EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

sábado, 27 de febrero de 2016

Invertir en la Bolsa con Trailing Stop (1)

En su día ya estuvimos viendo cuáles eran los posibles tipos de stoploss que podíamos situar en un trade al operar en Bolsa o en cualquier otro mercado financiero. Pero dichos stoploss sólo nos son útiles en el momento de abrir la operación y, una vez el movimiento comienza a ir en nuestro favor, deberíamos comenzar a trabajar con un trailing stop.

Cualquier trader que haya superado sus primeros años de trading sabe que, a la hora de iniciar una operativa, es de vital importancia elegir el stoploss correcto (ver post Tipos de Stoploss para limitar pérdidas). Y, por supuesto, también sabe que, en las operaciones en las que estamos obteniendo cierta rentabilidad, es importante emplear un trailing stop.

Pero, ¿cuáles son los tipos de trailing stop que podemos utilizar? A continuación vamos a enumerar una selección de los que suelen tener mayor éxito a la hora de proteger las ganancias de una operación. Muchos de ellos se pueden considerar clásicos, pero recordemos que lo tradicional no está reñido con lo rentable.



La lista de los que solemos utilizar en Tambolsa.es es la siguiente.

1) Mínimos relativos: aquí, cada vez que el activo marque un nuevo máximo, tendremos que proceder a actualizar nuestro trailing stop y situarlo por debajo del nivel en el que se encuentre el último mínimo relativo que se haya marcado en el gráfico. Recordemos que una vela mínimo relativo debe tener, al menos, 3 velas a cada lado con mínimos superiores.

2) Mínimos relevantes: es una variante del caso anterior en la que exigiremos que el mínimo sea relevante y no únicamente relativo. Esto significa que el mínimo tiene que haberse generado tras un descenso de cierta profundidad, es decir, tras una caída superior a un porcentaje establecido o por debajo de una media móvil predefinida.

3) Mínimo de las últimas velas: aquí tendremos actualizar el trailing stop para irlo situando por debajo del mínimo de las últimas N velas. De esta forma, cerraremos la posición si el precio cae por debajo del mínimo de las últimas 20 velas, 60 velas o de la cantidad que hayamos elegido.



4) Directrices de Tendencia: en esta opción típica lo que haremos será situar el stop bajo una línea de tendencia relevante que vaya guiando el ascenso del movimiento. A medida que la directriz alcista se vaya elevando también tendremos que ir subiendo el nivel de stop asociado.

5) Medias Móviles: un tipo de trailing muy interesante. Aquí la idea será ir situando el stop bajo una media móvil (MM) predefinida. A medida que la MM se vaya desplazando nos tocará ir ajustando la situación del trailing asociado a la misma.

6) Líneas de Resistencia: se trata de ir situando el trailing stop por debajo de la última resistencia que haya sido superada en el gráfico. Este tipo de trailing sólo debería ser empleado cuando estemos ante tendencias de gran fortaleza y reducida volatilidad.



El próximo día continuaremos viendo otros tipos de trailing stop que podemos usar en nuestras estrategias sobre los mercados financieros. Es importante conocer la máxima cantidad posible de ellos, ya que eso nos permitirá escoger los que mejor encajen con nuestra forma de ser y de operar.

Pues nada. Como siempre, quedáis invitados a la segunda parte del post, donde concluiremos la revisión de los tipos de trailing que consideramos más relevantes.

Saludos.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...