EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

domingo, 31 de mayo de 2015

Ibex: ¿Patrón H-C-H o Corrección A-B-C?

Esta semana hemos podido comprobar como el actual impulso del Ibex no ha conseguido batir los máximos relativos del mes de abril. De hecho, las caídas de las últimas sesiones han dejado traslucir cierta debilidad en el intento de reconstrucción alcista. A pesar de ello, mientras no se pierda el soporte de los 10.800-10.900 puntos no deberíamos comenzar a preocuparnos por la tendencia de medio plazo.

¿Patrón H-C-H o Corrección A-B-C?


Hace unas semanas se abrió el debate para tratar de dilucidar si nos encontramos ante una figura H-C-H o ante una corrección A-B-C en el Eurostoxx. Nuestro índice doméstico no podía quedar al margen de dicha discusión y en el gráfico adjunto podemos contemplar como en el Ibex se nos presenta exactamente la misma duda.

Obviamente, el patrón H-C-H tendría implicaciones bajistas y la corrección A-B-C tendría implicaciones alcistas. En la imagen podemos ver cómo se esbozan claramente los vértices A y B. El vértice C (experimental) estaría situado en torno al soporte de los 10.900 puntos, aunque su validez queda supeditada a que no se produzca ningún cierre por debajo de dicho nivel.



Por tanto resulta evidente que, para que la tendencia de medio plazo siga vigente, el Ibex no debería perder el rango 10.800-10.900 puntos (que cubriría tanto el hipotético vértice C como los mínimos del mes de marzo). Si finalmente cayera esa frontera, entonces tendríamos que ampliar el zoom y comenzar a fijarnos en los soportes de largo plazo.

¿Cómo podemos operar en el Ibex?


En primer lugar tengo que decir que yo no lanzaría ninguna operativa sobre el Ibex mientras el precio continúe moviéndose entre el soporte 10.900 y la resistencia situada en torno a los 11.700 puntos (línea verde discontínua en la imagen). Se trata de un territorio neutral donde las fuerzas de los toros y de los osos se encuentran igualadas y, por tanto, donde hay mucho más que perder que ganar.

Mi escenario ideal consistiría en que se produjese un apoyo sobre el nivel 10.900 puntos, seguido de un rebote posterior que generase un nuevo impulso al alza. Si detecto la formación de una figura de giro alcista en ese punto no dudaré en lanzar una orden de compra. Además, la operación se podría abrir con un stoploss muy ajustado, ligeramente por debajo del vértice C (que, recordemos, no debería perderse si queremos que la tendencia de medio plazo conserve su vigencia).



Si no llega a producirse el apoyo comentado en los 10.900, entonces mi escenario alternativo pasaría a depender de la resistencia de los 11.700 puntos. La superación de este último nivel nos dejaría vía libre para la apertura de una operativa alcista basada en una estrategia de breakout. El ratio beneficio/riesgo de esta segunda alternativa es inferior al de la primera pero, en cualquier caso, no podríamos arriesgarnos a dejar escapar el precio.

Dicho todo esto, en las próximas semanas nuestro trabajo va a consistir en vigilar los niveles mencionados: los 11.700 por arriba y los 10.800 por debajo. En cuanto se toque alguno de ellos, procederíamos a activar la estrategia correspondiente. Mientras tanto, toca armarse de paciencia y esperar.

Saludos.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...