EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

jueves, 19 de diciembre de 2013

La Volatilidad en la Gestión Monetaria

Muchos traders, cuando preparan sus estrategias de entrada y de salida en los diferentes activos, pasan por alto un factor muy relevante para determinar el capital con el que tenemos que operar en el mercado: la Volatilidad. Este concepto es muy importante a la hora de establecer el lotaje de una posición (noción que forma parte de la llamada Gestión Monetaria o Money Management).

Hemos conocido a muchos traders que usan siempre una cantidad fija de lotes o de dinero para abrir una posición, independientemente del mercado con el que estén operando. Esto es un error, ya que hay activos que tienen una mayor "velocidad" que otros, es decir, cuyos precios se desplazan con mayor rapidez en un mismo espacio temporal.

En realidad, para calcular el número de lotes con el que vamos a realizar un trade, deberíamos tener en cuenta la volatilidad del activo implicado. Este concepto puede ser medido fácilmente con el indicador Average True Range. Normalmente se utiliza el ATR(14), de 14 días.



En el post Volatilidad de los diferentes activos podemos ver una tabla con las volatilidades de los 28 activos más populares de los mercados financieros.

Por ejemplo, el ATR de 14 días para el Oro es de 25. Si está cotizando en torno a 1.325 dólares, entonces la volatilidad (diaria) es de 1,89% (resultado de dividir 25 entre 1.325). Significa que, normalmente, el Oro se mueve un 1,89% cada día. Esto deberá ser tenido en cuenta a la hora de establecer nuestro stoploss. Si lo fijamos en un 2% lo más normal es que nos salte fácilmente, pues ese es el movimiento estándar diario del activo. Lo más recomendable es situar el stoploss a una distancia que sea, al menos, el triple del valor del ATR.

Así pues, en este ejemplo, el stoploss recomendado sería de 5,66% (o del 6% para redondear). En dinero, esto supondrá un riesgo de 75 dólares por lote (esto es, el valor del ATR multiplicado por 3). Por tanto, si no queremos arriesgar más de 200 dólares en nuestro trade, aquí no podremos tomar una posición superior a los 2 lotes (200 entre 75). Así es como hay que calcular el lotaje, y no estableciendo un volumen fijo de, por ejemplo, 10.000 euros para todos los activos (como hacen muchos operadores).



Es importante que tengamos en cuenta que este lotaje no será el mismo para un activo diferente al Oro, por el simple hecho de que su volatilidad será distinta. Por ejemplo, mientras que el ATR del Oro era del 1,89%, el de la Plata, sin embargo, se dispara hasta el 3,38% diario. Obviamente, el stoploss del 6% funcionaba muy bien para el Oro, pero resultaría demasiado ajustado para un activo con tanta "velocidad" como la Plata, donde sería mejor emplear un stop del 11% (como mínimo).

De hecho, en la tabla anterior podemos ver la gran diferencia de ATR que hay entre unos activos y otros. Entre los activos más volátiles tenemos al Zumo Naranja, el Café y la Plata, todos superando ampliamente el 3%. Por contra, entre los menos volátiles aparecen el Bund, el Loonie y la Libra, con valores muy por debajo del 1%.



En resumen, la idea que mencionábamos al principio es la de que hemos de tener en cuenta la volatilidad de un activo a la hora de decidir el lotaje invertido. Los activos con menor ATR nos permitirán incrementar el número de lotes, mientras que los activos con mayor "velocidad" nos exigirán emplear un número más reducido de lotes para mantener el riesgo controlado.

Pues nada, esperamos que la idea haya quedado más clara tras la lectura de post. Lo principal es que, si aún lo estamos haciendo, dejemos de operar en los diferentes activos con un lotaje o un capital fijo.

Saludos.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...