EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

sábado, 11 de febrero de 2017

Invertir en los mejores Fondos de Inversión (y 2)

Hace algunas semanas comenzamos a ver cuál era la forma más adecuada de proceder para invertir en los mejores fondos de inversión. Siguiendo una simple metodología de selección y análisis seremos capaces de incrementar notablemente el rendimiento del capital de nuestra cuenta.

En el artículo anterior estuvimos viendo cómo quedarnos con los fondos de inversión con mejor historial de comportamiento (ver post Invertir en los mejores Fondos de Inversión - 1). Ese es el primer paso a realizar para disfrutar de una cartera de productos con alto potencial de rentabilidad.

Revisión periódica de nuestra cartera de Fondos de Inversión

Obviamente, la inversión en mercados financieros no es algo estático, y las cosas cambian mucho de un año para otro. Es posible que un fondo cuya política de inversión era un éxito hasta un momento dado, de repente haya perdido aquella "magia" que le hacía estar por encima de la media. Los motivos pueden ser variados: el comportamiento del mercado ya no es el adecuado para su sistema de especulación, la política del fondo ha cambiado, el equipo gestor ha abandonado la firma, etc...

En definitiva, nosotros tenemos que ser capaces de adaptarnos a los cambios en cuanto sea necesario y, por tanto, es fundamental que repitamos cada año el filtrado y la selección posterior. Tenemos que comprobar que los fondos que en el pasado elegimos por ser los mejores, hoy en día continúan estando entre los más rentables.



Sin ir más lejos, yo hago este chequeo anualmente. Si nuestro fondo no se comporta tan espectacularmente como en el pasado pero vemos que aún continua estando tan sólo 1 ó 2 puntos anualizados por debajo de los cinco mejores, entonces deberíamos darle un voto de confianza y seguir manteniéndolo en cartera.

Por contra, si vemos que, de repente, el quinteto de cabeza está obteniendo resultados 3 ó 4 puntos anualizados por encima, entonces resulta evidente que algo no está yendo bien con nuestro producto. Ha llegado el momento de sustituirlo por alguno de los que mejor lo está haciendo en esos momentos.

Es importante que no nos sintamos sentimentalmente atados a ellos: si llega el momento de cambiar un producto por otro, hemos de hacerlo sin vacilación. Conozco a inversores que continúan suscritos durante años a un fondo con la vana esperanza de que en el futuro el producto vuelva a recuperar el espectacular comportamiento que tuvo en el pasado (La intuición no siempre funciona en trading). Por favor, no nos convirtamos en uno de estos inversores: no tiene sentido dejar escapar las oportunidades que nos brinda el mercado.



Conclusiones acerca de la selección de Fondos de Inversión

Llegados a este punto, conviene que recapitulemos sobre las líneas generales a seguir. Por tanto, vamos a hacer un recordatorio de los pasos necesarios para invertir en los mejores fondos de inversión.

1º) Filtrar los fondos que cumplan con nuestros criterios.

2º) Seleccionar los fondos que tengan mejor rentabilidad a largo plazo.

3º) Repetir el control anualmente y verificar que nuestros fondos siguen estando entre los mejores.

Si realizamos estos pasos tal y como se ha explicado a lo largo de todo el texto, podremos tener la seguridad de que nunca entrará una oveja negra en nuestra cartera de fondos. Y, casi con total seguridad, nuestra cuenta será capaz de obtener una rentabilidad muy por encima de la del inversor promedio.

Por supuesto, dicha rentabilidad dependerá de cuál sea el comportamiento de los mercados de referencia. Es decir, si nuestro fondo invierte en la Zona Euro y, al cierre del ejercicio, su ganancia anualizada a 10 años es de un +8%, ¿deberíamos estar contentos o enfadados? Pues si resulta que el Eurostoxx acumula una rentabilidad anualizada a 10 años de +5%, entonces tendríamos que felicitar al equipo gestor por su éxito. En cambio, si el índice alcanza un +10%, los resultados de nuestro fondo serán definitivamente mediocres. A eso nos referimos cuando hablamos de comparar los resultados con los del índice de referencia (conocido como benchmark).



La primera vez que hagamos todo este proceso de filtrado y selección nos parecerá más complicado de lo necesario. Pero, una vez que nos hayamos acostumbrado, todos estos pasos serán semi-automáticos para nosotros. Y, lo que es más importante, dormiremos más tranquilos pensando que tenemos a los mejores equipos gestionando nuestro capital.

Eso es todo por lo que respecta a este tema. Esperamos que, como mínimo, os sirva para evitar que algún fondo nocivo llegue a parar a vuestras carteras. Cualquier duda que tengáis, ya sabéis, preguntadla...

Saludos.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...