EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

sábado, 15 de abril de 2017

Estrategia de Fuerza Relativa en Bolsa (y 2)

Hace algunas semanas comenzamos a ver cuáles eran los pasos a seguir para implementar una estrategia basada en el concepto de Fuerza Relativa. Este tipo de sistemas es fácil de poner en práctica y suele proporcionar una rentabilidad más que aceptable. Eso sí, hemos de aplicar las reglas de forma consistente todos los meses si queremos disfrutar de las bondades de esta técnica.

En la primera parte del post estuvimos centrándonos en los aspectos requeridos para hacer una correcta selección inicial de activos (ver post Estrategia de Fuerza Relativa en Bolsa - 1). Hoy, en cambio, vamos a examinar todos aquellos pasos relacionados con el seguimiento de la cartera. Esta faceta de las estrategias muchas veces es pasada por alto por el inversor promedio y, sin embargo, resulta imprescindible realizarla de forma efectiva si queremos que el sistema de inversión mantenga su rentabilidad a largo plazo.

Seguimiento de la cartera de Fuerza Relativa


Uno de los puntos clave de todo sistema de gestión de carteras es el de hacer un correcto seguimiento periódico de la estrategia. Si no hacemos eso entonces no servirá de nada que inicialmente hayamos escogido los 10 mejores activos del mercado. Al cabo de un año lo más probable es que haya cambiado el escenario y, por tanto, nuestra cartera ya no estará compuesta por los valores con mayor Fuerza Relativa.

8º) Revisar mensualmente la composición de activos. Una vez que tenemos establecida la ponderación inicial de nuestra cartera, tendremos que proceder a hacer una revisión periódica de la misma. Lo más recomendable es hacer esta revisión mensualmente, aunque también es factible implementarla de forma semanal o de forma trimestral. Obviamente, examinar la cartera cada semana va a requerir más esfuerzo que hacerlo cada trimestre.


Para la revisión periódica, lo único que vamos a hacer es repetir todo el proceso descrito en los pasos anteriores y extraer de nuevo los 10 activos con mayor Fuerza Relativa en el momento actual. Así, en cada examen se nos podrán presentar casos tan extremos que irán desde que no haya ningún cambio en la lista hasta que se nos muestre un listado con los 10 valores distintos de los del mes anterior. Sin embargo, lo más habitual es que se presenten únicamente 1 ó 2 cambios.

9º) Realizar rotación de activos con la lista nueva. En este punto procederemos a revisar la nueva lista empezando por los activos de mayor rentabilidad. Si nos encontramos con algún valor que no está actualmente en nuestra cartera, entonces procederemos a darle entrada. Obviamente, tras hacer esto tendremos que darle salida a alguno de los activos que teníamos hasta ese momento en cartera. Para ello, procederemos a revisar la lista antigua y eliminaremos el activo con menor rentabilidad a 12 meses.

A continuación, continuaremos la revisión con los siguientes activos (de la lista nueva) que no estén incluidos en nuestra cartera actual. Y repetiremos el proceso de sustitución si aparece algún nuevo activo que no tengamos en cartera. Por ejemplo, si tuviésemos las dos listas siguientes del Ibex (cartera actual y nueva revisión), entonces tendríamos que proceder a sustituir Bankinter y REE (los dos valores con menor rentabilidad a 12 meses de nuestra cartera) por IAG e Iberdrola (los dos nuevos títulos con mayor Fuerza Relativa que actualmente no tenemos en cartera).


10º) Realizar un máximo de dos cambios mensuales. El proceso de rotación anterior (salida de activos en cartera y entrada de nuevos activos revisados) sólo deberá realizarse hasta un máximo de dos veces. La idea es que la estructura base de nuestra cartera se mantenga lo más estable posible y, por tanto, cambiaremos un máximo de 2 posiciones de nuestra cartera de 10 títulos.

En el ejemplo de la tabla anterior del Ibex, vemos que hubiese correspondido sustituir Merlin por Endesa. Sin embargo, como ya habíamos eliminado Bankinter y REE, tomamos la decisión de mantener a la SOCIMI durante el siguiente ciclo mensual de la estrategia.

11º) El candidato debe superar claramente al activo en cartera. Para proporcionar estabilidad adicional a la cartera, vamos a requerir que el candidato a entrar supere claramente la rentabilidad del activo en cartera al que debería sustituir. ¿Qué queremos decir con superar claramente? Bueno, pues nos referimos a que el candidato supere a nuestro activo en una rentabilidad superior al 2%. De esa forma, reducimos la rotación de la cartera y evitamos entradas/salidas constantes por diferencias mínimas de 0,5% o 1%.



Como opción alternativa, en vez del valor fijo del 2% se podría utilizar el valor del indicador ATR diario (Average True Range) promedio del universo considerado. De esta forma conseguimos que los movimientos de nuestra cartera se adapten con mayor precisión a los movimientos del mercado considerado.

Por ejemplo, volviendo a la tabla anterior del Ibex, otra razón para no sustituir Merlin por Endesa es la siguiente. La rentabilidad a 12 meses de Merlin es de +33% mientras que la del candidato Endesa es de +35%. La diferencia es sólo del +2% y, por tanto, no cumple con el requisito de superar al valor en cartera por una cantidad superior al +2%.

Estoy seguro de que a más de uno todas estas reglas de revisión y rotación de la cartera la parecerán poco menos que innecesarias. La filosofía de estos inversores suele basarse en que, si la selección inicial de valores es buena, entonces la rotación posterior impedirá que el activo tenga tiempo para desarrollar su impulso alcista. Bueno, cada cual es libre de creer lo que quiera. Pero la realidad es que, sin una revisión periódica, el rendimiento de la estrategia de Fuerza Relativa suele ser muy inferior al que se obtendría con un seguimiento adecuado.



Con los pasos anteriores ya hemos visto lo que serían las bases para la implementación de una estrategia de inversión de Fuerza Relativa. Aunque con esto ya podría comenzarse a operar, mi intención es publicar en el futuro un artículo en el que hablemos del control del riesgo del sistema. Dicho de otro modo, la idea del post será examinar reglas adicionales que nos permitirán, por un lado, reducir la volatilidad de la curva de rentabilidad de la estrategia y, por otro lado, evitar los desplomes de los mercados.

Pues nada, eso es todo por lo que respecta a los puntos básicos del sistema de Fuerza Relativa. Si os ha gustado, recordad ponerlo en práctica primero con una cuenta demo o con una cuenta de microlotes. Ahora, si tenéis dudas, se admiten preguntas...

Saludos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante. En el ejemplo, ¿con qué importe se entraría en los dos valores que rotamos, IAG e IBE?
Gracias.

XL dijo...

He realizado el BT (a mano...) de este sistema para el Ibex durante el año 2014, y el resultado que obtengo es -4.08% (equity de posiciones cerradas, incluidas comisiones), cuando el Ibex obtuvo un +3.61% dicho año. Aunque entiendo que se trata de un sistema permanente de l/p, no se si estoy aplicando algo de forma incorrecta o es que el sistema tarda en entrar en positivo y el periodo temporal que he elegido es insuficiente. ¿Me puedes indicar algún periodo donde hayas probado este ST, y el resultado alcanzado, para que pueda comprobar su correcto funcionamiento? Muchas gracias, y enhorabuena por tu magnífico blog, lo sigo a diario.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...