EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Oro: El stoploss nos priva de los beneficios

El título de este post viene a colación de una operación bajista en el Oro que abrimos hace algunas semanas. Como se vio posteriormente, la idea de la estrategia era correcta pero, tal y como ocurre en muchas ocasiones, nuestro stoploss nos sacó de la operativa antes de poder disfrutrar de sus beneficios.

El pasado día 8-octubre vimos que la onza de Oro se apoyaba en la directriz bajista y se dirigía de nuevo hacia el soporte relevante situado en los 1.305 dólares (línea horizontal roja en el gráfico). Ese suelo había frenado la caída en varias ocasiones anteriores, así que teníamos que estar muy atentos al comportamiento del precio sobre el mismo.

Finalmente, el día 9-octubre apareció la vela de breakout que perforó el soporte. Así que en ese momento lanzamos nuestra orden de entrada, que se ejecutó en el nivel 1.301,9 dólares (vela verde bajista en la imagen). Inicialmente, la entrada fue bien, ya que el metal precioso bajó rápidamente hasta 1.294 dólares (ganábamos +8 dólares por onza).



Desgraciadamente, el día siguiente (10-octubre) se produjo un pullback que hizo que el precio tocara nuestro stoploss, que acabábamos de ajustar hasta los 1.312 dólares. Por tanto, fuimos expulsados del activo en el nivel 1.312,1 dólares (vela roja alcista en la imagen).

El resultado final de la operativa fue de -10,2 dólares por onza. Así que el rendimiento fue una minusvalía de -610 euros para nuestra cuenta, ya que la entrada la habíamos realizado con 80 lotes. Nada especial, una pérdida estándar según el promedio de nuestras operativas.

Lo curioso es que, tras ser expulsados del metal, el precio volvió a retomar las caídas. La fuerza fue tal que un día después, el 11-octubre, se alcanzó un mínimo en el nivel 1.260 dólares. El target de nuestra estrategia lo habíamos situado en 1.262 dólares, así que en ese momento hubiésemos cerrado con una plusvalía de +40 dólares por onza (si el stoploss no nos hubiese sacado previamente, por supuesto).



No nos queda más que reconocer que aquí sufrimos un Barrido en toda regla. El precio nunca subió más allá de los 1.312 dólares en los que saltó nuestro stoploss (de hecho, si dicho stop hubiese estado situado en 1.313 dólares nunca se hubiera activado). No es agradable perder un rendimiento de +40 dólares por onza por 1 único dólar del stoploss, pero estas son las situaciones con las que tiene que aprender a convivir un trader.

Lo único que nos queda por hacer es analizar y tratar de mejorar el posicionamiento de nuestro stoploss, ya que seguramente era muy mejorable en esta operativa. Pero eso ya es otra historia.

Saludos.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...