EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

miércoles, 3 de febrero de 2016

Cartera: Cerramos el año con pérdidas

Una vez cerrado el ejercicio 2015, toca hacer repaso de la operativa. La verdad es que este último año no ha sido demasiado bueno para nuestra cuenta de inversión. Cuando uno comienza a operar en el mes de enero, lo que menos espera es acabar el mes de diciembre en minusvalías. Pero en el mundo del trading debemos aceptar que esto puedo ocurrir. Lo importante es aprender de nuestros errores y tratar de que no se vuelvan a repetir en el futuro.

Evolución de la Cuenta de Inversión


Echando la vista atrás, lo primero que hay que destacar es lo mal que leí el timing de mercado a principios de 2015. Decidí quedarme en liquidez y esperar un pullback (que nunca se produjo) en un momento en que el Eurostoxx iniciaba un importante despegue alcista. De hecho, en el mes de abril el índice europeo llegó a alcanzar una plusvalía del +22% y, desgraciadamente, yo tuve que contemplar dicho movimiento desde la barrera. Me hubiese bastado con arañar 10 ó 12 puntos de dicho impulso para cambiar el resultado final del ejercicio.

En la segunda parte del año, desde mediados de abril hasta principios de octubre, el Eurostoxx inició un movimiento bajista de gran intensidad. Con buen criterio, seguí manteniéndome al margen del mercado, cosa que hizo que fuésemos reduciendo la diferencia con el benchmark europeo. Sin ir más lejos, el 4-octubre nuestra cuenta de inversión marcaba un resultado del -3% y el Eurostoxx un rendimiento del -2%. En esos momentos la distancia era de un único punto porcentual, por lo que iniciábamos el último trimestre del año con un empate técnico.

Cartera Tambolsa: evolución durante el ejercicio 2015

En el gráfico anterior podemos ver cuál ha sido la evolución durante los últimos meses del año. Los principales mercados internacionales entraron en rangos laterales de corto/medio plazo y eso afectó negativamente a nuestras estrategias tendenciales de trading. Mientras el Eurostoxx cerró en +4%, nuestra operativa completó varios trades perdedores y finalmente la cuenta de inversión acabó el año con una rentabilidad negativa del -9%. Por desgracia, ya no hay nada que pueda hacer para evitar esta minusvalía.

¿Qué podemos aprender de estas pérdidas?


Una vez  cerrado el año con este resultado tan nefasto, no conviene castigarse demasiado psicológicamente. Lo más inteligente es tratar de identificar cuáles han sido los principales fallos cometidos durante el ejercicio y tratar de no repetirlos en 2016. Parte de nuestro trabajo es adaptar nuestra mente para ser capaces de convivir con las pérdidas que eventualmente se pueden producir en nuestra operativa. Sólo así seremos capaces de sobrevivir a largo plazo en el mundo del trading.

Haciendo un repaso de la cartera desde su inicio allá por el año 2007, hay que destacar que se trata del primer año finalizado con minusvalías. Nunca es agradable resaltar un hecho de estas características, pero tarde o temprano tenía que llegar el primer ejercicio con pérdidas. Lo que sorprende, quizás, es que esto se produzca cuando la cartera ya lleva varios años de rodaje y cuando (se supone) que yo debería ser un trader más experimentado. Evidentemente, es un paso atrás en mi camino como inversor y tendré que analizar detalladamente qué es lo que he hecho mal durante estos últimos 12 meses.

Cartera Tambolsa: Comportamiento durante el ciclo 2007-2016

En la imagen anterior podemos ver los resultados de los 9 años de vida de la cartera. Junto a ellos aparece el rendimiento de los dos índices que suelo usar como benchmark: Ibex y Eurostoxx. La rentabilidad anualizada de la cartera sigue siendo superior a la de los índices pero la verdad es que el resultado de 2015 ha sido muy malo. A partir de aquí surgen varias preguntas: ¿Habré tenido un mal año de inversión? ¿No he seguido mis reglas de trading? ¿Será una pérdida puntual? ¿o, por desgracia, mis estrategias de inversión están comenzando a fallar? Tengo bastante trabajo de análisis por delante...

Pues nada, eso ha sido todo por lo que respecta a 2015. Espero recuperarme psicológicamente lo antes posible y poder afrontar con garantías el ejercicio 2016. Debo intentar evitar que la duda se apodere de mi operativa: en el mundo del trading, titubear nunca conduce a un final feliz...

Saludos.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...