EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

sábado, 15 de octubre de 2016

Operar con las Extensiones de Precio. Diferénciate (y 2)

Hace algunas semanas comenzamos a ver qué era una extensión de precio y cuáles eran los conceptos básicos que teníamos que conocer para detectar su aparición en los mercados. Continuando con la teoría, hoy trataré de explicaros cómo podemos aprovechar las extensiones de precio para incrementar la rentabilidad de nuestra cuenta de trading.

En la primera parte del artículo nos centramos en revisar la definición de punto de equilibrio y de distancia al punto de equilibrio (ver post Operar con las Extensiones de Precio. Diferénciate - 1). A continuación, entraremos más en materia y veremos cómo podemos aprovechar la aparición de una extensión (o sobreextensión) de precio para mejorar el rendimiento de nuestras operaciones.

¿Qué hacer cuando un Activo se encuentra Extendido?


Con las definiciones teóricas anteriores (y con la aplicación práctica de las mismas), no deberíamos tener problema a la hora de detectar el momento en el que un determinado activo pase a encontrarse en una situación de Extensión de precio. En dicho escenario, ¿cómo deberíamos actuar? ¿cuál debería ser nuestra forma de operar para aprovecharnos de esta situación?


Un activo extendido es un activo en el que su precio ha subido demasiado deprisa. Por tanto, se trata de una situación anómala y no sostenible en el tiempo. Obviamente, lo más probable es que el precio deje de subir en un futuro próximo e incluso es posible que se produzca un descenso abrupto si se acaba completando una regresión a la media. Fijaos en que he utilizado la palabra "probable", ya que en trading no existe nada seguro y podría darse el caso de que la tendencia fuera tan acusada que el activo sobreextendido todavía continuase subiendo durante un período de tiempo sustancial.

En cualquier caso, si estamos fuera del mercado, lo más recomendable en un escenario de extensión es no lanzar nuevas compras. Si somos inversores conservadores entiendo que no queramos complicarnos la vida con operativas más sofisticadas, pero lo que sí deberíamos tener claro es que no hay que abrir posiciones alcistas.

Ya sé que la tendencia ha sido muy fuerte y que no dejamos de pensar en que hay gente que ha ganado mucho dinero, pero ya es tarde y no es el momento de entrar en el mercado. La extensión es una señal de alerta de agotamiento de la subida y, si compramos, lo más probable es que nos salte el stoploss y sumemos una nueva operación perdedora.



Por tanto, lo dicho: nos armamos de paciencia y nos quedamos fuera del mercado. Si finalmente hay regresión a la media, el precio caerá. Ahí tendremos la oportunidad de incorporarnos al activo a un precio más bajo y con un stoploss más ajustado. En ese momento la probabilidad de que nuestra operativa sea ganadora se habrá disparado por el simple hecho de tener un poco de temple.

¿Y qué podemos hacer si somos traders agresivos? En ese caso, si vemos un activo extendido, entonces podemos hacer algo más que sentarnos a esperar que caiga. En un escenario de sobreextensión, si identificamos un patrón de giro, estaremos ante una gran oportunidad para la apertura de una operativa bajista.

Recordemos que la extensión significa que el precio ha subido muy rápido y que la tendencia está próxima a agotarse. En dicha situación, si detectamos la aparición de un patrón de velas bajista, por ejemplo, entonces una operativa corta tendrá muchas posibilidades de éxito. Siempre y cuando situemos el stoploss correctamente, la ecuación rentabilidad/riesgo de este tipo de operaciones será muy favorable.


Resumiendo, en un activo extendido lo que nunca tenemos que hacer es dejarnos llevar por la masa y unirnos a las compras por impulso. Si somos conservadores, esperaremos a que finalice la corrección posterior antes de entrar al alza. Y si somos agresivos, entonces aprovecharemos el giro bajista para abrir una operativa corta y tratar de incrementar nuestro capital con la bajada.

Una vez vista la idea teórica de extensión de precio, dejo pendiente para otro día mostraros algunos ejemplos prácticos de cómo sería su aplicación en los mercados financieros. Ya sabéis que un gráfico vale más que 1.000 definiciones, así que no me gusta hablar de conceptos de inversión sin acompañarlos de sus correspondientes ejemplos. Los vemos en un futuro post.

Y eso es todo por hoy. Espero que haya quedado claro cómo debemos operar con las extensiones de precio. Si no es así y tenéis alguna duda, aquí abajo podéis preguntarme lo que queráis...

Saludos.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...