EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

sábado, 17 de septiembre de 2016

Operar en Bolsa con el índice VIX (y 2)

Hace algunas semanas comenzamos a ver cómo podíamos utilizar el índice VIX para operar en Bolsa con el SP500 americano. En vez de usar el VIX como una estrategia de inversión autónoma, lo ideal es emplear las señales de la volatilidad como un filtro adicional a incorporar en los sistemas de trading que ya estemos poniendo en práctica.

En la primera parte del estudio estuvimos detallando (ver post Invertir en Bolsa con el índice VIX - 1) cómo se debían interpretar las señales del VIX para ayudarnos a abandonar el SP500 cuando se haya agotado la tendencia alcista de fondo. Hoy, para completar la visión global, veremos cómo debemos utilizar la volatilidad para entrar en el arranque de una tendencia alcista de medio/largo plazo.

Cómo entrar en el mercado con el VIX


Al igual que en el escenario de agotamiento alcista, ahora veremos cómo habría que emplear el VIX para abrir posiciones en Bolsa cuando está naciendo una tendencia en el mercado. Por supuesto, esto no hará que seamos los primeros en incorporarnos a la subida, pero sí que nos permitirá disfrutar de una gran parte del impulso alcista de medio/largo plazo.


Cuando, tras una importante tendencia bajista, el mercado deje de marcar nuevos mínimos, tendremos que ser conscientes de que ha llegado el momento de examinar la evolución del VIX. Recordemos que los puntos claves eran los situados en el nivel 20 y en el nivel 25.

En este caso tendremos que seguir muy de cerca el comportamiento del VIX al acercarse a 25. Si finalmente se produce la perforación de dicho soporte y el índice del miedo cierra bajo 25, entonces tendremos que asumir que la tendencia bajista ha finalizado y que podríamos estar ante el inicio de un cambio de la tendencia de fondo.


Si nos guiamos por la teoría clásica, la ruptura de dicho nivel nos dará vía libre para la apertura de posiciones alcistas en el mercado. De ese modo estaremos seguros de que, si el mercado va a entrar en un impulso alcista de medio/largo plazo, nosotros nos habremos subido al tren en el momento adecuado.

A continuación podemos ver un ejemplo de la operativa comentada con el gráfico del SP500 del año 2012, cuando el índice venía de sufrir una corrección de importancia. Se puede observar como en el mes de octubre marcó un mínimo en 1.070 puntos y, posteriormente, el precio dejó de marcar nuevos mínimos.


En la imagen podemos ver como en diciembre se produjo la perforación del nivel 25 en el VIX. Si nos estuviésemos guiando únicamente por la teoría clásica, en ese momento tendríamos que haber lanzado nuestra orden de compra (19-diciembre). Esto nos hubiese permitido entrar en torno a los 1.210 puntos y disfrutar de la tendencia alcista posterior que llevó al índice hasta los 1.410 puntos pocos meses después (un +16% en tan sólo 3 meses).

Si queremos confirmaciones adicionales a las señales generadas por el VIX, en esta ocasión podríamos haber establecido un filtro en la directriz bajista de medio plazo. Esto quiere decir que, a pesar de la alerta desencandenada por el VIX, no deberíamos lanzar ninguna orden de compra mientras el precio no confirme la ruptura de la línea de tendencia bajista.

En la imagen se puede ver como dicha ruptura se produjo, finalmente, pocos días después (22-diciembre). Por tanto, usando el filtro nuestra orden de compra se hubiese ejecutado en los 1.260 puntos (50 puntos más arriba que sin emplear ningún filtro). De esta forma, aunque perdemos algo de recorrido, aumentamos la probabilidad de éxito de la operativa.

Utilizar filtros con las señales del VIX


Aunque ya hemos hecho algún comentario sobre este tema en los ejemplos citados anteriormente, me gustaría entrar algo más en materia. Si en algún momento os decidís a introducir el VIX en vuestras estrategias de inversión, la primera pregunta que (probablemente) se os planteará será la siguiente: ¿debería hacer caso a las señales de alerta puras generadas por el índice de volatilidad o lo más recomendable será exigir confirmaciones adicionales para dichos avisos?


En este sentido, yo creo que es importante que valoréis tanto vuestra filosofía de trading como vuestra psicología. Si os consideráis traders agresivos, no veo ningún problema en usar las señales del VIX sin más. Ejecutaréis un mayor número de operaciones, tendréis una mayor cantidad de operativas perdedoras, pero las ganancias de las ganadoras serán más que notables.

Por contra, si os consideráis inversores conservadores, es probable que os sintáis confusos ante las señales directas del VIX. Para este tipo de traders (entre los que me incluyo) mi recomendación es la de usar filtros adicionales: perforación de soportes, ruptura de directrices, cruce de medias móviles, etc... Obviamente, esto hará que las rentabilidades de nuestras operativas sean inferiores pero, a cambio, disminuiremos nuestra frecuencia de trading y el número de operaciones perdedoras. Como siempre, hay que elegir entre una alternativa u otra: no se puede tener todo.

Finalmente quiero comentar que, si no os convence el nivel 25 del VIX, existe una forma alternativa de operar. En vez de los niveles 20 y 25 podemos emplear una media móvil de muy largo plazo como, por ejemplo, la MM500 semanal. En la imagen podemos ver como el VIX (al igual que ocurría con el nivel 25) va perforando la MM500 al alza y a la baja, generado alertas bajistas y alcistas (respectivamente).


Conclusiones acerca de la operativa con el VIX


Como siempre, vuelvo a hacer hincapié en el hecho de que, por muy prometedor que nos parezca, no existe ningún filtro, pauta o patrón que, por sí solo, nos valga para generar señales ganadoras en cualquier escenario de mercado. Con el VIX y con el resto de índices de Volatilidad ocurre exactamente lo mismo.

Por tanto, es recomendable que el seguimiento del VIX sea un simple paso más dentro de una estrategia de inversión completa. Combinar varias técnicas de trading diferentes hace que las señales de compra generadas por nuestro sistema sean más consistentes y más rentables. Por supuesto, podemos tener suerte y completar un ejercicio espectacular operando únicamente en función del VIX, pero esta forma de trabajar no será sostenible a largo plazo.

Dicho esto, hay que reconocer que el índice del Miedo funciona muy bien a la hora de alertarnos de que algo está cambiando en el mercado. La perforación del nivel 25 es un aviso temprano de que una tendencia bajista (o alcista) está comenzando. Por supuesto, tal y como hemos recomendado, dicho aviso deberá ser confirmado posteriormente con otras pautas de nuestra caja de herramientas de trading.


Obviamente, existen muchas más formas de operar con el VIX y, de hecho, intentaré hablaros de ellas en futuros posts. Pero hoy quería comentaros cómo podemos generar señales de trading mediante los niveles 20 y 25 del índice de volatilidad. Se trata de una pauta muy sencilla, pero que puede ayudarnos a ganar bastante dinero durante las tendencias alcistas y a conservarlo durante las tendencias bajistas.

Eso es todo por hoy. Aunque creo que ha quedado bastante clara la forma de trabajar con el VIX, no dudéis en incluir en el apartado de comentarios cualquier duda que os haya surgido tras la lectura del artículo. Ya sabéis que la responderé en cuanto tenga un hueco libre.

Saludos.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...