EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

sábado, 6 de febrero de 2016

Elegir los mejores Fondos de Inversión (y 2)

Hace algunas semanas comenzamos a ver cuáles eran los pasos que había que seguir para seleccionar los mejores fondos de inversión de una categoría determinada. Para realizar este proceso de selección nos basábamos en la realización de una serie de filtros mediante la plataforma de Morningstar.

En la primera parte ya estuvimos viendo cómo había que rellenar todas las opciones disponibles en el filtro de Tipo de Fondo, que es el primero que nos aparece en el Buscador Avanzado de Fondos de Inversión de Morningstar (ver post Elegir los mejores Fondos de Inversión - 1). Hoy veremos cómo hay que cumplimentar el resto de Bloques que se nos presentan en la herramienta de selección.

Filtro de Rentabilidad y Riesgo


En este bloque aparecen otra serie de opciones que nos permitirán indicar cuáles son las características que debe cumplir el tipo de fondo especificado en la primera parte.

Rating Morningstar: tiene en cuenta la rentabilidad histórica y el riesgo del fondo frente al promedio de la categoría seleccionada. Aquí recomiendo seleccionar los fondos que tengan tres estrellas o más, así eliminamos de un plumazo todos aquellos productos que nunca han tenido un comportamiento aceptable.

Morningstar Analyst Rating: se trata de un nuevo rating que se calcula en base a criterios cualitativos, es decir, en función del promedio de las valoraciones emitidas por las casas de inversión. Al tratarse de algo muy subjetivo, mi recomendación es no marcar nada en esta opción.



Riesgo Morningstar: obviamente, se trata del riesgo del fondo con respecto al promedio de su categoría (no tendría sentido comparar el riesgo de la Renta Variable con el de la Renta Fija). Aquí yo únicamente elimino los fondos de riesgo Alto (dejo a vuestra elección la posibilidad de quitar los fondos de riesgo Superior a la Media).

Volatilidad de 3 años: mide la variación de las rentabilidades mensuales de un fondo con respecto al promedio de su categoría. En esta opción no vamos a marcar nada, ya que no me parece adecuado eliminar fondos de alta rentabilidad por el simple hecho de que tengan una volatilidad mayor que la de sus competidores.



Rentabilidad


Aquí tenemos otro factor clave de nuestro proceso de selección. Si queremos invertir en un fondo de calidad, es primordial que ese producto haya demostrado que históricamente es capaz de obtener una plusvalía aceptable. Si no lo ha conseguido en el pasado, lo más probable es que tampoco vuelva a conseguirlo en el futuro.

¿Y qué se considera una plusvalía aceptable? Bueno, eso dependerá de nuestro perfil de inversión, pero unos rangos orientativos según el tipo de fondo elegido podría ser el siguiente.



En cuanto al plazo que debemos elegir para el filtro de rentabilidad, cuanto mayor sea pues mejor. En ningún caso debería ser inferior a 5 años, ya que entonces estaríamos analizando un período de tiempo demasiado pequeño como para proporcionar conclusiones relevantes. Lo importante es que en el plazo examinado se encuentre, al menos, algún crack bursátil y su crisis posterior (del estilo de la burbuja tecnológica de 2000 ó de la burbuja inmobiliaria de 2008). Así nuestro filtrado valorará también cómo se comporta el fondo en ese tipo de situaciones.

Tampoco recomiendo trabajar con plazos superiores a 20 años ya que, en ciclos tan largos, muchas cosas pueden haber cambiado, tanto en el propio producto como en la forma intrínseca de comportarse de los mercados (por ejemplo, en 1990 apenas había Sistemas Automáticos operando en Bolsa y, sin embargo, hoy en día es algo con lo que ya estamos acostumbrados a convivir).

Por ejemplo, nosotros vamos a seleccionar los fondos de Renta Variable Zona Euro que hayan obtenido una rentabilidad a 10 años superior al 4%. Para ello seleccionaremos la opción "Valor Específico" del plazo "10 años" e introduciremos el número cuatro.


Filtro de Cartera del Fondo


Este apartado nos permite definir aspectos muy concretos de los fondos buscados, como puedan ser el tamaño de las acciones, el tipo de acciones o el patrimonio gestionado por el producto.

Morningstar Style Box: Esta opción nos permite indicar cómo queremos que sean las acciones o los bonos con los que trabaja el fondo. En principio, no recomiendo afinar tanto la selección pues inicialmente ya hemos indicado qué política de inversión debe tener el fondo y, por tanto, esta opción sería rizar el rizo de nuestro filtro. Mejor dejarlo en blanco.

Patrimonio: este campo nos permite seleccionar un rango para el capital gestionado por el fondo. Nos permitiría, por ejemplo, seleccionar aquellos productos con un capital superior a los 2.000 millones o, por contra, aquellos otros con un capital inferior a los 1.000 millones. Esta opción también la dejaremos en blanco.



Filtro de Comisiones del fondo y detalles de compra


Este apartado también es relevante, ya que nos habla de los gastos asociados a la suscripción del producto. Aunque no esté relacionado con su forma de invertir en los mercados, también es primordial que evitemos entrar en productos demasiado caros ya que eso hará, básicamente, que la gestora se quede con una gran porción de nuestras ganancias.

Inversión mínima inicial: este punto dependerá de la cantidad de dinero que estemos pensando invertir en el fondo. Lo recomendable es que marquemos esta opción con un máximo de 2.000 euros. Hemos de tener en cuenta que hay fondos que solicitan cantidades mínimas de 50.000 euros (e incluso más) y, obviamente, no deseamos que estos productos superen nuestro filtro.

Comisión de entrada máxima: esta opción hace referencia al porcentaje de comisión máxima que nos van a cobrar por suscribir participaciones del fondo. No deberíamos contratar nada superior al 2%, ya que eso lastrará nuestra capacidad posterior para poder entrar y salir del fondo cuando deseemos. Lo mejor es que el fondo no tenga comisiones de entrada (que los hay y en cantidad suficiente).



Gastos corrientes


Una opción muy importante, aunque muchas veces se pasa por alto. Este punto hace referencia al porcentaje de comisión que la gestora nos va a cobrar anualmente por permanecer suscritos en su fondo. Un valor muy alto se acabará traduciendo en una reducción de nuestro beneficio potencial.

Aquí mi recomendación es que nunca entremos a formar parte de productos que nos vayan a cobrar una comisión superior al 2%. Hay muchos productos de gran calidad que cobran porcentajes inferiores a ese umbral como para perder el tiempo buscando fondos más caros.



Una vez provisonados todos los campos, ya sólo nos queda pulsar el botón de "Búsqueda". Tras una breve pausa, la herramienta nos mostrará un listado con los fondos seleccionados que cumplen con nuestras condiciones de filtrado.



Próximamente, en una nueva serie de artículos, trataré de mostraros cómo hay que proceder para que, una vez filtrados los productos que cumplen con nuestros requisitos, podamos invertir en los mejores fondos de inversión. Esa será la segunda (y última) parte del proceso que hemos iniciado con estos dos artículos dedicados a la plataforma de Búsqueda Avanzada de Fondos de Inversión de Morningstar.

Por supuesto, esperamos que todo lo expuesto os sea de utilidad en vuestro día a día. De todas formas, si queréis preguntar algo acerca de este tema, no dudéis dejarnos un comentario...

Saludos.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...