EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

sábado, 14 de mayo de 2016

Estrategia Murphy de inversión en Bolsa (y 2)

Hace algunas semanas comenzamos a ver en qué consistía la estrategia de Fuerza Relativa de Murphy, un sistema muy enfocado a la operativa en Bolsa. Tal y como comentamos, el concepto de Fuerza Relativa ha funcionado muy bien durante los últimos 20 años y, por tanto, sigue muy vigente hoy en día. Así que lo más probable es que lo siga haciendo igual de bien durante los próximos ejercicios.

En la primera parte del artículo estuvimos viendo cuáles son los pasos que hay que seguir para identificar una señal de entrada con este sistema (ver post Estrategia Murphy de inversión en Bolsa - 1). Hoy repasaremos una serie de filtros que hay que aplicar a la señal generada antes de transformarla en una orden de compra en el mercado de acciones.

Filtros a aplicar en la estrategia Murphy


Junto a los puntos anteriores, que detallan la operativa a seguir en la estrategia, existen también otras actividades que nos permitirán optimizar su ejecución. Hasta ahora hemos visto cómo se determinan las empresas candidatas en función de la fuerza relativa, pero estos filtros adicionales evitarán que realicemos compras cuando el entorno de mercado sea poco propicio para alcanzar un resultado positivo. Son los siguientes.

Filtros de Medias Móviles

7º) Filtro de Media Móvil de medio plazo: La compra debe realizarse si nos encontramos por encima de la Media Móvil de 40 semanas (MM40). La razón es que eso nos asegura que realizamos la operación cuando el mercado está inmerso en una tendencia alcista de medio plazo.

8º) Filtro de Media Móvil de corto plazo: Adicionalmente, también sería recomendable (aunque no imprescindible) que el valor estuviese por encima de la MM10 semanal. Eso significaría que nuestra entrada se estaría ejecutando en un impulso alcista de corto plazo dentro de la tendencia alcista vigente en el medio plazo.

9º) Filtro de Cruce del MACD: Una vez que se ha producido el breakout y el posterior retroceso del precio, deberíamos posponer las compras hasta que el MACD esté cruzado al alza (es decir, hasta que la línea MACD no cruce hacia arriba su línea de Señal). De esta forma nos aseguramos de que estamos tomando posiciones en un valor con momentum alcista.

Indicador OBV On-Balance Volume

10º) Filtro de Volumen OBV: Del mismo modo, también tendríamos que evaluar el volumen mediante el indicador OBV (On-Balance Volume). Antes de comprar sería recomendable (aunque no imprescindible) que la tendencia del OBV fuese alcista, ya que dicho patrón suele ser un buen predictor de un rally alcista en el precio.

11º) Evaluación de Bonos Alcistas: Por definición, si los Bonos suben, los Tipos de Interés están bajando. Por tanto, en un escenario de Bonos en ascenso, deberíamos centrar nuestras compras en sectores cíclicos y de consumo. De esa forma, al menos nos aseguramos de encontrarnos en valores defensivos cuando la situación económica del mercado no sea la más favorable para las alzas de medio/largo plazo. Es una forma de tener (levemente) en cuenta los datos Macro en nuestra estrategia.

12º) Evaluación de Bonos Bajistas: De manera análoga al caso anterior, si los Bonos bajan, los Tipos de Interés están subiendo. Por tanto, en este escenario de Bonos en descenso, lo ideal es centrar nuestras compras en sectores no cíclicos, de farmacia, de alimentación, de ocio, etc... La idea es posicionarnos en sectores más agresivos cuando la situación económica sea más expansiva y, por tanto, más favorable para las alzas de medio/largo plazo de las Bolsas.

Relación entre Bolsa y Tipos de Interés (1985-2015)

Aplicando los puntos anteriores nos aseguramos de que, por un lado, vamos a entrar en los valores que están mostrando mayor fuerza en el momento actual y de que, por otro lado, lanzamos la orden de compra cuando la situación de mercado es más favorable a nuestros intereses. En definitiva, se trata de minimizar el porcentaje de operaciones fallidas frente a un sistema básico de Fuerza Relativa.

Rotación de candidatos del sistema Murphy


John Murphy no establece un plazo definido para la revisión de la situación de mercado, pero es evidente que debemos hacer un repaso periódico para saber cuáles son los sectores y los valores más fuertes en un momento dado. Las empresas con mayor fuerza relativa una semana dada no tienen por qué ser las más fuertes dentro de dos meses. Y, del mismo modo, es imprescindible ir chequeando los gráficos de los Bonos para determinar si muestran una evolución alcista o bajista.

Aunque no haya una cifra establecida, el plazo para hacer dicha revisión no debería ser superior a un trimestre, ni tampoco debería ser inferior a una semana. Desde mi punto de vista, realizar la evaluación periódica una vez al mes sería bastante razonable para el inversor promedio que no sea demasiado agresivo.


Volviendo al ejemplo de la Bolsa de Madrid, recordemos que los 6 valores más fuertes eran Repsol, Enagás, Gas Natural, Iberdrola, Fersa y Solaria. Imaginemos que un mes después volvemos a ejecutar nuestros análisis y llegamos a la conclusión de que ahora los 6 valores con mejor comportamiento son Repsol, Enagás, Gas Natural, Iberdrola, Enel GP y Montebalito. Por tanto, tendríamos que sacar de nuestro radar a Fersa y Solaria y, en su lugar, dar entrada en el mismo a Enel GP y Montebalito. A partir de aquí, ya no tendría sentido hacer un seguimiento de los gráficos de Fersa y Solaria.

Conclusiones sobre la estrategia Murphy


Como vemos, aunque la operativa en detalle consta de muchos puntos, en realidad la estrategia de Murphy descansa sobre cuatro pilares relevantes.

   1º) Sólo se centra en aquellos sectores y valores con mejor comportamiento relativo

   2º) Utiliza la evolución de los Bonos para elegir sectores defensivos o expansivos.

   3º) Se aprovecha del análisis técnico para ejecutar compras y para establecer stoploss sobre las operaciones abiertas.

   4º) Se realiza un seguimiento periódico para rotar los candidatos (si fuese necesario) y asegurarse de que siempre trabajamos con los valores más fuertes.

Personalmente, he de decir que en el pasado he operado muchas veces con estrategias de Fuerza Relativa y, en general, su comportamiento ha sido realmente bueno al aplicarse sobre una selección de activos en tendencia alcista. Aunque ciertamente no he trabajado con todos los filtros que enumera Murphy en su sistema, aparentemente parecen condiciones razonables si el objetivo es reducir el porcentaje de fallos y limitar el drawdown asociado.



Una vez dicho lo anterior, tened en cuenta que no siempre es necesario utilizar las estrategias de los grandes traders del mismo modo que las emplean ellos. Después de un tiempo operando con un sistema, podemos irlo personalizando con la eliminación de algún filtro que no encaja con nuestra filosofía de inversión o con la inclusión de algún indicador técnico que siempre nos ha dado muy buenos resultados en el pasado.

Recordad que, a día de hoy, en el mundo del trading nadie puede atribuirse la verdad absoluta. ¡Así que sed creativos! Eso sí, os recomiendo que probéis primero vuestras innovaciones de forma controlada (por ejemplo, usando cuentas demo o trabajando con microlotes en cuentas reales), sobre todo si queréis que vuestra cartera de inversión sobreviva a largo plazo...



En el futuro, si tengo tiempo, intentaré publicar más artículos haciendo referencia a otras técnicas de inversión de John Murphy. Tened en cuenta que todo gran inversor suele disponer de, al menos, cinco o seis estrategias relevantes (junto a otras de menor importancia) y que suele operar con todas ellas a la vez para tratar de ganar consistencia a largo plazo y minimizar los drawdowns de los sistemas individuales.

Pues nada, espero que el artículo haya servido para dejaros claro en qué consiste la Fuerza Relativa de Murphy. Si veis algo que no ha quedado correctamente explicado, no dudéis en dejar la correspondiente pregunta aquí abajo en los comentarios.
 
Saludos.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...