EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

martes, 31 de diciembre de 2013

Ferrovial: Ruptura triangular al alza

Aquí tenemos otro valor que ha sabido aprovechar la fortaleza del mercado durante las últimas semanas para recuperar su senda alcista. Tras tomarse un descanso de un par de meses, en las últimas sesiones Ferrovial ha sido capaz de romper su directriz bajista de corto plazo.

Como vemos en el gráfico, este valor formó un doble techo en 14,25 euros a finales del mes de octubre, momento en que inició una correccion técnica que le llevó a marcar un mínimo en 13,27 euros durante el presente mes, nivel en el que se generó un pequeño doble suelo.

Tras apoyarse en una importante directriz alcista de medio plazo, el precio ha ascendido con decisión hacia la línea de tendencia bajista de corto plazo, línea que ha sido perforada durante la presente semana. Actualmente, el valor sigue debatiéndose en torno a los máximos del mes de diciembre, situados en el nivel 14,06 euros.



Teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente, aquí lo interesante sería la apertura de posiciones alcistas con la superación de los máximos de la sesión de ayer, esto es, los 14,10 euros. Tendremos que estar muy atentos, ya que nos encontramos muy cerca de dicho nivel (el cierre actual ha quedado en 14,07 euros).

El stoploss debemos situarlo, casi obligatoriamente, por debajo de los mínimos relativos marcados en 13,27 euros por el doble suelo de este mes. Esto hace que vayamos a trabajar con un stoploss del -6%, bastante ajustado, sobre todo si tenemos en cuenta que nos encontramos en un mercado con una tendencia alcista muy acusada.

En cuanto a los objetivos propuestos para esta operativa, en el gráfico de largo plazo podemos ver que el valor se encuentra casi en subida libre. Las únicas referencias que nos quedan son los máximos generados durante el año 2007. De ahí podemos tomar el nivel 16,67 euros como objetivo primario y el nivel 21,12 euros (máximo histórico) como target secundario.



Con esas referencias, comentar que estaríamos trabajando con unos ratios beneficio/riesgo de 3:1 para el objetivo primario y de 8:1 para el secundario. Por tanto, son cifras lo suficientemente interesantes como para intentar la operativa alcista.

Y nada más. Dicho todo esto, ya sólo nos queda verificar si en los próximos días el precio de Ferrovial es capaz de superar el mencionado nivel de los 14,10 euros.

Saludos.

jueves, 26 de diciembre de 2013

Cuidado con los Spreads de los Activos de Trading

En el mundo del trading, existe un tema que pocos traders tienen en cuenta a la hora de operar: se trata del Spread asociado a cada uno de los activos que están disponibles. El Spread hace que disminuya el beneficio de nuestras operaciones ganadoras e incrementa las minusvalías de nuestras operaciones perdedoras, por lo que debe ser tenida en cuenta su influencia sobre los stops.

El Spread es la diferencia entre el precio al que podemos comprar y el precio al que podemos vender un activo en un determinado momento. Por ejemplo, si al querar abrir una operación en un broker sobre el Oro se nos presenta un valor de 1.320,80 $ para entrar al alza y un valor de 1.320,40 $ para entrar a la baja, entonces el spread es de 0,40 $ por lingote. Esa es la comisión del broker, ya que es dinero que gana por el simple hecho de que un comprador y un vendedor crucen una operación.

Pues bien, normalmente estos valores son despreciables si operamos en gráficos diarios o semanales. Pero si hacemos trading en gráficos intradiarios, entonces hay que tener mucho cuidado de que los spreads no interfieran con los stops de nuestra operativa.



A continuación, mostramos una lista con los spreads de los activos más operados en el mercado de futuros.

NUM. ACTIVO SPREAD % PRECIO ATR % ATR
1 DAX 1 0,01% 48 2,08%
2 EURO 0,00007 0,01% 0,003 2,33%
3 DOW JONES 1,4 0,01% 60 2,33%
4 YEN 0,01 0,01% 0,35 2,86%
5 LIBRA 0,00013 0,01% 0,004 3,25%
6 ORO 0,4 0,03% 11 3,64%
7 CAC  1 0,02% 24 4,17%
8 AUSSIE 0,00015 0,02% 0,0035 4,29%
9 PETROLEO 0,035 0,03% 0,8 4,38%
10 BUND 0,021 0,01% 0,4 5,25%
11 LOONIE 0,00017 0,02% 0,003 5,67%
12 KIWI 0,0002 0,02% 0,0035 5,71%
13 FRANCO 0,00015 0,02% 0,0026 5,77%
14 IBEX 5 0,05% 78 6,41%
15 NASDAQ 1 0,03% 14 7,14%
16 SP500 0,51 0,03% 7 7,29%
17 PLATA 0,025 0,11% 0,3 8,33%
18 GAS NATURAL 0,003 0,08% 0,034 8,82%
19 COBRE 0,2 0,06% 2,2 9,09%
20 NIKKEI 15 0,10% 120 12,50%
21 GASOLINA 0,0026 0,10% 0,02 13,00%
22 COMBUSTIBLE 0,0028 0,09% 0,018 15,56%
23 CACAO 4 0,15% 25 16,00%
24 CAFÉ 0,3 0,27% 1,7 17,65%
25 MADERA 1 0,28% 4,5 22,22%
26 AZUCAR 0,04 0,22% 0,12 33,33%
27 Z. NARANJA 1 0,86% 2,7 37,04%
28 ARROZ 0,04 0,26% 0,08 50,00%

En la tabla anterior se muestra, para cada activo, el valor del spread en un determinado broker y el porcentaje que supone sobre el precio del producto. También se muestra el valor del ATR (en timeframe de 4 horas) y el porcentaje que supone el spread sobre dicho ATR.

Si queremos operar en gráfico de 4 horas y nuestro sistema usa un stoploss de 3·ATR entonces, antes de operar con un activo, deberíamos comprobar previamente si su spread se va a comer gran parte del stop. Obviamente, cuanto más ajustado sea nuestro stoploss, más peligroso será el spread para nosotros.

Por ejemplo, si queremos operar con el Ibex, entonces nuestro stoploss será de 234 puntos (3·ATR), mientras que el spread estará en 5 puntos. Es decir, el spread supondrá un 2,13% de nuestro stoploss. En cambio, si operásemos con el DAX, entonces el spread sólo supondría un 0,69% del stoploss. Por tanto, es más difícil que nos salte un stoploss 3·ATR en el DAX que en el Ibex.



Por supuesto, deberemos desechar todos aquellos activos en los que el spread sea muy elevado en relación con el ATR. Por ejemplo, si quisiésemos operar con el Arroz, entonces el stoploss 3·ATR sería de 0,24 $ y el spread de 0,04 $, es decir, el spread sería el 16,66% del stoploss. Del mismo modo, con el Zumo de Naranja tendríamos un spread del 12,34% del stoploss.

Como vemos, si nos decidimos a operar con el Arroz o el Zumo de Naranja, deberemos tener en cuenta que el spread hará que nuestro stoploss esté un 16% y un 12% (respectivamente) más cerca de lo que en realidad parece al contemplar los precios. Son cantidades nada despreciables que pueden marcar el éxito o el fracaso de un sistema de trading.

Como regla general, deberíamos evitar operar con aquellos activos en los que el spread de nuestro broker sea superior al 10% del valor del ATR del timeframe en el que vamos a operar. Según esta regla, de los 28 activos mostrado en la tabla de más arriba, en realidad sólo 19 de ellos estarían disponibles para ser trabajados por nuestro sistema de trading.



Aunque este tema parezca una cuestión menor, debe ser tenido en cuenta a la hora de operar. Es bastante desagradable encontrarse con una operativa que sobre el papel hubiese funcionado perfectamente y que, sin embargo, en el mundo real ha fracasado debido a que un spread demasiado elevado ha hecho que salte nuestro stoploss.

Esperamos que, si hasta ahora no habíais pensado en este tema, a partir de ahora lo tengáis muy en cuenta, de manera que nunca caigáis en las garras de los spreads.

Saludos.



miércoles, 25 de diciembre de 2013

Feliz Navidad

Como todos los años por estas fechas, simplemente os escribimos para desearos a todos una Feliz Navidad. El 2013 se está acabando y esperamos que todos lo estéis pasando lo mejor posible con vuestra familia y con vuestros amigos.

¡Hala, a seguir comiendo turrón! ¡Feliz Navidad 2013!


Saludos.


lunes, 23 de diciembre de 2013

Sabadell: Patrón de doble Suelo

Interesante figura de doble suelo la que ha completado el Banco de Sabadell durante la última semana. Tras estar moviéndose sin rumbo desde el pasado verano, las dos últimas velas han completado la formación de un patrón que nos puede dar oportunidad de entrada alcista.

Como vemos en el gráfico, el valor marcó máximos hace bastante tiempo, en los meses de agosto y septiembre. Desde entonces, esos niveles han rechazado todas las aproximaciones posteriores, dejando al precio en una especie de canal lateral enmarcado por la resistencia de los 2 euros y el soporte de los 1,7 euros.

A pesar de todo, en las últimas semanas hemos visto cierta reconstrucción alcista en el Sabadell, tras ver 3 velas de apoyo, con largas mechas, en el entorno de 1,72 euros. De hecho, en las últimas dos jornadas hemos podido verificar como se generaba una interesante figura de Doble Suelo, tras la superación del nivel 1,81 euros.



¿Cuál sería la propuesta operativa en esta situación? La idea sería aprovechar el "momento" del valor e incorporarnos al alza con la superación de los máximos de la semana pasada, situados en 1,84 euros. Teniendo en cuenta que el cierre actual ha quedado en 1,82 euros, dicha entrada se podría activar en las próximas jornadas.

El stoploss, por supuesto, tendría que situarse bajo el triple apoyo, esto es, por debajo del soporte de los 1,71 euros. Por tanto, estaríamos hablando de una operativa con un stoploss promedio del -7%, que nos permitiría usar un lotaje estándar.

Si echamos un vistazo al gráfico de largo plazo, veremos que por encima tenemos situados dos máximos relevantes importantes, en los niveles 2,14 euros y 3,01 euros. Por tanto, esos serán los niveles que usaremos para los objetivos primario y secundario.



Es decir, en esta operativa vamos a trabajar con un target primario de +16% y con un target secundario de +63%, lo que se traduce en unos ratios beneficio/riesgo de 2,2:1 y de 9:1, respectivamente. El ratio primario está un poco ajustado, pero es que no podemos dar por supuesto que el precio vaya a superar la importante resistencia de los 2,14 euros. Habría que tener cuidado con ese nivel.

Eso es todo, por ahora. Habrá que vigilar el gráfico y ver si el Sabadell finalmente es capaz de superar los 1,84 euros que activarían la estrategia.

Saludos.

domingo, 22 de diciembre de 2013

La Fed reduce el QE3 en 10.000 millones

En un comunicado, la Fed apunta que "Tras el progreso acumulado en el camino al máximo empleo y la mejora de la perspectiva de las condiciones del mercado laboral, el Comité decidió reducir modestamente el ritmo de sus compras de activos".

En concreto, la Fed ha reducido (mensualmente) en 5.000 millones de dólares (3.628 millones de euros) tanto las compras de valores respaldados por hipotecas, hasta 35.000 millones de dólares (25.396 millones de euros), como las de bonos del Tesoro a largo plazo, hasta 40.000 millones de dólares (29.023 millones de euros). Sin embargo, seguirá reinvirtiendo los beneficios obtenidos al vencimiento de los valores adquiridos con anterioridad.

En este sentido, remarcó que si la información futura apoya su previsión de una mejora de las condiciones del mercado laboral y de una inflación acercándose a sus objetivos podría reducir de nuevo las compras de activos de forma gradual en futuros encuentros.



"Sin embargo, las compras de activos no son una senda preestablecida, y las decisiones del Comité sobre sus ritmos seguirán supeditadas a las perspectivas económicas del comité, así como a la valoración de la probable eficacia y los probables costes de estas compras", agrega.

Por otro lado, ha mantenido una vez más los tipos de interés en un rango objetivo de entre el 0% y el 0,25%, y ha vuelto a garantizar unos tipos en niveles "excepcionalmente bajos", al menos hasta que la tasa de paro continúe por encima del 6,5% y mientras las expectativas de inflación a uno o dos años no superen el 2,5%.

Fuente: Invertia


jueves, 19 de diciembre de 2013

La Volatilidad en la Gestión Monetaria

Muchos traders, cuando preparan sus estrategias de entrada y de salida en los diferentes activos, pasan por alto un factor muy relevante para determinar el capital con el que tenemos que operar en el mercado: la Volatilidad. Este concepto es muy importante a la hora de establecer el lotaje de una posición (noción que forma parte de la llamada Gestión Monetaria o Money Management).

Hemos conocido a muchos traders que usan siempre una cantidad fija de lotes o de dinero para abrir una posición, independientemente del mercado con el que estén operando. Esto es un error, ya que hay activos que tienen una mayor "velocidad" que otros, es decir, cuyos precios se desplazan con mayor rapidez en un mismo espacio temporal.

En realidad, para calcular el número de lotes con el que vamos a realizar un trade, deberíamos tener en cuenta la volatilidad del activo implicado. Este concepto puede ser medido fácilmente con el indicador Average True Range. Normalmente se utiliza el ATR(14), de 14 días.



En el post Volatilidad de los diferentes activos podemos ver una tabla con las volatilidades de los 28 activos más populares de los mercados financieros.

Por ejemplo, el ATR de 14 días para el Oro es de 25. Si está cotizando en torno a 1.325 dólares, entonces la volatilidad (diaria) es de 1,89% (resultado de dividir 25 entre 1.325). Significa que, normalmente, el Oro se mueve un 1,89% cada día. Esto deberá ser tenido en cuenta a la hora de establecer nuestro stoploss. Si lo fijamos en un 2% lo más normal es que nos salte fácilmente, pues ese es el movimiento estándar diario del activo. Lo más recomendable es situar el stoploss a una distancia que sea, al menos, el triple del valor del ATR.

Así pues, en este ejemplo, el stoploss recomendado sería de 5,66% (o del 6% para redondear). En dinero, esto supondrá un riesgo de 75 dólares por lote (esto es, el valor del ATR multiplicado por 3). Por tanto, si no queremos arriesgar más de 200 dólares en nuestro trade, aquí no podremos tomar una posición superior a los 2 lotes (200 entre 75). Así es como hay que calcular el lotaje, y no estableciendo un volumen fijo de, por ejemplo, 10.000 euros para todos los activos (como hacen muchos operadores).



Es importante que tengamos en cuenta que este lotaje no será el mismo para un activo diferente al Oro, por el simple hecho de que su volatilidad será distinta. Por ejemplo, mientras que el ATR del Oro era del 1,89%, el de la Plata, sin embargo, se dispara hasta el 3,38% diario. Obviamente, el stoploss del 6% funcionaba muy bien para el Oro, pero resultaría demasiado ajustado para un activo con tanta "velocidad" como la Plata, donde sería mejor emplear un stop del 11% (como mínimo).

De hecho, en la tabla anterior podemos ver la gran diferencia de ATR que hay entre unos activos y otros. Entre los activos más volátiles tenemos al Zumo Naranja, el Café y la Plata, todos superando ampliamente el 3%. Por contra, entre los menos volátiles aparecen el Bund, el Loonie y la Libra, con valores muy por debajo del 1%.



En resumen, la idea que mencionábamos al principio es la de que hemos de tener en cuenta la volatilidad de un activo a la hora de decidir el lotaje invertido. Los activos con menor ATR nos permitirán incrementar el número de lotes, mientras que los activos con mayor "velocidad" nos exigirán emplear un número más reducido de lotes para mantener el riesgo controlado.

Pues nada, esperamos que la idea haya quedado más clara tras la lectura de post. Lo principal es que, si aún lo estamos haciendo, dejemos de operar en los diferentes activos con un lotaje o un capital fijo.

Saludos.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Oro: No ejecutamos el target y lo pagamos caro

Operación muy sufrida la que tuvimos que soportar hace unas semanas sobre el Oro. Tras nuestra entrada, tuvimos que aguantar un lateral de muchos días y finalmente, cuando el trade se movió tal y como esperábamos, tomamos la controvertida decisión de no ejecutar el target profit en el momento indicado.

El pasado 25-noviembre nos percatamos de que el Oro, por enésima vez, comenzaba a apoyarse sobre su directriz bajista de corto plazo. Tras confirmar que las velas dibujaban un patrón de giro, decidimos que había llegado el momento de insertar nuestra orden de entrada.

Nuestro trade bajista se abrió en el nivel 1.248 dólares. Situamos el stoploss por encima de la directriz bajista y del máximo de las últimas velas, y establecimos el target primario en el nivel 1.212 dólares, ligeramente por encima de los soportes de medio plazo que teníamos identificados.



Como vemos en el gráfico, los primeros días de operativa fueron bastante duros, ya que el metal quedó oscilando lateralmente entre 1.234 y 1.254 dólares. Afortunadamente, a pesar de que en muchos momentos el trade entró en rentabilidad negativa, nunca llegó a acercarse demasiado a nuestro stoploss, que en ese momento teníamos situado en 1.257 dólares.

Finalmente, el día 2-diciembre el precio perforó a la baja el rango lateral y llegó con rapidez hasta los 1.215 dólares, donde se tomó un descanso. De nuevo quedó oscilando lateralmente, cerca de nuestro target, pero sin llegar a alcanzarlo.

Finalmente, el 4-diciembre el metal alcanzó un mínimo en 1.211 dólares, lo que hizo que bajásemos nuestro trailing stop hasta el nivel 1.239. Sin embargo, decidimos no ejecutar nuestro target profit (situado en 1.212 dólares), ya que llegamos a la conclusión de que, tras el pequeño lateral de los últimos días, el movimiento bajista aún podría tener algo más de recorrido, hasta el entorno de los 1.200 dólares.



Aunque no ejecutar el target tenía cierto riesgo, decidimos que podíamos asumirlo en esa situación, ya que todo apuntaba a la continuidad bajista. En ese momento nuestra ganancia en vuelo era de +37 dólares por lote (o de +3.330 dólares para los 90 lotes de la operativa).

Sin embargo, el mercado no perdona las inconsistencias. Poco después, se produjo un violento movimiento alcista hasta los 1.225 dólares, en primera instancia, y finalmente tuvimos que ver con impotencia cómo saltaba nuestro stop en los 1.239 dólares (el 4-diciembre). Resultado final de la operación: +9 dólares por lote, que se traducen en unos escasos +590 euros para nuestra cuenta.

Nuevamente el mercado nos vuelve a dar otra valiosa lección. Hace algún tiempo nos pasó algo parecido y tuvimos la suerte de que el precio nos diera una segunda oportunidad (ver post Petróleo: Ganamos +200 pips a pesar de todo).



Sin embargo, en esta ocasión no ha habido segunda opción y hemos tenido que pagar bastante cara nuestra decisión de no seguir el sistema (y no ejecutar el target profit). Como se suele decir, las lecciones del mercado son caras. Lo único que podemos decir es que esperamos que esto nos sirva para no cometer el mismo error por tercera vez.

¿Qué hizo el precio tras nuestra salida en los 1.239? Pues, como podemos ver, subió un poco más hasta marcar un máximo en 1.251 dólares y luego comenzó a caer de nuevo hasta los 1.211. Obviamente, nuestro stop de salida no fue muy bueno, pero realmente no tendríamos por qué haber entrado en esta guerra si hubiésemos salido en los 1.212, tal y como se planificó inicialmente.

Pues nada, toca reponerse de esta mala operación y buscar nuevos setups. Lo importante es que no tratemos de improvisar la próxima vez.

Saludos.

domingo, 15 de diciembre de 2013

Cuenta Forex: La rentabilidad se reduce al +2%

Las cosas no nos han ido muy bien durante el mes de noviembre y eso ha afectado notablemente a la rentabilidad que teníamos acumulada en nuestra cuenta Forex. Este ha sido uno de esos meses en los que nuestras estrategias son incapaces de generar beneficios.

El mes pasado comentábamos que la cuenta llevaba un +15% de rentabilidad (ver post Cuenta Forex - Retrocedemos hasta +15%) y que el objetivo hasta final de año era alcanzar un +18%. Desgraciadamente, a día de hoy, nos encontramos muy alejados de ese nivel.

Durante el mes de noviembre hemos tenido un 85% de operaciones perdedoras, lo que ha hecho que la rentabilidad haya ido descendiendo paulatinamente hasta cerrar el mes con un exiguo +2% en la cuenta (e incluso ha habido momentos en los que entrábamos en el terreno de las minusvalías).



Como vemos en el gráfico, en el último mes se ha producido una caída desde el pico situado en +21% hasta un mínimo en -3%, aunque en los últimos días nos recuperamos ligeramente hasta el +2%. Es decir, un desplome del 24%, que se acerca al máximo drawdown del ejercicio (situado en 33% y alcanzado en los primeros meses del año).

Nuevamente observamos como se produce una gran caída en nuestras estrategias justo después de alcanzar un importante máximo de rentabilidad. Tendremos que hacer un análisis de dicha situación, ya que se ha repetido en numerosas ocasiones.

Por otra parte, tendríamos que ir pensando en establecer un límite máximo de pérdidas mensual (tal y como hacen algunos traders profesionales). Esto es, si en algún momento del mes acumulamos una caída del 10%, entonces habría que proceder a desactivar las estrategias (o, al menos, a disminuir su actividad).



Llegados a este punto, pendientes únicamente de diciembre, ya no podemos pensar en grandes rentabilidades al cierre del ejercicio. Realmente deberíamos entrar en modo defensivo y conformarnos con acabar en positivo. Obviamente, tenemos que olvidarnos del objetivo mínimo de plusvalías (que siempre fijamos en +15%).

Pues nada, las noticias de este mes no han sido muy buenas. El mes próximo esperamos poder comunicar que hemos acabado el año con alguna plusvalía.

Saludos.

jueves, 12 de diciembre de 2013

Volatilidad de los diferentes activos

Algunos de vosotros me habéis escrito pidiendo que indique cuál es la volatilidad de diferentes activos de los mercados financieros. Al parecer, no todo el mundo tiene fácil acceso a estos datos. Por ello, en este post os voy a dar una información lo más amplia posible acerca de este tema.

En primer lugar, comentar que para el cálculo de la volatilidad nosotros normalmente usamos el indicador Average True Range. En general, usamos el estándar ATR(14), de 14 días, para ver la volatilidad a corto plazo y el ATR(272) para tener una visión de la volatilidad a largo plazo.



A continuación, mostramos una lista con los activos más populares, donde se indica el valor absoluto del ATR(14) y el porcentaje que supone dicho ATR sobre el precio. Se encuentran ordenados por volatilidad.

NUM. ACTIVO VALOR ATR % ATR
1 Z. NARANJA 129,19 4,6 3,56%
2 CAFÉ 113,24 4 3,53%
3 PLATA 21,61 0,73 3,38%
4 GAS 3,56 0,114 3,20%
5 AZUCAR 17,23 0,39 2,26%
6 GASOLINA 2,71 0,061 2,25%
7 CACAO 2.597 55 2,12%
8 NIKKEI 14.683 286 1,95%
9 MADERA 342,54 6,5 1,90%
10 ORO 1.325 25 1,89%
11 COBRE 3,31 0,062 1,87%
12 PETROLEO 109,03 1,88 1,72%
13 COMBUSTIBLE 2,99 0,051 1,71%
14 IBEX 9.254 148 1,60%
15 ARROZ 15,46 0,239 1,55%
16 CAC 4.180 56 1,34%
17 DAX 8.649 105 1,21%
18 NASDAQ 3.229 36 1,11%
19 NZD/USD 0,8284 0,0086 1,04%
20 USD/JPY 98,58 1,01 1,02%
21 SP500 1.695 16,9 1,00%
22 AUD/USD 0,9331 0,009 0,96%
23 DOW JONES 15.312 140 0,91%
24 USD/CHF 0,9081 0,0077 0,85%
25 EUR/USD 1,3502 0,0098 0,73%
26 GBP/USD 1,6078 0,0104 0,65%
27 USD/CAD 1,0324 0,006 0,58%
28 BUND 139,87 0,36 0,26%

Aquí podemos ver cosas interesantes. Por ejemplo, la volatilidad media de los activos de la parte más alta de la tabla es de 3,49%, mientras que la de los activos de la parte más baja es de 0,50%. Es decir, estamos hablando de una volatilidad 7 veces mayor, lo cual nos da una idea del diferente comportamiento de unos activos frente a otros.

Por otra parte, si hacemos un análisis por tipo de activo, también encontramos diferencias relevantes. Los Bonos y las Divisas suelen tener una volatilidad reducida. Sin embargo, las Materias Primas y los Metales muestran una mayor volatilidad, lo que hace más arriesgado operar con ellos si no se ejecuta una correcta gestión monetaria.



La volatilidad media para cada uno de los tipos de activos es la siguiente.

- Bolsas: 1,30%
- Bonos: 0,26%
- Divisas: 0,83%
- Energía: 2,22%
- Materias Primas: 2,49%
- Metales: 2,38%

Pues nada, esperamos que esta sea la información que pedís y que os ayude un poco a la hora de establecer vuestras estrategias en función de la volatilidad.

Saludos.

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Operación perdida por falta de decisión

En teoría, cuando llega el momento de lanzar una operación la cosa debería ser bastante sencilla. Nuestro sistema nos da señal en un punto dado y nosotros únicamente tendríamos que introducir la orden de entrada en el broker y esperar pacientemente a ver si se ejecuta o no.

Por supuesto, esa es la teoría. Cuando estamos en el mundo real, entra en juego otro factor muy importante en el trading: nuestra propia psicología. A pesar de que el sistema nos diga que tenemos que entrar, será la psicología la que finalmente nos ayude a confirmar la operación o a desecharla.

Esto tiene una parte buena y otra mala. La buena es que, si somos unos traders experimentados y consistentes, entonces nuestra intuición nos ayudará enormemente a seleccionar las mejores operaciones de entre todos los setups que se nos presenten (por eso los traders profesionales obtienen mejores resultados que los sistemas automáticos).



La parte mala es que, si nos encontramos en un momento en que hemos perdido parte de nuestra confianza, entonces la psicología nos impedirá ejecutar el trigger por mucho que hayamos encontrado un setup que en cualquier otro momento consideraríamos óptimo (por eso los traders aficionados obtienen peores resultados que los sistemas automáticos).

Como ejemplo, comentamos lo que nos ocurrió el otro día con el Oro. Hay que tener en cuenta que veníamos de tener dos operaciones perdedoras previas en este activo. El 15-noviembre identificamos que el precio había entrado en un pequeño rango lateral que se estaba apoyando sobre la directriz bajista. Por tanto, teníamos un claro setup de operativa bajista.

En ese momento fuimos conscientes de que lo que debíamos hacer era introducir nuestra orden de entrada bajista en el nivel 1.288, tal y como indicaba el sistema. Sin embargo, no lo hicimos así. Lo peor de todo es que también fuimos conscientes de que no tomábamos la posición porque teníamos miedo de que el trade no saliese bien y tuviésemos una tercera pérdida consecutiva en el Oro. Aquí vemos lo importante que puede llegar a ser la psicología.



¿Qué ocurrió después? Pues que el precio siguió bajando, sin llegar a acercarse nunca al nivel donde hubiésemos situado el stoploss (por encima del rango lateral). De hecho, el 20-noviembre se hubiese alcanzado el target de la operativa, situado en el nivel 1.248, completando un trade de +40 dólares por lote.

Por tanto, teniendo en cuenta que la entrada propuesta era con 80 lotes, nuestro miedo nos hizo perder un total de +2.300 euros (lo que gana un empleado en un mes). Esto es un ejemplo de cómo dos errores previos nos pueden hacer cometer un tercer error.

Es muy fácil no tener miedo cuando las cosas nos van bien. Lo complicado es mantenerse psicológicamente frío tras haber sufrido 3 ó 4 pérdidas seguidas. No podemos permitir que los errores anteriores nos impulsen a cometer nuevos errores. Ahí es donde se nota la diferencia entre los traders consistentes y los que son simplemente aficionados. No hace falta decir en qué grupo estuvimos nosotros en el momento de abrir esta operativa.



En nuestro caso, intentaremos que el análisis de esta situación nos ayude a evitar que el miedo vuelva a aparecer en el futuro. O si aparece, que al menos tenga una intensidad tal que nos permita controlarlo y no nos impida operar con normalidad.

Pues nada, esperamos que si os ocurre esto mismo a vosotros seais capaces de detectarlo y de controlarlo. Y si no os ocurre, pues enhorabuena y os deseamos que no os veais nunca en una situación como esta.

Saludos.

domingo, 8 de diciembre de 2013

Cartera: Desplome durante el mes de noviembre

El mes de noviembre ha sido bastante duro para nuestras estrategias. La mayoría de los setups que hemos identificado en las últimas semanas han acabado haciendo saltar el stoploss y eso se ha notado en la rentabilidad acumulada de nuestra cartera.

Si en el último post indicábamos que nuestro beneficio era de +89% (ver post Cartera - Subimos un poco más hasta +89%), ahora esas cifras quedan muy lejanas. Por supuesto, tendremos que hacer un análisis de lo que ha ocurrido durante estas 4 semanas para evitar que se repita.

Entrando en detalle, decir que el cierre mensual ha quedado en un total de +42%. Si tenemos en cuenta que en julio llegamos a alcanzar un máximo de +114%, eso significa que actualmente nuestro drawdown acumulado es del -34%, porcentaje que empieza a ser peligroso.



Como vemos en la gráfica, desde el pico alcanzado en el mes de octubre, en +95%, la evolución ha sido una caída casi ininterrumpida durante todas las semanas del mes de noviembre. El motivo, tal y como decíamos al principio, es que casi todos nuestros trades han acabado en negativo.

¿Qué podría haberse hecho para evitar esta caída tan pronunciada? Una cosa que venimos pensando desde hace tiempo es la de desactivar temporalmente nuestra operativa cuando tengamos una importante racha de trades negativos. De este modo, si nuestros sistemas comienzan a generar pérdidas, al menos se frenarán antes de ser tan grandes como las que hemos sufrido durante este mes.

De hecho, muchos grandes traders usan filtros de este tipo. Por ejemplo, algunos de ellos dejan de operar hasta el mes siguiente si sus pérdidas alcanzan el -10% de la cuenta durante el mes en curso. Otros, en cambio, van disminuyendo el volumen de su lotaje cada vez que su capital disminuye en un -10% y resetean todo el proceso al comienzo de cada ejercicio. La idea es que los sistemas se desactiven (u operen a medio gas) cuando llega una época mala, para minimizar los drawdowns de la curva.



Tras lo que nos ha ocurrido este mes, nosotros tendremos que estudiar la posibilidad de implementar algo parecido, para evitar que esta situación se vuelva a repetir. Obviamente, estos filtros tienen sus pros y sus contras. El peligro es que, tras desactivar un sistema, nos perdamos varias operaciones ganadoras. Pero bueno, lo primordial es tener el riesgo controlado.

Dicho todo esto, ahora sólo nos queda el mes de diciembre. ¿Qué podemos esperar de él? Bueno, trataremos de evitar que el drawdown se siga incrementando y, si es posible, intentaremos recuperar el +50% de rentabilidad. Este objetivo parece poca cosa tras los niveles alcanzados a mitad de año, pero valoremos en su justa medida la dificultad de alcanzar un +50% en un ejercicio.

Pues nada, esperamos poder comunicar mejores noticias en el cierre anual. Lo fundamental es que no se repita lo de este último mes de noviembre.

Saludos.

jueves, 5 de diciembre de 2013

Comparativa de Estrategias de Trading

Hace algún tiempo hablamos de la importancia de usar una cuenta de investigación en nuestro trabajo como traders. A raíz de aquello, algunos de vosotros nos habéis enviado comentarios pidiendo que detallemos más el funcionamiento de dicha cuenta, cosa que intentaremos hacer ahora.

Tal y como vimos en su momento (ver post Cuenta de Trading de I+D), en nuestro día a día también mantenemos activa una cuenta llamada de I+D ("investigación y desarrollo"). En ella aprovechamos para poner en práctica nuevos sistemas de trading o variantes de los sistemas que ya estamos empleando.

Actualmente, en esta cuenta tenemos en funcionamiento 6 estrategias de trading (ya sean nuevas u optimizaciones). Por supuesto, es importante que en ella operemos con la misma consistencia que en las cuentas estándar, ya que de ahí podría salir algún futuro sistema ganador.



En el gráfico anterior podemos ver los resultados actuales que muestran actualmente las distintas estrategias en nuestra cartera de I+D. Se puede apreciar la diversidad de rendimientos (plusvalías y minusvalías), como corresponde a una cuenta donde se realizan labores de análisis e investigación.

Por ejemplo, la Estrategia 6 lleva acumulados unos beneficios de +6.900 pips, mientras que la Estrategia 2 tiene una minusvalía de -3.300 pips. Recordad que aquí operamos con microlotes: por tanto, los +6.900 pips de la Estrategia 6 se corresponden con unos +690 euros de beneficios (en una cuenta estándar, operando con lotes, este rendimiento se hubiese correspondido con una plusvalía de +69.000 euros).

Lo importante aquí no es ver cuál es el resultado global de las estrategias para verificar si estamos ganando o perdiendo dinero con la cuenta I+D. En cambio, el objetivo es tratar de identificar alguna nueva estrategia que esté despuntando sobre las demás, para pasar a incluirla lo antes posible en nuestras cuentas estándar.



Viendo el gráfico de más arriba, está claro que el año que viene sería buena idea comenzar a utilizar la Estrategia 6 en nuestras cuentas de trading regulares. También podríamos plantearnos hacer algo con la Estrategia 5, que va ganando +1.600 pips, siempre y cuando mejore los resultados de los sistemas que ya estamos empleando en las cuentas estándar.

Por contra, es evidente que no merece la pena empezar a trabajar seriamente con la Estrategia 2, ya que lo único que haría sería disminuir la rentabilidad de nuestras cuentas estándar. Y, en el caso de que ya la estemos usando, entonces el mensaje que nos está transmitiendo la imagen es que debemos proceder a desactivarla.

También es interesante ver el gráfico de cómo lo han ido haciendo las estrategias durante los últimos 3 meses (este sería el gráfico del trimestre móvil). En él podemos observar que la Estrategia 6 ha bajado su rendimiento con respecto a los valores de julio (aún así, ha conseguido +2.300 pips en el último trimestre). En cambio, la Estrategia 5, que era bastante mediocre, ha mejorado notablemente sus resultados (ha conseguido +1.400 pips en el último trimestre).



Como veis, es muy fácil trabajar con esta estructura. Simplemente hay que probar ideas nuevas y verificar si son rentables o no (por eso siempre tenemos que seguir aprendiendo cosas nuevas). En caso afirmativo, añadimos la nueva estrategia a nuestro repertorio y la mantenemos en él hasta que detectemos que deja de generar plusvalías.

Pues nada, esperamos que así hayan quedado las cosas un poco más claras, sobre todo para aquellos que pedíais algo más de detalle sobre el tema.
 
Saludos.

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Ibex: Esperando apoyo en la base del canal

Tras alcanzar un máximo por encima de los 9.900 puntos e iniciar la subsiguiente corrección bajista, actualmente continuamos esperando que el índice alcance la base del canal bajista de corto plazo antes de buscar setups para abrir nuevas posiciones alcistas.

Corto Plazo

Como vemos en el gráfico, la semana pasada se produjo una ruptura de la directriz bajista que llevó al precio hasta el nivel de los 9.920. Posteriormente se comprobó que dicha perforación era en falso, ya que acto seguido se inició una corrección que ha llevado el precio hasta las proximidades de los 9.600 puntos.

En realidad, lo que estamos viendo es que el Ibex sigue inmerso en su canal bajista de corto plazo, dando continuidad a los descensos necesarios para drenar la gran sobrecompra existente en el índice tras la euforia alcista vivida en los meses de septiembre y octubre.



¿Cuál es la propuesta de actuación en esta situación? Pues, por nuestra parte, vamos a seguir esperando. Debemos tener paciencia y aguardar hasta que el precio alcance el suelo del canal bajista, que actualmente circula en torno a los 9.400 puntos (canal bajista azul).

De hecho, si nos fijamos en la imagen, veremos que incluso es posible que la llegada del precio a los 9.400 (soporte de corto plazo) coincida con el apoyo sobre la línea de tendencia alcista de medio plazo (línea de tendencia verde). Por tanto, el apoyo doble reforzaría la idea de una operativa alcista en el entorno de ese nivel.

Pero ya habrá tiempo de plantear una nueva incorporación si finalmente llegamos a ver al Ibex en los 9.400. Ahora lo importante es que tengamos en cuenta que no siempre es necesario estar dentro del mercado. De hecho, en estos momentos lo más recomendable es esperar a que la corrección profundice un poco más.



Medio Plazo

Obviamente, todo lo comentado anteriormente es para operativas de corto plazo. Por lo que respecta al medio plazo, podemos seguir comprados en el Ibex sin ningún problema, ya que la tendencia de fondo sigue siendo alcista. Sólo comenzaríamos a preocuparnos si se perdiese la directriz alcista y el índice no rebotara sobre los 9.300-9.400 puntos.

Pues nada, eso es todo por ahora. Tal y como hemos dicho, antes de abrir operativas de corto plazo, tenemos que seguir esperando a que se complete la corrección hasta el nivel 9.400 puntos.

Saludos.


jueves, 28 de noviembre de 2013

Estrategia de la triple Media Móvil (y 2)

Hace unos días veíamos el detalle de las reglas que debía cumplir esta estrategia basada en la gestión del movimiento de 3 medias móviles simples. Hoy vamos a establecer cuáles son los posibles tipos de señales que se pueden generar con este sistema y revisaremos algunos ejemplos aplicados.

Como vimos en el anterior post, en esta estrategia se debe trabajar con dos medias móviles rápidas, MM20 y MM40, y una media móvil lenta, MM80, que actuará a modo de filtro de las señales producidas por las otras dos (ver post Estrategia de la triple Media Móvil - 1).



Pues bien, a partir de dichas MM, las señales que puede generar este sistema son las siguientes:

1º) Señal de Entrada Alcista: se generará una señal de entrada alcista en el activo seleccionado cuando la MM20 supere a la MM40 (al cierre de la vela) y, además, verifiquemos que ambas MM se encuentran por encima del filtro MM80.

2º) Señal de Cierre Alcista: se generará una señal de cierre de la operativa alcista en el activo seleccionado cuando la MM20 perfore a la baja a la MM40 (al cierre de la vela). Además, en esta situación se verificará que ambas MM se encuentran por encima de la MM80.

3º) Señal de Entrada Bajista: se generará una señal de entrada bajista en el activo seleccionado cuando la MM20 perfore a la baja a la MM40 (al cierre de la vela) y, además, se compruebe que estas MM se encuentran por debajo del filtro MM80.

4º) Señal de Cierre Bajista: se generará una señal de cierre de la operativa bajista en el activo seleccionado cuando la MM20 supere a la MM40 (al cierre de la vela). En esta situación se comprobará que ambas MM se encuentran por debajo de la MM80.

Aquí tenemos un ejemplo con el valor Viscofan. Como vemos, en febrero de 2005 se produjo una señal de entrada alcista cuando la MM20 superó a la MM40, en torno al nivel 8,60 euros (vela marcada con la flecha alcista en la imagen). La operativa duró hasta diciembre de 2007, cuando la MM20 perforó de nuevo a la MM40, esta vez a la baja, en el entorno del nivel 15,90 euros (vela marcada con la flecha bajista en la imagen). En ambos casos los cruces se produjeron por encima del filtro de la MM80. La rentabilidad hubiese sido del +82% en 34 meses.



Vemos ahora otro ejemplo con Banco Sabadell, esta vez en una tendencia bajista. En noviembre de 2010 podemos comprobar como la MM20 cortó a la baja a la MM40, dando una señal de entrada bajista en el nivel 3,22 euros (vela marcada con la flecha bajista en la imagen). Posteriormente, en noviembre de 2012, volvemos a tener un corte al producirse la superación de la MM40 por parte de la MM20, dando la señal de salida alcista en el nivel 1,77 euros (vela marcada con la flecha alcista en la imagen). En ambos casos los cruces se produjeron por debajo del filtro de la MM80. Aquí la rentabilidad de la operativa hubiese sido del +45% en 24 meses.



Como vemos, en las operaciones de este sistema se suelen obtener buenas rentabilidades a largo plazo. El punto débil de las mismas es que procederemos a su cierre muy lejos del punto en el que se hubiese generado el mayor beneficio del movimiento, con lo que tendremos que "devolver" al mercado parte de las ganancias acumuladas.

Otro día comentaremos los resultados obtenidos por este sistema de filtrado en los backtestings realizados sobre los activos del mercado de futuros. Será interesante comprobar cómo se comporta en el largo plazo.

Saludos.



jueves, 21 de noviembre de 2013

Estrategia de la triple Media Móvil (1)

Vamos a ver el funcionamiento de una estrategia que suele funcionar bastante bien en el largo plazo. Para su ejecución, necesitaremos trabajar con 3 medias móviles simples. La media más lenta va a actuar como filtro de las señales que nos proporcionen las MM más rápidas.

Se trata de un sistema muy sencillo y bastante mecánico, ya que realmente las medias móviles nos irán diciendo el punto en el que tenemos que comprar y vender el activo. De esta forma, no dejamos espacio para la subjetividad, lo que aumentará la fiabilidad de los testeos que hagamos sobre la operativa.

Para la implementación del sistema se van a emplear medias móviles simples. Las medias móviles rápidas serán las de 20 y de 40 semanas, mientras que la media móvil lenta será la de las últimas 80 semanas. Por supuesto, se pueden usar variantes de dichas cantidades, pero es recomendable que se mantengan las mismas proporciones.



Las señales de entrada del sistema se generarán cuando se produzca el cruce de las medias móviles rápidas (MM20 y MM40). Para que la señal esté confirmada habrá que esperar al cierre de la vela semanal (no tendremos en cuenta los cruces intrasemanales que se vayan produciendo).

Además, habrá que tener en cuenta que, para que la señal sea válida, deberá pasar el filtro de la media móvil lenta (MM80). Es decir, para que una señal alcista sea válida las dos MM rápidas deberán encontrarse por encima de la MM lenta; y para que una señal bajista sea válida las dos MM rápidas tendrán que estar por debajo de la MM lenta.

Por tanto, con estas indicaciones, aquí tenemos que darnos cuenta de que el sistema no siempre va a estar invertido en el activo. Por ejemplo, si la MM20 supera a la MM40 pero, al mismo tiempo, ambas se encuentran por debajo de la MM80, entonces el sistema nos indicará que debemos mantenernos fuera del activo estudiado. Esta es una de las fortalezas de esta estrategia de trading.



Mencionar que aquí hablamos de velas semanales porque es donde el sistema muestra mayor fiabilidad. La volatilidad en velas diarias o inferiores es demasiado alta como para que la estrategia sea rentable a largo plazo. Por tanto, para operar en estos frames intrasemanales se precisaría la introducción de indicadores adicionales que filtrasen las señales. 

El siguiente día seguiremos comentando cuáles son los diferentes tipos de señales que puede generar esta estrategia y revisaremos algunos ejemplos aplicados de la misma.

Saludos.

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Oro: No aprovechamos el movimiento bajista

Hace unas semanas abrimos una operación sobre el Oro con la intención de capturar el movimiento bajista que preveíamos que se iba a producir. Sin embargo, aunque dicho movimiento se concretó finalmente, nosotros no pudimos aprovecharnos de él, ya que nuestro stoploss nos sacó de la operación antes de poder disfrutar de la caída.

El pasado día 1-noviembre, a pesar de ser un día semifestivo, vimos que la onza de Oro comenzaba a perforar a la baja el soporte intermedio situado en el nivel 1.319 dólares. Aunque no era un nivel demasiado relevante, el momentum bajista que acumulaba el metal nos hizo confiar en que las caídas continuarían.

Por tanto, ejecutamos la entrada con 80 lotes en torno a 1.316 dólares. Acto seguido, la cotización siguió cayendo hasta marcar un mínimo en 1.305 (+11 dólares por lote). Como todo parecía ir sobre ruedas, decidimos fijar nuestro stoploss en 1.326 dólares (a pesar de que el último máximo relativo estaba en 1.328 dólares).



Posteriormente, la onza quedó inmersa en un pequeño canal lateral, oscilando entre 1.305 y 1.323, pero sin llegar a decidirse entre continuar con las caídas o iniciar un nuevo tramo alcista. Durante todo ese tiempo nosotros decidimos mantener nuestro stoploss en los 1.326 dólares, ya que parecía ser un punto adecuado ligeramente por encima del rango lateral.

Sin embargo, nuestra suerte se acabó poco después, el 7-noviembre. Ese día la cotización del metal subió ligeramente hasta marcar un máximo en 1.327 dólares, lo justo para hacer saltar nuestro stoploss. Como vemos en el gráfico, se trata de un claro barrido, ya que la vela dejó únicamente una mecha por encima del techo, llegando incluso a cerrar en 1.303, por debajo del suelo del rango lateral.

De hecho, en los días posteriores, el precio siguió bajando con fluidez, de manera que el 12-noviembre se llegó a alcanzar el nivel 1.276, punto en el que habíamos tenido situado nuestro target inicial. Eso confirma que la estrategia de fondo era correcta, aunque el timing no fue el adecuado.



En particular, el stoploss no estaba demasiado bien colocado. Si hubiese estado 1 dólar más arriba entonces no hubiese saltado y la operativa hubiese alcanzado el target con +40 dólares por lote. En vez de situarlo en 1.326 dólares, hubiese sido más correcto mantenerlo un poco por encima de la resistencia 1.328 dólares (por ejemplo, en 1.331). Esto hubiese supuesto reducir el lotaje de entrada, pero el planteamiento hubiera sido más consistente.

Hace poco tuvimos un problema similar con el Oro (ver post Oro - El stoploss nos priva de los beneficios), así que probablemente estemos teniendo un problema con los stoploss y los estemos ajustando demasiado. Por supuesto, dos operaciones no son relevantes en el contexto de todo un sistema, pero tendremos que seguir de cerca este tema para ver sus pros y sus contras.

Pues nada, una vez hecho este análisis, sólo queda volver a los gráficos y tratar de encontrar nuevos setups de entrada. Es importante que estos problemas no nos influyan en el futuro a la hora de ejecutar los triggers.

Saludos.

jueves, 14 de noviembre de 2013

Cuenta de Trading de I+D

Aunque aquí todavía no lo habíamos mencionado es cierto que, aparte de nuestras cuentas de trading habituales, trabajamos con una cuenta de trading que llamamos de I+D. Esta cuenta nos sirve tanto para probar sistemas nuevos como para optimizar los sistemas que estamos utilizando en nuestras cuentas estándar.

Obviamente, al tratarse de una cuenta de I+D ("investigación y desarrollo"), no podemos permitir que los resultados de la misma afecten significativamente a nuestro capital global. Por ello, nunca tenemos en esta cuenta más de 10.000 euros (al comienzo de cada año), lo que nos obliga a operar con microlotes en la mayoría de los activos con los que trabajamos. Pero realmente eso es suficiente para cubrir los objetivos perseguidos con ella.



¿Qué es lo que investigamos con esta cuenta? Fundamentalmente, la usamos para realizar las dos funciones siguientes:

1º) Probar nuevos sistemas de trading que hayamos descubierto o acerca de los cuales hayamos leído información en algún sitio.

2º) Buscar variantes de los sistemas que actualmente estamos empleando en nuestras cuentas estándar, para tratar de optimizar su funcionamiento y adaptarlos al entorno actual de mercado.

Es posible que no os parezca un tema relevante. Pero, sin embargo, es muy importante disponer de una cuenta de investigación. Ello nos va a permitir identificar lo antes posible cuándo tenemos entre manos un nuevo sistema ganador o cuándo necesita mejorarse alguno de los sistemas que estamos empleando.

Hemos de tener en cuenta que, tarde o temprano, cualquier sistema que estemos utilizando va a dejar de funcionar. Por tanto, debemos tener preparada alguna alternativa al mismo, ya sea sustituyéndolo por otro sistema o simplemente optimizando el que ya estábamos empleando.

Cuando un sistema deja de funcionar, pueden ocurrir dos cosas: que ya no vuelva a funcionar nunca más o que vuelva a ser rentable al cabo de un ciclo de tiempo (por ejemplo, 2 ó 3 años). La única forma de detectar ambas situaciones es continuar monitoreando dicho sistema de alguna forma. Aquí es donde entra en juego la cuenta de I+D.



De hecho, nosotros hemos vivido la situación mencionada. Hace algún tiempo, una de nuestras estrategias dejó de darnos beneficios y tuvimos que darla de baja de nuestras cuentas estándar. A pesar de ello, mantuvimos el sistema desechado en nuestra cuenta I+D. Al cabo de unos 2 años, nos dimos cuenta de que dicho sistema volvía a generar plusvalías en la cuenta de investigación, así que procedimos a reactivarlo en nuestras cuentas estándar. Obviamente, esto no habría sido posible si no hubiésemos continuado con su monitorización.

Recordad que es importante adaptar nuestras estrategias al mercado. Si, por contra, nos sentamos a esperar que el mercado se adapte a nuestras estrategias (en algún momento), entonces existe la posibilidad de que nos jubilemos antes de que se produzca dicha conexión. Sin flexibilidad no se puede ganar dinero en el trading (y recordad que estamos aquí también para ganar dinero).

En líneas generales, esto es similar a realizar backtesting sobre los sistemas. Pero trabajar con una cuenta de investigación es mucho más potente, ya que permite operar en tiempo real, conforme se van construyendo los gráficos, y con dinero real. Ello nos evita caer en la tentación de sobreoptimizar los sistemas (uno de los problemas recurrentes del backtesting).



Como todo en esta vida, es probable que este tipo de cuenta no sea beneficioso para todos los traders. Pero la verdad es que tenemos que reconocer que a nosotros nos ha ido muy bien. Llevamos utilizando la cuenta de I+D desde hace 5 ó 6 años, y desde entonces nuestros resultados de trading han mejorado notablemente. Si os decidís a usarla, recordad que en ella hay que emplear microlotes para minimizar riesgos (nada de usar lotes completos en una cuenta de investigación).

Esperamos que la idea comentada en el post os sea también de utilidad a vosotros. En caso contrario, al menos servirá para que tengáis una visión de otra forma de hacer las cosas.

Saludos.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...