EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

jueves, 7 de febrero de 2019

Fuerza Ibex: Comenzamos el ejercicio con +2%

Comenzó el ejercicio 2019 y en el arranque del año nos colocamos con una ligera rentabilidad positiva. El entorno ha sido muy favorable y eso nos ha facilitado un inicio con plusvalías. Obviamente, siempre es mejor comenzar en positivo que en negativo. Sin embargo, es importante no confiarse: el año pasado también tuvimos un inicio notable y, por desgracia, los mercados comenzaron a estropearse a partir de dicho punto. No quiero decir que el escenario vaya a repetirse ahora, pero nunca está de más incrementar la vigilancia por si acaso...

Fuerza Ibex: Comenzamos el ejercicio con +2%


Tras el triste cierre de 2018, los pequeños inversores estábamos a la expectativa de lo que nos pudiera deparar este comienzo de 2019. Aunque nunca hay garantía de nada, lo más normal era que se produjera un rebote técnico tras unas caídas tan acusadas. En diciembre, el Ibex había llegado a marcar un mínimo relativo en 8.290 puntos, estableciendo nuevos mínimos anuales. Un descenso de casi 1.000 puntos en tan poco tiempo necesita una corrección alcista proporcional, pero cuando el pánico entra en el mercado la lógica muchas veces deja de cumplirse.

Afortunadamente, por ahora parece que las aguas se han calmado. El Ibex ha comenzado un ascenso en V que le ha llevado a perforar ligeramente, hace pocas semanas, la directriz bajista de medio plazo. Nos hemos quedado a las puertas de la resistencia 9.300 puntos y ahora es cuando comprobaremos si ya ha pasado lo peor o si simplemente hemos vivido un rebote técnico. Obviamente, necesitaremos la ayuda de los mercados internacionales. Los cierres han quedado así: el SP500 acumula una rentabilidad del +6%, el Eurostoxx del +4%, el Nikkei del +6%, el Ibex del +3% y los Emergentes del +8%. Se mire por donde se mire, un buen arranque de año...



En la imagen anterior podemos ver el comienzo de ejercicio que han tenido tanto nuestra cuenta como el benchmark asociado. La cartera Fuerza Ibex ha cerrado enero con una rentabilidad del +2%. En este mismo período, el Ibex ha alcanzado un rendimiento del +3%. Por tanto, comenzamos el año con una diferencia desfavorable de 1 punto aunque, por supuesto, esperamos ir limando esta distancia durante las próximas semanas. Como ya sabemos, es complicado batir a un índice alcista, pero esto es una maratón y no una carrera de velocidad, así que no hay que perder la paciencia por lo acontecido durante un mes en particular...

Composición de la cartera Fuerza Ibex


En cuanto a la composición de la cartera, hemos aprovechado el tirón alcista del arranque de año para ir incorporando algunos valores a la estrategia. Nuestra órdenes de compra se han ejecutado en los siguientes niveles: ENCE en 6,49 euros, Naturgy en 23,48 euros, Endesa en 21,41 euros, Acciona en 84,73 euros, ACS en 36,43 euros y Cellnex en 24,71 euros. A diferencia de lo que ocurría hace tan sólo un mes, ahora nuestra cartera está bien cargadita de activos. Y todavía nos queda alguno más en el radar, así que no descartamos nuevas compras en febrero.

Dicho todo lo anterior, los componentes actuales de la cartera son los siguientes: ENCE con un +3% (stop 22,10), Naturgy con un +3% (stop 21,70), Endesa con un +1% (stop 19,50), Acciona con un -1% (stop 75,30), ACS con un -1% (stop 32,70) y Cellnex con un -1% (stop 22,20). Llevábamos casi un año completamente fuera del mercado de renta variable, así que ahora casi resulta extraño hablar de los diferentes componentes de la cartera Fuerza Ibex. Pero bueno, así son las cosas, el mercado es el que marca los tiempos y nosotros simplemente debemos tener la paciencia suficiente para acompasarnos a sus movimientos.


Tras las notables subidas de enero, ahora toca confirmar los movimientos. En febrero veremos si estos ascensos son algo serio o si lo que hemos vivido ha sido un simple rebote técnico. Por supuesto, todo va a depender del comportamiento del mercado norteamericano, no nos engañemos. En diciembre el SP500 marcaba mínimos en 2.350 puntos y ahora circula en torno a los 2.700 puntos. De hecho, en las últimas sesiones ha pasado a atacar la directriz bajista de corto plazo. La confirmación de la superación del rango 2.700 - 2.800 puntos dejaría vía libre a la continuidad de la tendencia alcista de fondo. Recordemos que el soporte de largo plazo se encuentra en los 2.300 puntos y, afortunadamente, dicho nivel ha sido respetado en las caídas de diciembre.

Pues nada, eso es todo por lo que respecta a enero. Ya hemos arrancado el ejercicio 2019 y ahora toca ir consolidando posiciones para afrontar el movimiento de los próximos meses. Esperemos que no se vuelva a repetir lo ocurrido en febrero de 2018. ¡Nos vemos dentro de 4 semanas!

Saludos.

jueves, 17 de enero de 2019

Club 2040: Cierre negativo con -9% en 2018

Concluyó 2018 y, en líneas generales, podemos decir que no ha sido un ejercicio positivo para la evolución de nuestra estrategia. Aunque a mediados de año manteníamos una rentabilidad aceptable, las cosas comenzaron a torcerse este pasado verano. Y, finalmente, el comportamiento durante el cuarto trimestre ha sido poco menos que desastroso. Cierto es que en este último período hemos conservado una alta ponderación en renta fija pero es que, como hemos sido testigos, este tipo de inversión no ha sido el clásico refugio al que todos estábamos acostumbrados en el pasado.

Club 2040: Cierre negativo con -9% en 2018


En el anterior repaso comentábamos que la cartera seguía perdiendo puntos de rendimiento (ver post Club 2040: Seguimos perdiendo altura). Y, por desgracia, la proyección ha seguido exactamente igual durante diciembre. A pesar de tener una alta ponderación en renta fija, nuestra cuenta ha seguido perdiendo rentabilidad paulatinamente. Este, quizás, ha sido el punto débil de este año: la renta fija no ha servido de refugio y, al contrario, únicamente nos ha valido para seguir incrementando (aunque a menor ritmo) las minusvalías de la estrategia. En los mercados siempre se aprende algo nuevo.

La evolución de la renta variable durante el último mes del año ha sido realmente pobre. No hemos tenido Rally de Navidad ni por asomo y el SP500, por ejemplo, pasó de marcar 2.760 puntos a cerrar el ejercicio en torno a 2.530 puntos, esto es, una caída de más del -8%. Por tanto, habernos mantenido en renta fija ha sido, simplemente, el mal menor. Por ahora, lo que sí podemos confirmar son los cierres anuales de los principales índices mundiales. El SP500 cerró 2018 con una minusvalía del -8%, el Eurostoxx finalizó con un -16%, el Nikkei con un -18%, el Ibex con un -17% y los Emergentes con un -20%. No comments.


En la imagen anterior podemos ver la evolución de nuestra cuenta y de su benchmark asociado. La cartera Club-2040 cerró el ejercicio 2018 con una minusvalía del -8,1%. En paralelo, el Eurostoxx acabó el año con un rendimiento del -16%. Por tanto, la diferencia final fue favorable para la estrategia por un total de 7 puntos. Evidentemente, a pesar de ello, no hay nada que celebrar. Un cierre anual de -8,1% es simplemente desastroso y únicamente hemos sido capaces de evitar (y por poco) las pérdidas de doble dígito.

Composición de la cartera Club 2040


En cuanto a la composición de la cartera, como es fácil de imaginar, no hemos realizado ninguna incorporación. El escenario global de la renta variable es bastante negativo y eso hace que todavía no nos planteemos aumentar nuestra ponderación. Al contrario, nos hemos visto obligados a cerrar la posición que manteníamos abierta en el fondo Seilern Stryx World Growth.

Se trata de un producto que había aguantado bastante bien durante todo el año y que, sin embargo, finalmente ha cedido tras el mal comportamiento de los mercados norteamericanos durante diciembre. Teniendo en cuenta que la entrada la realizamos en octubre-2017 en 197,58 euros, el rendimiento de la operación ha sido de un +8,7% en 14 meses. No está mal, pero si recordamos que en septiembre la operativa acumulaba unos beneficios del +18%, entonces el resultado final ya no nos parece tan agradable...

Dicho lo anterior, las posiciones que a día de hoy tengo activas con lotaje del 100% son las siguientes: Carmignac Patrimoine con un rendimiento del -13%, Carmignac Securité con un -4%, M&G Optimal Income con un -5%, Nordea Stable Return con un -6%, y Bankinter Dinero con un -1%. El resto de los fondos los mantenemos en cartera, pero con un 10% del lote máximo (como ya sabéis, 10% es el lotaje mínimo que actualmente tengo establecido para los activos de la cuenta de largo plazo).


En resumen, podemos decir que los resultados de 2018 han sido bastante pobres. De hecho, se trata del primer año que cerramos en negativo desde que comenzamos a publicar los resultados en el blog. Y, lo que es peor, estamos ante el tercer peor ejercicio desde que la estrategia arrancó allá por el año 2004. Los resultados únicamente han quedado por delante de los del ejercicio 2008 (minusvalía del -21%) y del ejercicio 2011 (minusvalía del -13%). Creo que con eso ya nos podemos hacer una idea del desastre del que hemos sido testidos en este 2018. Los rendimientos históricos de la cartera Club 2040 quedan del siguiente modo:

* Año 2015:
Cartera: +2,1%
Eurostoxx: +2%
* Año 2016:
Cartera: +5,3%
Eurostoxx: 0%
* Año 2017:
Cartera: +7,9
Eurostoxx: +9%
* Año 2018:
Cartera: -8,1%
Eurostoxx: -16%

Probablemente el principal error que hemos cometido este año es elegir incorrectamente los fondos refugio de renta fija que teníamos que usar para protegernos de las caídas de la renta variable. En líneas generales, nuestra ponderación en renta fija no nos ha protegido demasiado y en realidad lo único que ha hecho ha sido incrementar paulatinamente las pérdidas globales de nuestra cartera.

Pues nada, eso es todo lo que había que comentar en relación con el ejercicio 2018. Nos toca ya centrarnos en 2019. En enero básicamente lo que tendremos que determinar es si estamos ante una continuidad bajista de lo vivido durante los últimos meses o si, por contra, asistimos a la aparición de un rebote alcista que nos haga ver la luz al final del túnel. El desenlace, dentro de unas 4 semanas...

Saludos.

martes, 15 de enero de 2019

USD/JPY: Comenzando el nuevo impulso alcista

La debilidad del Index Dollar también se ha dejado traslucir en la evolución del yen durante esta última semana. Aunque el USD/JPY suele ir a su aire, en ocasiones incrementa su correlación con el resto de pares. Tras el fuerte impulso bajista que vivimos a principios de año, estas últimas sesiones hemos preferido mantenernos al margen de este par y esperar hasta que se reduzca la volatilidad de sus movimientos. Es cierto que son escenarios en los que se puede ganar una buena rentabilidad en poco tiempo, pero también es verdad que en estas situaciones se incrementa el porcentaje de operaciones fallidas.

USD/JPY: Comenzando el nuevo impulso alcista


En el anterior repaso comentábamos que durante esta semana viviríamos un retroceso antes de continuar con el desplazamiento alcista. Y así ha sido. Tras marcar un máximo en 109,20, el par ha iniciado un movimiento correctivo que le ha llevado a marcar un mínimo en 107,70. Aunque es posible que la onda correctiva aún profundice algo más, merece la pena tratar de buscar posibles giros alcistas en los timeframes H4/H1. Tenemos pendiente el inicio de un impulso al alza de largo plazo y, si consiguiéramos subirnos al tren alcista en los orígenes del movimiento, podríamos disfrutar de un gran desplazamiento del precio.

* USD/JPY: Proyección de medio plazo (gráfico diario)


* USD/JPY: Proyección de largo plazo (gráfico semanal)


¡Buen trading esta semana!

Saludos.

---> Seguimiento anterior: Análisis de USD/JPY

domingo, 13 de enero de 2019

EUR/USD: Desarrollando la onda A-B-C

Durante esta última semana hemos sido testigos de claros descensos en el Dollar Index, lo que se ha traducido en debilidad para la divisa norteamericana. Por consiguiente, en los principales pares se han producido movimientos en contra del dólar, desplazamientos que han podido ser aprovechados con relativa facilidad en algunos casos. Teniendo en cuenta que aún queda un último impulso dentro del movimiento correctivo del dólar, es posible que durante las próximas sesiones todavía podamos repetir alguna de las operaciones lanzadas en esta semana que acaba de finalizar.

EUR/USD: Desarrollando la onda A-B-C


No ha habido sorpresas esta semana y el EUR/USD ha continuado desarrollando la onda correctiva A-B-C de medio plazo. A pesar de los descensos de las últimas sesiones, lo más probable es que el par aún tenga que completar un último impulso alcista hasta el entorno del rango 1,1600 - 1,1700. Por tanto, lo mejor que podemos hacer la semana que viene es tratar de localizar giros alcistas en los timeframes H4/H1. En cuanto tengamos identificado algún setup conveniente, podremos subirnos al movimiento al alza sin un riesgo demasiado elevado.

* EUR/USD: Proyección de medio plazo (gráfico diario)


* EUR/USD: Proyección de largo plazo (gráfico semanal)


¡Buen trading esta semana!

Saludos.

---> Seguimiento anterior: Análisis de EUR/USD

jueves, 10 de enero de 2019

Fuerza Ibex: Pérdidas del -7% en 2018

Bueno, finalizó el ejercicio 2018 y la evolución de nuestra cuenta no mejoró durante el último mes del año. En realidad, ninguna sorpresa. No preveíamos la aparición de ninguna oportunidad en el mercado español en diciembre y la predicción se ha confirmado. De hecho, la tendencia del Ibex es descendente... y seguirá siéndolo mientras no se rompan las directrices bajistas de medio/largo plazo. Por supuesto, para que tengamos reacción alcista es preciso que el mercado norteamericano dé por finalizadas las caídas de este último trimestre. Y está por ver que ya hayamos visto el suelo en el índice SP500...

Fuerza Ibex: Pérdidas del -7% en 2018


En el anterior repaso comentábamos que, a pesar de la reacción al alza del Ibex, el escenario seguiría siendo bajista mientras no se superasen las resistencias clave (ver post Fuerza Ibex: Aún no tenemos señales alcistas). De hecho, marcábamos la resistencia 9.300 puntos como nivel relevante a batir. Por desgracia, la reacción del Ibex se agotó en los 9.270 puntos y, desde ahí, se reanudaron los descensos. A finales de diciembre llegó a establecerse un mínimo en 8.290 puntos, así que la caída total fue de unos 1.000 puntos en poco más de 3 semanas. Se trata de un escenario poco prometedor.

Los ascensos de las últimas jornadas podrían ser el inicio de algo más (como siempre), pero aún es pronto para afirmar tal cosa. El cierre actual ha quedado en los 8.740 puntos, así que todavía estamos muy lejos de la resistencia clave de los 9.300 puntos. A todos nos gustaría que este fuese el principio del nuevo impulso alcista de medio/largo plazo pero, a pesar de ello, no debemos precipitarnos en nuestras conclusiones. Por ahora, lo que sí podemos confirmar son los cierres anuales de los principales índices mundiales. El SP500 cerró 2018 con una minusvalía del -8%, el Eurostoxx finalizó con un -16%, el Nikkei con un -18%, el Ibex con un -17% y los Emergentes con un -20%. No comments.


En la imagen anterior podemos ver la evolución de nuestra cuenta y de su benchmark asociado. La cartera Fuerza Ibex ha cerrado 2018 con una caída del -7,1%. Por otra parte, hemos ingresado unos rendimientos por dividendo del +0,2%. Por tanto, sumando ambos valores, podemos concluir que la rentabilidad global de la cartera ha quedado en -6,9% en 2018. En paralelo, el cierre del Ibex ha sido del -17%, lo que significa que hemos conseguido batir al índice de referencia por 10 puntos. Por desgracia, nos hemos quedado muy alejados de nuestro objetivo principal de alcanzar una rentabilidad anual del +15%.

Composición de la cartera Fuerza Ibex


Por lo que respecta a la composición de la cartera, no hemos realizado ningún cambio durante este último mes. Necesitamos asistir a un rebote mucho más sólido que el actual antes de comenzar a lanzar operaciones de compra. De hecho, ahora no mantenemos ningún valor en observación en nuestro radar. Actualmente sólo hay 6 valores del Ibex que sigan conservando su tendencia alcista, así que en realidad no tenemos mucho donde elegir. En estas situaciones lo mejor es tener un poco de paciencia y esperar hasta que vayan apareciendo impulsos al alza de mayor consistencia.

Por tanto, en estos momentos seguimos manteniendo todo nuestro capital posicionado en el fondo Carmignac Patrimoine. No espero un gran comportamiento de la renta fija durante los próximos meses, pero ahora mismo este activo es menos peligroso que la renta variable. En cuanto veamos oportunidades en Bolsa, ya nos encargaremos de ir traspasando el capital hacia los valores con estructuras más prometedoras. Actualmente ya llevamos 10 meses fuera del mercado y cada vez resulta más complicado no presionar el trigger, pero es imprescindible conservar la paciencia todo el tiempo que sea necesario.


La verdad es que, en líneas generales, los resultados de 2018 han sido bastante malos. De hecho, se trata del primer ejercicio en que la estrategia ha cerrado en negativo, así que hay poco que destacar. Lo único positivo, quizás, ha sido mantenernos 10 puntos por encima del Ibex. Los rendimientos históricos de la cartera Fuerza Ibex quedan del siguiente modo:

* Año 2015:
Cartera: +10,1% (Inversión: +7,5% + Dividendos: +2,6%)
Ibex: -8%
* Año 2016:
Cartera: +5,5% (Inversión: +5,1% + Dividendos: +0,4%)
Ibex: -3%
* Año 2017:
Cartera: +15,5% (Inversión: +11,9% + Dividendos: +3,6%)
Ibex: +11%
* Año 2018:
Cartera: -6,9% (Inversión: -7,1% + Dividendos: +0,2%)
Ibex: -17%

Probablemente, el principal error de este año fue lanzar aquellas entradas alcistas que ejecutamos en febrero. En esas operaciones perdimos un total de 7,3 puntos. Si no nos hubiésemos precipitado en esa ocasión, es posible que hasta hubiésemos cerrado 2018 ligeramente en positivo. Esa es la única lección que tenemos que aprender de este ejercicio.

Pues nada, eso es todo lo que hay que comentar acerca del año que se fue. De nada sirve lamentarse por los resultados y ahora hay que pensar ya en 2019. Lo primero que tendremos que determinar es si el mes de enero nos premia con el ansiado rebote alcista o si, por contra, nos trae una simple continuidad bajista. La solución, durante las próximas sesiones...

Saludos.

martes, 8 de enero de 2019

USD/JPY: Fuerte impulso bajista

Espectacular el movimiento descendente que hemos vivido esta última semana en el USD/JPY. Aunque habíamos proyectado un impulso bajista en 5 ondas, en ningún caso esperábamos que la caída fuese tan profunda. Hay que tener en cuenta que, antes de iniciar la onda, estábamos en el nivel 113,80 y en las últimas sesiones hemos llegado a marcar un mínimo en 104,70. Se trata de un desplazamiento de más de 900 pips completado en tan sólo 13 velas. Espero que hayáis podido aprovecharlo, al menos parcialmente (nosotros hemos capturado parte del movimiento, aunque no fuimos capaces de mantener la posición hasta las proximidades del mínimo alcanzado).

USD/JPY: Fuerte impulso bajista


El fuerte desplazamiento bajista de estas últimas sesiones ha sido más profundo de lo que habíamos esperado. Tras un movimiento de este tipo, lo normal es que se necesite alguna visita adicional al entorno de los mínimos ante de iniciar el impulso ascendente. En el largo plazo, seguimos pensando que ahora debería arrancar una onda 3, pero en cualquier caso habrá que vigilar de cerca el nivel clave 104,00: su pérdida nos obligaría a replantearnos la estructura proyectada en el gráfico semanal. La alta volatilidad hará complicado operar con este par durante las próximas sesiones, así que tendremos que estar muy atentos al comportamiento de los precios en los timeframes H4/H1.

USD/JPY: Proyección de medio plazo (gráfico diario)


USD/JPY: Proyección de largo plazo (gráfico semanal)

¡Buen trading esta semana!

Saludos.

---> Seguimiento anterior: Análisis de USD/JPY

domingo, 6 de enero de 2019

EUR/USD: Ruptura del triángulo correctivo

Las sesiones de esta última semana se han caracterizado por un desplazamiento lateral-bajista en el Dollar Index. Esto se ha hecho notar en el comportamiento de los principales pares de divisas, ya que en la mayoría de ellos se ha dejado traslucir cierta debilidad del dólar. Aunque no estamos hablando de grandes movimientos de pips, las pautas esbozadas no son muy prometedoras para la divisa norteamericana. Por tanto, para las próximas sesiones lo más recomendable será buscar operaciones que traten de aprovecharse de dicho escenario y que nos permitan operar en contra del dólar.

EUR/USD: Ruptura del triángulo correctivo


Tras varios meses de espera, finalmente hemos podido asistir a la ruptura del triángulo que guiaba el movimiento del par desde el pasado noviembre. Tal y como habíamos previsto, el breakout se ha producido por la parte superior, así que ahora deberíamos asistir al desarrollo de la tercera pata de la onda A-B-C. Este último impulso debería hacernos perforar la directriz bajista de medio plazo, aunque está por ver la profundidad que tendrá dicho desplazamiento. En cualquier caso, esta proyección nos servirá para buscar setups en los timeframes H4/H1 y para tratar de aprovecharnos del más que presumible movimiento alcista de las próximas sesiones.

EUR/USD: Proyección de medio plazo (gráfico diario)

EUR/USD: Proyección de largo plazo (gráfico semanal)

¡Buen trading esta semana!

Saludos.

---> Seguimiento anterior: Análisis de EUR/USD

sábado, 5 de enero de 2019

Sistemas de trading y Gastos operativos (y 2)


(Continuación de la primera parte: Sistemas de trading y Gastos operativos - 1)

¿Y si incluimos los Gastos operativos?


La pregunta es: ¿habrá mucha diferencia de resultados si incluimos los gastos operativos en las pruebas de nuestro sistema? A priori podría parecer que se trata de gastos poco relevantes, pero no nos queda más remedio que ejecutar nuestro propio backtesting para asegurarnos de este punto. Ya lo he dicho muchas veces, pero en estas situaciones podemos hacer dos cosas. La primera, creernos a pies juntillas lo que nos dicen y comenzar a operar esperando que no nos hayan engañado. La segunda, comprobar las cosas por nosotros mismos y utilizar sólo aquellas herramientas que hayan conseguido superar nuestros propios filtros.

Nuevamente, vamos a lanzar un backtesting sobre la estrategia MM55 y el subyacente SP500. Dejamos todas las reglas de trading del sistema exactamente igual que en la prueba anterior y la única diferencia es que ahora vamos a añadir costes de transacción a la técnica. Los gastos operativos seleccionados serán unos costes promedio, ya que los resultados quedarían un poco desvirtuados si elegimos el broker más caro o el broker más barato. El objetivo ahora no es optimizar los costes de la estrategia de inversión, sino tratar de visibilizar la diferencia entre lanzar un backtesting sin gastos y ejecutar otro con gastos.



En la imagen anterior podemos ver de nuevo la evolución de la estrategia MM55 (sobre el SP500) en el ciclo 2000-2018. Aquí aparece ahora la curva generada incluyendo los costes de transacción. Como se aprecia, en esta ocasión el sistema no ha sido capaz de batir al benchmark durante estos 18 años. En concreto, la rentabilidad anualizada de la estrategia fue del +4,8% frente al +5,3% del SP500, esto es, una diferencia desfavorable de 0,5 puntos. En cuanto al drawdown, mientras que el Buy&Hold marcó un -50%, la técnica MM55 consiguió dejarlo en un -17%.

En esta ocasión, los resultados de la estrategia no son tan buenos. Estamos ante una operativa que va obteniendo cada año 0,5 puntos anualizados menos que el Buy&Hold, cosa que no es lo que esperamos oir cuando analizamos los datos de un sistema determinado. Al menos, podemos decir que la estrategia ha conseguido reducir en 33 puntos el drawdown marcado por el benchmark. Este último dato nos podría dar cierto juego a la hora de trabajar con el sistema, sobre todo en lo que respecta al apalancamiento, pero en cualquier caso no podemos dar el aprobado a la estrategia global.


Influencia de los Gastos de transacción


Si le echamos un vistazo a los resultados obtenidos por ambos backtesting, podemos ver importantes diferencias. La más evidente es que en el primer caso (sin gastos de transacción) conseguimos batir al benchmark y en el segundo (con gastos de transacción) no se alcanza dicha meta. Los datos nos dicen que la rentabilidad anualizada del primer backtesting fue del +6,0%, mientras que la del segundo se quedó en el +4,8%. Se trata de una diferencia de 1,2 puntos. Puede parecer escasa, pero a lo largo de un ciclo completo de 20 años se convierte en una distancia total de 65 puntos.

Si todavía os sigue pareciendo poca cosa, vamos a verlo en euros. Imaginemos que nos abrimos una cuenta con 100.000 euros y comenzamos a operar con esta estrategia. A un ritmo del +6,0% anual, al cabo de 20 años tendríamos un capital de 320.000 euros. Sin embargo, a un ritmo del +4,8% anual, al finalizar el ciclo de 20 años nuestra cuenta únicamente albergaría 255.000 euros. Esa escasa disminución de 1,2 puntos, al cabo del tiempo se ha convertido en una "pérdida" de nada menos que 65.000 euros. Y recordemos que toda esta diferencia de capital se ha empleado en pagar los gastos de transacción de la estrategia de trading.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que este análisis lo hemos obtenido a partir de una estrategia pensada para el medio/largo plazo. El impacto de los costes de transacción será aún mayor en un sistema de trading de corto plazo. En líneas generales, cuanto mayor sea la frecuencia operativa mayor tendrá que ser el rendimiento obtenido para compensar los gastos operativos. Esto hace que, por ejemplo, las técnicas basadas en medias móviles sean rentables en gráficos semanales y que, sin embargo, siempre conduzcan a la quiebra de la cuenta cuando estamos trabajando con timeframes horarios. Es un factor que no debe ser pasado por alto.


Una vez visto todo lo anterior, ahora resulta evidente cómo fue posible que nuestro lector consiguiese un rendimiento tan espectacular con un sistema de triple media móvil. Si no hubiese costes de transacción, la vida de los traders sería mucho más sencilla ya que, en ese caso, multitud de estrategias actualmente inoperables pasarían a ser generadoras de beneficios. Pero, por desgracia, los gastos operativos están aquí para quedarse y a nosotros no nos queda más remedio que buscar técnicas de trading que tengan rentabilidad positiva a pesar de dicho lastre. Ese es nuestro trabajo principal como traders.

Pues nada, eso es todo lo que quería comentaros en relación con los sistemas de trading y los gastos de transacción. Espero que esto os sirva para que, al realizar vuestros backtesting, no cometáis el mismo error que algunos traders principiantes cometieron antes que vosotros. Hay piedras con las que no es necesario tropezar nunca...

Saludos.


martes, 1 de enero de 2019

Feliz Año Nuevo 2019

Ya sé que hoy estamos todos un poco cansados y con pocas ganas de hacer nada, así que no voy a demorarme demasiado. Simplemente quería daros un saludo rápido y desearos una feliz entrada de año nuevo. Espero que en 2019 tengáis éxito en todos los objetivos que os marquéis en los mercados financieros y, por qué no, en el resto de objetivos también (por cierto, ¿os comísteis todas las uvas ayer?). Ahora, a descansar y a disfrutar de la comida con vuestra familia. El miércoles nos vemos de nuevo haciendo trading al pie del cañón.

¡Feliz Año Nuevo 2019!

Saludos.


Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...