio plazo (ver post Análisis de AUD/USD, USD/CHF, NZD/USD y Oro). Sin embargo, también indicábamos que era probable que se produjese un último movimiento bajista para tocar la directriz antes de iniciarse el rebote al alza. En función de esta última idea, decidimos abrir una posición a la baja al identificar la pérdida de soportes relevantes en el par. Nuestra orden se ejecutó en el nivel 0,7430 y le asociamos un stoploss en la cota 0,7530.


En el gráfico anterior se puede apreciar sin dificultad la evolución de la operativa abierta. Tras la ruptura, inicialmente el trade fue bastante bien y el par cayó hasta 0,7370. Aunque en ese momento ganábamos +60 pips, en realidad todavía estábamos bastante lejos del punto mínimo que nos habíamos marcado como target primario (0,7330). Por tanto, decidimos aguantar la posición y ahí nos abandonó la buena suerte. El 2-junio el activo se giró al alza e inició un fulminante ascenso que acabó tocando nuestro stop en el nivel 0,7530 el día 7-junio. Ahí terminó la historia del trade.

Entrada: 0,7430
Salida: 0,7530
Rentabilidad: -100 pips
Rendimiento: -200 euros

Tras nuestra salida, el par ha seguido subiendo y ha llegado a marcar un máximo en 0,7640. Obviamente, la ejecución de nuestro stoploss fue la mejor decisión que pudimos tomar ya que, en caso contrario, nuestras pérdidas se habrían disparado. Lo que no interpretamos correctamente fue el origen del impulso actual. Pensábamos que se iba a completar un descenso adicional bajo el soporte 0,7100 y, sin embargo, ahora ya resulta evidente que los mínimos de diciembre fueron el arranque de la tendencia alcista en curso. No siempre es fácil realizar las proyecciones de corto plazo. Dicho esto, durante las próximas semanas vamos a esperar un retroceso para incorporarnos al movimiento al alza.

¡Buen trading esta semana!

Saludos.

domingo, 18 de junio de 2017

USD/JPY: Target Profit alcanzado en la operativa

Buena operación la que cerramos la semana pasada en el USD/JPY. Esta posición la habíamos abierto con la idea de aprovecharnos del más que previsible movimiento descendente del dólaryen. Y, efectivamente, la caída fue lo suficientemente amplia como para que pudiésemos tomar beneficios. Eso sí, tras nuestra salida el activo ha quedado en un movimiento bastante lateral, lo que sin duda refuerza nuestra decisión de abandonar la posición antes de alcanzar el nivel 109. Si somos pacientes, en las próximanas semanas ya tendremos tiempo de volver a operar a la baja en cuanto se inicie el siguiente tramo bajista.

USD/JPY: Posición cerrada con +120 pips


Hace ya varias semanas que veníamos comentando la posibilidad de que el USD/JPY iniciase un movimiento descendente de cierto calado (ver post Análisis de EUR/USD, USD/JPY, GBP/USD y USD/CAD). Pues bien, aprovechando dichas proyecciones, el pasado día 30-mayo decidimos abrir una posición bajista en el activo. Nuestra orden de entrada se ejecutó en el nivel 110,80 e inmediatamente le asociamos un stoploss en la cota 112,00. El objetivo primario lo establecimos en el nivel 109,60 (ratio 1:1), aunque dejamos abierta la posibilidad de ir a por un target más ambicioso si observábamos que el impulso bajista se aceleraba.


En el gráfico anterior podemos ver la evolución de la operativa realizada. Tras nuestra entrada, el par comenzó a moverse en contra nuestra y el 2-junio marcó un máximo en 111,70. La subida se quedó a 30 pips de tocar nuestro stoploss pero, afortunadamente, en ese punto se produjo un nuevo giro bajista y el precio comenzó a descender de forma bastante fluida. Tras esta fuerte caída, el 6-junio se alcanzó nuestro target primario en 109,60. Viendo la sobrecompra acumulada, decidimos tomar beneficios con la mitad de la posición y colocar el stop en breakeven (nivel 110,80) para la otra mitad que quedó en el mercado.

Entrada: 110,80
Salida: 109,60
Rentabilidad: +120 pips
Rendimiento: +240 euros

Desgraciadamente, el par rebotó nuevamente al alza y tocó nuestro breakeven el día 9-junio. En ese momento ya quedamos totalmente fuera del activo. Tras nuestra salida, la verdad es que el USD/JPY no se ha movido con claridad en ninguna dirección. El 14-junio completó una última onda bajista y marcó un mínimo en el nivel 108,80. Desde entonces, hemos entrado en un proceso correctivo alcista que, por ahora, ha sido capaz de llevar al par hasta la cota 114,40. Si finalmente la corrección se ejecuta mediante una pauta A-B-C, tendremos que estar atentos para volver a entrar a la baja en cuanto tengamos confirmación del nuevo impulso bajista.

¡Buen trading esta semana!

Saludos.

sábado, 17 de junio de 2017

Estrategia Strain de inversión en Bolsa (1)

Esta estrategia de inversión de Bryan Strain se basa en la idea de lanzar compras sobre un activo específico cuando el precio se encuentre más cerca del máximo que del mínimo de un determinado período de tiempo. En teoría, comprar en dicho escenario hará que nos incorporemos en pleno impulso alcista y, por tanto, aumentarán las posibilidades de que nuestra operativa acabe con beneficios.

Estrategia Strain de inversión en Bolsa


La mayoría de las estrategias buscan la forma de incorporarse a los activos en el momento en que la probabilidad de caída sea menor. A partir de aquí, cada una se apoya en un concepto diferente para tratar de conseguir dicho objetivo y para facilitar que nos subamos al mayor número de impulsos alcistas.

El sistema de especulación que vamos a ver hoy se basa en el original concepto de Nivel Medio de las últimas N sesiones del activo seleccionado. La idea de la estrategia es que si el precio se encuentra por encima de dicho nivel medio, entonces lo más probable es que las alzas continúen. Y, al contrario, si el precio está circulando por debajo, entonces seguramente continuarán los descensos.


Para calcular el nivel medio de un determinado período (por ejemplo, de las últimas 25 sesiones), primero tenemos que determinar el máximo y el mínimo de dicho espacio de tiempo. Y, a continuación, bastará con calcular el punto medio de los dos niveles anteriores. Por ejemplo, si el máximo de las últimas 25 sesiones está en 20 euros y el mínimo está en 16 euros, entonces el Nivel Medio de dicho activo se encontrará en 18 euros.

¿Quién es el analista Bryan Strain?


¿Y quién es Bryan Strain?, os estaréis preguntando. Pues bien, Bryan Strain es un antiguo analista de la empresa Fishback (donde saltó a la fama) y también es el autor del ensayo "How to Get in with the Trend and Out at the End" (año 2000). En ese artículo explicaba las bases de su reputado sistema de seguimiento de tendencias TFS (Trend Following System).

Actualmente ya no trabaja en Fishback, compañía que abandonó en 2006. Pero, por si a alguien le interesa, ahora podemos encontrarle en el Lincoln Life Center, donde colabora como Investing Coach. Haciendo un resumen rápido, os puedo decir que en dicho centro se dedica a impartir entrenamiento a los inversores que requieran sus servicios y el objetivo es que acaben la formación siendo capaces de batir al mercado a largo plazo. ¿No os gustaría recibir el conocimiento directamente del creador del sistema TFS?

Señales generadas por el Sistema TFS de Strain

Strain no es el típico analista de mercados que se hace célebre escribiendo libros en los que presenta diversas técnicas y estrategias de rentabilidad probada en el pasado. En realidad, no es un inversor tan conocido como los gurús del mercado que suelen aparecer frecuentemente en los medios financieros y tampoco ha sido un autor demasiado prolífico en su carrera. Básicamente, su fama se concentra en la creación de la anteriormente mencionada estrategia TFS.

Cómo operar con el Nivel Medio de Strain


Anteriormente ya hemos explicado en qué consiste el concepto de Nivel Medio, así que ahora vamos a detallar cuáles son las reglas que tenemos que seguir para poner en práctica la estrategia Strain de inversión. En principio, el sistema es bastante sencillo, así que su puesta en práctica no debería plantearos demasiados problemas. Los pasos son los siguientes.

1º) Máximo y mínimo del período: En primer lugar, tenemos que proceder a calcular el nivel más alto (Máximo) y el nivel más bajo (mínimo) de las últimas 50 sesiones de cotización del activo. Puntualizar que aquí una sesión equivale a un día, ya que la operativa está pensada para gráficos diarios. La estrategia estima que 50 es la cantidad más óptima pero, si lo consideramos oportuno, podría operarse con un período de tiempo diferente siempre que nos mantengamos en el rango entre 40 y 60 sesiones.

Cálculo de niveles Máximo, Mínimo y Medio de Strain

2º) Cálculo del Nivel Medio del período: Una vez que hemos determinado los niveles Máximo y mínimo, procedemos a calcular el Nivel Medio de ambos puntos. Por ejemplo, si tenemos una acción de Telefónica cuyo máximo de las últimas 50 sesiones está en 20 euros y cuyo mínimo está en 16 euros, entonces el nivel medio calculado se encontraría en los 18 euros.

3º) Señal de Compra Strain: La señal de entrada alcista del sistema se producirá cuando el precio del activo cruce al alza el Nivel Medio calculado en el punto anterior. Continuando con el ejemplo anterior, la señal de compra de Telefónica se produciría cuando el valor superase el nivel de los 18 euros (al cierre de la sesión).

El próximo día, en la segunda parte del artículo, terminaremos de ver las reglas y filtros necesarios para poner en funcionamiento el sistema Strain. Los puntos que hemos examinado hasta ahora son los que nos dicen cuándo se genera una señal de compra, pero en el siguiente artículo revisaremos los filtros que nos confirmarán (o no) la validez de dicha señal.

Eso es todo por hoy. Como ya sabéis, quedáis invitados para repasar el resto de los pasos del sistema dentro de unos días. Espero teneros de nuevo por aquí.

Saludos.

jueves, 15 de junio de 2017

Club 2040: Ligera subida hasta +8% de rentabilidad

A pesar de la volatilidad que estamos teniendo durante estas últimas semanas en los mercados europeos, nuestra cartera de largo plazo sigue mostrando bastante estabilidad. Teniendo en cuenta el punto del ciclo estacional en el que nos encontramos, a partir de ahora tendremos que estar muy atentos a los posibles agotamientos de los índices. Eso sí, como siempre digo, no nos precipitemos a la hora de abandonar la renta variable y dejemos que sean los gráficos los que nos vayan sacando de los diferentes mercados. Quizás tengamos sorpresas agradables en algunos de ellos...

Club 2040: Ligera subida hasta +8% de rentabilidad


En el anterior repaso comentábamos que la cartera había sido superada por el benchmark por primera vez en el ejercicio (ver post Club 2040: La rentabilidad se queda en +7%). La verdad es que, tras un impresionante impulso alcista, la mayoría de los mercados europeos han comenzado a sufrir correcciones de corto plazo. El Ibex ha perdido 3 puntos durante estas 4 semanas y el Eurostoxx cedió 2 puntos. Por contra, el SP500 fue capaz de subir 1 punto, el Nikkei ascendió 4 puntos y los Emergentes otros 4 puntos. Como vemos, el resultado ha sido muy diferente para los productos europeos y para los activos situados fuera de la eurozona.


En el gráfico anterior tenemos la posibilidad de observar la evolución de la cartera Club 2040 y del índice de referencia asociado.  A pesar de una ligera caída a mediados de mes, la cuenta ha sido capaz de cerrar mayo con una ligera subida hasta el +8% de plusvalía. En paralelo, el Eurostoxx bajó su rentabilidad acumulada hasta el +9%. Por tanto, a pesar de no haber completado un mes espectacular, hemos podido reducir la diferencia con el benchmark hasta 1 único punto. Será interesante comprobar si somos capaces de mantener este ritmo moderado pero seguro.

Composición de la cartera Club 2040 


Por lo que respecta a la composición de la cartera, no hemos realizado ningún cambio. A pesar de que en mayo han comenzado a vislumbrarse ciertos síntomas de agotamiento, la realidad es que todavía no hay nada confirmado en los gráficos. Por tanto, preferimos esperar antes de operar. Muchos inversores serán partidarios de ir deshaciendo posiciones ante la posibilidad de un techo en los mercados, pero yo prefiero ser algo más paciente y actuar cuando los activos comiencen a perder los primeros soportes relevantes. Obviamente, nunca vamos a vender en los máximos pero la realidad es que así la operativa suele ser más rentable a largo plazo.

Dicho lo anterior, las posiciones que a día de hoy tengo activas con lotaje del 100% son las siguientes: DWS Top Dividende con un rendimiento del +4%, Bestinfond con un +11%, Bestinver Bolsa con un +13%, Templeton Frontier Markets con un +5%, M&G Optimal Income con un +2% y Robeco Emerging Conservative con +7%. El resto de los fondos los mantenemos en cartera, pero con un 10% del lote máximo (como ya sabéis, 10% es el lotaje mínimo que actualmente tengo establecido para los activos de la cuenta de largo plazo).


Como hemos dicho más arriba, durante las próximas semanas tendremos que estar muy atentos a los síntomas de agotamiento de los mercados. El VIX (índice del miedo) ha comenzado a moverse por debajo del nivel 10 y eso muestra que existe una desmesurada complacencia entre los inversores. Las incursiores del VIX por debajo de 10 suelen ser precursoras de la finalización de las tendencias de medio/largo plazo. Todavía no se ha concretado nada, pero puede que estemos asistiendo al último impulso alcista del SP500 antes del inicio de una corrección relevante. Probablemente la cota 2.500 puntos marque el fin del ciclo tendencial en curso. Ya veremos si esto es así o no...

¡Nos volvemos a ver dentro de 4 semanas!

Saludos.

martes, 13 de junio de 2017

VIX: Cuidado con la complacencia del mercado

Este último mes hemos sido testigos de un evento que no se produce con frecuencia y que no suele ser una buena señal para las tendencias alcistas de los mercados burstátiles. Me refiero al hecho de que el VIX (volatilidad del SP500) ha cerrado por debajo del nivel 10 durante varias semanas consecutivas. Este tipo de escenarios se generan cuando existe una alta complacencia entre los participantes de un mercado (en este caso, la bolsa americana). El grueso de los inversores ve el futuro con optimismo, se deja llevar por la tendencia de fondo y no se plantea qué es lo que ocurriría si el activo cayese, por ejemplo, un 10%. Este tipo de pautas no suele tener un final feliz.

VIX: El miedo ha desaparecido de los mercados


En muchas ocasiones se dice que el VIX es el índice del miedo imperante entre los inversores del SP500. Cuando este índice supera el nivel 25 podemos afirmar que el pánico ha hecho (o está a punto de hacer) su aparición y que se van a desatar las ventas. Sin embargo, cuando el VIX cae por debajo del nivel 10 nos encontramos en la situación contraria. El miedo ha desaparecido del mercado y su lugar ha sido reemplazado por la complacencia de la mayoría de los inversores. Todo el mundo se deja llevar por los ascensos, las noticias bursátiles suelen ser positivas y casi nadie se plantea un plan de actuación para el caso de que el mercado comience a caer un 10% o un 15%. Sólo se mira hacia el norte...


En el gráfico anterior vemos como durante el mes de mayo y la primera parte del mes de junio han hecho su aparición numerosas velas diarias con cierres por debajo del nivel 10. En total, estamos hablando de 7 velas, una cantidad más que aceptable. Cuando nos encontramos ante una situación como la del gráfico podemos afirmar que la complacencia se ha apoderado del SP500. Normalmente, en un plazo no superior a los 6 meses, se suele producir una corrección de medio/largo plazo. Cuidado, se trata de una pauta que no se cumple en el 100% de los casos y, por consiguiente, no debemos abandonar el mercado a lo loco sin analizar previamente el gráfico del propio SP500.

¿Qué podemos hacer, entonces, a la vista del VIX? Bueno, lo más sensato es pensar que tenemos una alta probabilidad de corrección en las bolsas desarrolladas y, por tanto, lo que deberíamos hacer es proceder a ajustar nuestros stops. Esto significa que si, por ejemplo, hasta este momento estábamos usando la MM55 como trailing stop en el gráfico semanal, entonces ahora deberíamos comenzar a utilizar la MM55 como stop en el gráfico diario. Las posibilidades de que el mercado corrija se han disparado y, por tanto, ya no parece tan razonable realizar el seguimiento de la tendencia con un stop tan holgado. Obviamente, vosotros no tenéis que hacer esta modificación exactamente así, pero os lo cuento para que os quedéis con la idea de las medidas a tomar en un cambio de escenario como el actual.


Pues nada, veamos cómo van evolucionando tanto el VIX como el SP500 durante estos meses de verano. Al menos, ya nada nos debería pillar desprevenidos...

Saludos.

sábado, 10 de junio de 2017

Estrategia RCA - Ejemplo real del mercado

Hace algún tiempo estuvimos viendo en el blog una serie de reglas básicas para poner en práctica la estrategia de Ruptura, Cruce y Apoyo en media móvil. Se trata de un sistema de inversión caracterizado por una baja frecuencia operativa y por una alta rentabilidad por operación. Quizás lo más relevante es que, como ya mencionamos en aquellos artículos, es una técnica ideal para ser usada por inversores pacientes y a los que les gusta operar con alto apalancamiento.

En los post publicados en su día estuvimos viendo tanto las pautas básicas del sistema como las reglas recomendadas para optimizar las entradas de la operativa (ver post Estrategia RCA - ¿Cómo optimizar la entrada?). Con el paso de las semanas me he dado cuenta de que, junto con todos esos puntos, me faltó incluir algún ejemplo en el que se viese cómo debe ser implementada la estrategia. Afortunadamente, hoy vamos a solucionar esa deficiencia. En los próximos párrafos os iré explicando en detalle cómo habría que operar sobre un gráfico extraído del mercado real.

Una estrategia para inversores pacientes


La verdad es que, como hemos dicho más arriba, estamos ante una estrategia diseñada para inversores pacientes. Hay que tener en cuenta que debemos tener la suficiente fortaleza mental como para esperar hasta que confluyan las 3 señales antes de entrar en el activo. Si no somos lo suficientemente tranquilos, entonces lo más probable es que acabemos precipitándonos y comprando antes de recibir la triple confirmación. Si este es nuestro caso, lo mejor es que elijamos un sistema de trading más acorde con nuestra psicología. La estrategia de Ruptura, Cruce y Apoyo va a proporcionar muy pocas entradas al cabo del año.

A continuación vamos a ver un ejemplo de cómo deberían aplicarse los pasos vistos anteriormente. En este caso, nos vamos a fijar en la evolución del par USD/JPY (dolaryen) durante 2012. Ese año el activo marcó un mínimo en el nivel 77,10 en el mes de septiembre. A partir de ese momento se produjo un giro de la tendencia y el precio comenzó a ganar altura. A mediados de octubre se produjo la superación de la MME204 de largo plazo, lo que se identifica como el punto de partida de la estrategia RCA.


En el gráfico anterior podemos ver como en octubre se formó un máximo relativo en las 80,40 figuras. La superación de dicho nivel durante el mes de noviembre hizo que se cumpliese el primer requisito de la estrategia RCA (señal 1 de breakout de resistencia). A partir de ese momento tendríamos que haber redoblado nuestra vigilancia sobre este activo.

Hay que tener en cuenta que muchos inversores van a comprar en ese punto. Todos aquellos que estén operando en base a estrategias de breakout tendrán aquí su confirmación del movimiento alcista. Así que en este momento van a entrar muchas órdenes de compra en el mercado. Sin embargo, nuestra estrategia RCA busca algo más, ya que la idea es conseguir entrar en el mercado con un stoploss muy ajustado y una elevada ecuación beneficio/riesgo. Por tanto, nosotros seguiremos esperando una corrección.


En esta segunda imagen podemos ver cómo durante ese mismo mes de noviembre se produjo el cruce de medias. La MME34 rápida  superó a la MME204 lenta y, por tanto, se cumplió el segundo requisito de la estrategia RCA (señal 2 de cruce de medias). Una vez alcanzado este hito, lo único que tendremos que hacer es mantener la vigilancia y estar atentos a la aparición de la confirmación de la tercera señal.

A partir de este momento viene lo más difícil: esperar a que se produzca una corrección y no precipitarse en la orden de entrada. Es cierto que en muchas ocasiones dicha corrección no se producirá y, por tanto, el precio se nos escapará. Pero hay que tener en cuenta que esperar a la triple confirmación nos va a ayudar a lanzar una operativa de compra con un stoploss muy ajustado, lo que nos permitirá apalancarnos al máximo.


En esta tercera imagen podemos ver que a mediados de noviembre el par comenzó a caer, marcando un mínimo en el nivel 79. Por el camino, el precio se apoyó en la MME34 rápida, momento en el que se dio por cumplido el tercer requisito de la estrategia RCA (señal 3 de apoyo en media móvil). A continuación, tendríamos que haber procedido a introducir la correspondiente orden de entrada en nuestro broker.

En este caso particular, tras el rebote sobre la MME rápida, nuestra entrada se habría ejecutado en el nivel 79,70. Teniendo en cuenta que el ATR era igual a 0,60 figuras, el stoploss tendríamos que haberlo situado a 3·ATR de la MME34 (que circulaba en torno al nivel 79,30). Por tanto, el stop habría quedado en 77,50 y, tal y como se aprecia en la imagen, en ningún momento nos habríamos aproximado a él.


Finalmente, en esta cuarta imagen podemos ver cuál habría sido la evolución de la operativa durante los siguientes meses. Tal y como se aprecia, en mayo-2013 el precio habría llegado al nivel psicológico 100,00. En ese momento, los beneficios acumulados por el trade habrían sido superiores a los +2.000 pips. Recordemos que en todo momento tendríamos que haber ido actualizando nuestro trailing stop a una distancia de 3·ATR de la MME34 rápida.

De hecho, aunque no se aprecia en el gráfico, la salida de la operativa se hubiese producido un mes más tarde, en junio-2013. En ese momento se produjo una corrección que hizo que saltara el trailing stop en el nivel 98,30 (un +23% de rentabilidad). En definitiva, hubiésemos disfrutado de una operación con un beneficio de +1.860 pips generados a lo largo de 7 meses. No está nada mal el premio para nuestra cuenta de inversión a cambio de tener un poco de paciencia, ¿verdad?

Conclusiones acerca de la Estrategia RCA


Tal y como hemos ido viendo a lo largo del post, la Estrategia de Ruptura, Cruce y Apoyo se corresponde con un sistema de trading de alto índice de aciertos y baja frecuencia operativa. Por tanto, se trata de una estrategia ideal para todos aquellos inversores que se consideren pacientes y a los que no les guste estar entrando y saliendo constantemente del mercado. Del mismo modo, nunca recomendaría este sistema a aquellos traders activos que tienen necesidad de acción cada vez que se enfrentan con el mercado.

Otro punto importante de esta estrategia es que nos permite abrir operaciones con un stoploss muy ajustado. De esta forma, es ideal para ser empleada en operativas que requieran el uso de un alto grado de apalancamiento. Recordemos que, cuanto más cerca esté el stoploss de nuestro punto de entrada, mayor será el número de lotes con el que podremos entrar en el mercado. El apalancamiento no es intrínsecamente malo; solamente es arriesgado cuando se utiliza de forma incorrecta.

Hay que puntualizar que esta estrategia no está pensada para timeframes pequeños. Yo la he utilizado en gráficos semanales y diarios con bastante buen resultado. Del mismo modo, os confieso que también la he empleado en el pasado con gráficos intradiarios y, por desgracia, los resultados han sido bastante mediocres. Por supuesto, esto no quiere decir que vosotros no podáis intentar usar el sistema en timeframes H4 y H1, quizás tengáis éxito. Yo simplemente os cuento mi experiencia personal.


En definitiva, creo que la estrategia RCA es un lujo de sistema de inversión. Su alto porcentaje de acierto y la notable rentabilidad promedio por operación hacen que estemos ante una estrategia de bajo riesgo que puede ser implementada por cualquier inversor que así lo desee. Eso sí, tal y como he comentado más arriba, su punto débil es la baja frecuencia operativa: en ocasiones, en gráfico semanal, es bastante común que sólo se genere una única señal en todo un año completo. Este hecho obliga a que tenga que ser utilizada en conjunción con otros sistemas de trading.

Pues nada, esto es todo lo que tenía que explicaros con respecto a la estrategia de Ruptura, Cruce y Apoyo. Como ya sabéis, primero hay que probarla en demo o con microlotes. Después, cuando ya tengáis confianza en ella, pasad a utilizarla en vuestra cuenta real. Si tenéis alguna duda con respecto al sistema, podéis comentarla aquí abajo y yo estaré encantado de resolverla.

Saludos.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...