EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

jueves, 10 de abril de 2014

Oportunidades en Turquía, Chile y Brasil

Las dificultades que estamos viviendo en las bolsas durante los últimos meses nos están dejando un buen número de oportunidades en los mercados, sobre todo entre los países emergentes. Como es natural, tarde o temprano se formarán los correspondientes suelos y ese será el momento ideal para ejecutar nuestra entrada alcista en el índice seleccionado.

Tras las grandes subidas protagonizadas durante el año pasado, en el 2014 los movimientos de las bolsas mundiales están siendo muy dubitativos. Esto está haciendo que los países con peor comportamiento relativo (principalmente los emergentes) comiencen a acumular caídas de cierta relevancia.

Por tanto, es el momento de echar un vistazo a esos países y tratar de identificar alguna oportunidad de entrada en ellos. Recordemos que EE.UU. y Europa están saliendo de la crisis y que, por tanto, a la gran mayoría del resto del mundo no le va a quedar más remedio que seguir la evolución de las grandes potencias y ser alcista en el largo plazo.



A continuación, mostramos un listado con los países que están teniendo las mayores caídas en los últimos 12 meses (según sus índices MSCI).

PAIS % 1 año % 3 años % 5 años % 10 años
TAILANDIA -20% +1% +23% +8%
COLOMBIA -24% -1% +20% +21%
HUNGRIA -25% -19% +4% -1%
PERU -27% -10% +7% +12%
KAZAJISTAN -27% -12% +3% +0%
RUSIA -28% -16% +7% +1%
UCRANIA -28% -42% -11% +0%
BRASIL -31% -16% +2% +11%
CHILE -34% -13% +6% +8%
TURQUIA -37% -8% +13% +6%

Como vemos, la mayoría de ellos son países emergentes, salvo Ucrania y Kazajistán (que son países frontera). La caída promedio es del -29%, aunque algunos de ellos superan el -30% de descensos en el último año, como es el caso de Turquía, Chile y Brasil.

Si echamos un vistazo a la evolución del MSCI Brasil (a través del ETF de iShares), podemos ver que el gráfico muestra un clara tendencia bajista. Los máximos decrecientes nos dicen que aún no ha llegado el momento de abrir posiciones alcistas, por mucho que nos tiente el pequeño doble suelo que se ha formado sobre el nivel 40.



En un gráfico con una caída tan pronunciada lo más recomendable es esperar a la superación del máximo situado en torno a 52 antes de plantearnos estrategias alcistas. Pero no pasa nada, simplemente hay que tener paciencia y esperar la reestructuración al alza: tarde o temprano llegará y entonces tendremos la opción de subirnos a una tendencia con un gran potencial de recorrido alcista.

Habrá que estar muy atentos a la formación de un suelo en este índice y a la posible confirmación de un rebote alcista, ya que seguro que tendremos buenas oportunidades de medio/largo plazo si nos incorporamos en el momento adecuado con una operativa al alza.

Del mismo modo, podemos echar un vistazo al índice MSCI Chile (mediante el ETF de iShares). Aquí también podemos ver que la caída de los últimos meses es importante y que, desde hace algunas semanas, el índice parece intentar reconstruirse al alza mostrando una pequeña sucesión de mínimos crecientes.



A pesar del buen aspecto que comienza a presentar el gráfico, aún es pronto para lanzarse a la piscina y lo más sensato sería esperar a la superación de máximos más relevantes. Nos podríamos plantear la operativa alcista si, en concreto, se confirmase la superación del máximo situado cerca del nivel 53. Mientras tanto, es mejor mantenerse a la espera, ya que podríamos estar simplemente ante un rebote de corto plazo.

Finalmente, podemos revisar también el gráfico del MSCI Turquía (a través del ETF de iShares). Al igual que los anteriores, también muestra una profunda caída, sostenida desde hace varios meses. Sin embargo, la diferencia es que aquí el rebote desde mínimos parece haberse iniciado con mayor fuerza que en los casos de Brasil y Chile.

De todas formas, tras una caída tan vertical, lo más prudente antes de actuar sería esperar a la superación de cotas más altas como, por ejemplo, el máximo relevante situado en 58. El rebasamiento de este último nivel confirmaría que nos encontramos ante un impulso alcista de largo plazo y no ante un simple rebote de corto plazo.



A pesar de todo, este gráfico es el menos interesante de los tres presentados, ya que el índice MSCI parece mostrar cierta lateralidad en el largo plazo. De hecho, los mínimos del presente año quedaron muy cerca del suelo marcado a finales del año 2011.

Como observamos, en estos momentos tenemos varios índices mundiales cercanos a sus mínimos de largo plazo y que, con un poco de paciencia, a corto/medio plazo podrían darnos buenas oportunidades de compra. Hemos visto los gráficos de Turquía, Chile y Brasil, pero lo mismo podría valer para Perú, Rusia, Kazajistán y el resto de países enumerados en la tabla mostrada más arriba.

Por supuesto, antes de invertir en alguno de estos estados, tenemos que asegurarnos de que muestran un suelo confirmado y de que no están afectados por ningún conflicto de alta gravedad. Por ejemplo, de todos los que aparecen en la tabla, nosotros desecharíamos la inversión en Ucrania, debido a la contingencia de una guerra con Rusia. Aunque es una posibilidad remota, ¿qué sentido tiene arriesgarse, si tenemos otras muchas alternativas con el mismo potencial a largo plazo?



Siempre es interesante vigilar cuáles son los países que llevan mostrando debilidad durante algún tiempo, pues probablemente sean los futuros ganadores en el largo plazo. Lo que está claro es que invertir en ellos será mucho más inteligente que hacerlo en bolsas que muestran una tendencia muy madura, como es el caso, por ejemplo, del SP500. Debemos buscar las regiones en las que se identifique un mayor potencial de ganancias.

Y eso es todo, esto no tiene mucho más misterio. De vez en cuando iremos actualizando esta información, pues la cosa puede cambiar bastante de un trimestre a otro. Lo dicho: paciencia antes de actuar.

Saludos.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...