EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

domingo, 4 de octubre de 2015

Ibex: Moviéndose al filo de la navaja

Aunque el Ibex ha caído un -4% durante los últimos 30 días, la realidad es que el cierre del viernes ha permitido que el precio acabe cotizando un +1% por encima del anterior cierre semanal. A pesar de que las resistencias que quedan por delante son de gran calibre, al menos esto sirve para que nos tomemos un descanso en mitad de la tormenta.

Nivel 9.300: La frontera que nos separa del abismo


Hace un mes comentábamos que el Ibex estaba ejecutando un pullback hacia el soporte roto de los 10.300 puntos (ver post Ibex - Pullback al soporte perforado). Pues bien, desde dicho nivel se inició un nuevo impulso bajista que hizo que nuestro querido índice doméstico marcase un mínimo, hace ya algunas semanas, en los 9.230 puntos.

Esta última semana se ha producido un nuevo ataque a la zona de mínimos, pero la batalla se ha saldado con un rebote alcista que ha dejado el cierre en 9.603 puntos y que ha dibujado un pequeño doble suelo en el gráfico de corto plazo. Para que os deis cuenta de la importancia de esta figura, debéis ser conscientes de que el nivel 9.230 puntos coincide exactamente con el mínimo relevante de diciembre-2013.


Por tanto, creo que no tengo que remarcar demasiado la importancia de dicho soporte. De hecho, desde mi punto de vista, el rango 9.200-9.300 puntos es el que marcaría la diferencia entre una gran corrección de largo plazo o un crack bursátil en toda regla. Como ya sabéis, vengo siendo bajista en el mercado español desde que se perdieron los 10.600 puntos. Por tanto, es cierto que la pérdida de los 9.300 puntos no cambiaría mi sesgo, pero sí que serviría para que dejara de buscar un posible suelo rápido tras el desplome del mes de agosto.

Posibles escenarios durante las próximas semanas


Para esbozar los posibles escenarios en el Ibex tenemos que decidir primero si vamos a operar a largo plazo o a corto plazo. En mi caso, para la cartera de inversión de largo plazo me plantearía lo siguiente:

1º) Una operativa alcista si viese de nuevo al índice apoyarse y rebotar sobre el nivel de los 9.200-9.300 puntos, situación que nos permitiría trabajar con un stoploss muy ajustado.

2º) En caso de que no se produzca dicho apoyo y continúe el ascenso desde el nivel del actual cierre semanal (9.600 puntos), no volvería a entrar al alza en el mercado hasta que no vea que recuperamos los 10.800 puntos.

En cambio, para la cartera de trading de corto plazo tengo otros dos setups en mente. Como se puede apreciar, no tienen nada que ver con los definidos para el largo plazo.

1º) Por un lado, si tras el rebote el precio alcanzase el rango 10.000-10.200 puntos, entonces ese sería un punto ideal para la apertura de cortos (con stoploss ajustado sobre dicho rango).

2º) Por otro lado, la pérdida de los mínimos 9.200-9.300 puntos también nos darían una buena oportunidad de unirnos a la fiesta bajista.


Finalmente, no puedo resistirme a mostraros el gráfico semanal de largo plazo. He dibujado el rango 9.200-9.300 puntos para que podamos apreciar las innumerables veces en las que este nivel ha acabado funcionando como soporte o como resistencia durante estos últimos 5 años. Por tanto, no es conveniente infravalorar la importancia del que actualmente es el soporte que puede marcar la diferencia entre el nacimiento de un impulso alcista de largo plazo o la confirmación de un nuevo crack bursátil.

Y eso es todo por ahora. Durante las próximas semanas tendremos que estar atentos a la confirmación de los setups mencionados más arriba y, sobre todo, al comportamiento del índice frente al nivel clave de los 9.300 puntos.

Saludos.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...