EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

lunes, 5 de mayo de 2014

Oro: Operativa de ida y vuelta en el metal

A pesar de lo bien que comenzó la operativa en el metal precioso, en ningún momento llegó a alcanzarse el target de la misma y finalmente nos ha saltado el stoploss asociado. En las últimas semanas se ha producido una fuerte caída, casi sin descansos, y lo mejor en estos casos es limitar el riesgo y abandonar la posición antes de que los problemas sean mayores.

Tal y como ya comentamos en su momento, decidimos abrir una operativa al alza en el Oro al ver que se producía la superación de importantes resistencias de medio plazo (ver post Oro - Nos incorporamos al alza en el metal). La idea era aprovecharnos del fuerte impulso alcista.

La verdad es que, una vez ejecutada la entrada, la cosa comenzó bastante bien. Tras comprar 13 onzas a 1.338 dólares, en pocos días el metal llegó a marcar un máximo en 1.391. Sin embargo, a pesar de que ganábamos +53 dólares por onza, decidimos mantenernos fieles al plan de trading y no cerrar la operativa, ya que nuestro target inicial estaba situado en el nivel 1.410.



Desgraciadamente, en esta ocasión la fidelidad no tuvo premio. Tras los máximos alcanzados el 17-marzo, el precio comenzó a caer con fluidez y, pocas velas después, hizo saltar nuestro stoploss. Eso ocurrió el 24-marzo, día en el que nuestra operativa se cerró en el nivel 1.319 dólares.

Por tanto, el trade del metal finalizó con una pérdida de -19 dólares por onza. Como estábamos operando con 13 lotes, esto se tradujo en una minusvalía de -180 euros para nuestra cuenta, un importe perfectamente asumible (en función de nuestro capital total). A pesar de ello, no pudimos evitar sentirnos incómodos por haber dejado escapar los +53 dólares por lote de beneficio (+680 dólares si multiplicamos por los 13 lotes).

Tras abandonar la posición, el Oro siguió cayendo hasta los 1.277 dólares, desde donde experimentó un rebote que se agotó en los 1.331 dólares el pasado día 14-abril. Posteriormente, continuaron las caídas y en las últimas jornadas hemos visto como se marcaba un mínimo en el nivel 1.268, donde podría estar fraguándose un patrón alcista.



Por tanto, en principio hicimos bien en ejecutar el stoploss en 1.319, ya que la evolución posterior del metal ha ido ahondando en la caída y alejándose cada vez más de ese nivel. Hay ocasiones en las que el stoploss nos juega una mala pasada, pero esta vez no estamos ante una de ellas.

Y eso es todo. Como siempre, ahora toca ponerse de nuevo a revisar gráficos y a tratar de identificar el setup más conveniente para nuestra próxima entrada...

Saludos.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...