EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

jueves, 27 de noviembre de 2014

Evolución histórica de los Dividendos del Ibex

Actualmente los dividendos de los valores del Ibex están muy por debajo de los rendimientos que se alcanzaron al comienzo de la crisis inmobiliaria (en 2008 llegaron a marcar un promedio del +8%). Sin embargo, a pesar de ello, las rentabilidades aún se encuentran bastante por encima de la media histórica.

Aunque podríamos debatir largo y tendido sobre si es razonable invertir por Dividendos o no, la realidad es que muchos inversores utilizan esta técnica para depositar sus ahorros. Y una cuestión recurrente suele ser la de cuál es el rendimiento mínimo por dividendo que hay que aceptar en este tipo de valores.

De vez en cuando, en el blog solemos hablar acerca de la situación de los dividendos en el Ibex, pero nunca hemos hecho un repaso de su evolución histórica. Sabemos que hay muchos valores que actualmente rentan por encima del +5% y que la rentabilidad media del Ibex, en este apartado, supera al +4%. Pero, históricamente hablando, ¿se trata de un porcentaje alto o bajo?



En el gráfico anterior podemos ver la evolución histórica de los Dividendos del Ibex durante los últimos 16 años, esto es, desde un poco antes de comienzos del actual siglo. Como podemos ver, en el año 2000 la retribución era de apenas un +1%, en 2008 (tras el estallido de la burbuja inmobiliaria) se llegó a alcanzar un máximo del +8% y actualmente nos movemos ligeramente por encima del +4%.

La rentabilidad promedio durante los últimos 20 años está un poco por encima del +3% por lo que, si nos gusta la estrategia de inversión por Dividendos, aún estamos a tiempo de obtener una buena renta con ella. El cupón medio vigente está en +4,1%, porcentaje más apetitoso aún si tenemos en cuenta que la inflación actual no supera el 0%.

Por supuesto, hablamos de rentabilidad media del Ibex, por lo que, buscando un poco, no nos será difícil seleccionar a las empresas que están tirando hacia arriba del promedio. Fácilmente podremos superar el +6% si incorporamos a nuestra cartera valores como Enagás, REE, Telefónica, Iberdrola o Caixabank.



Como hemos podido ver en el gráfico histórico, los dividendos aumentan durante las épocas de crisis, tanto por la caída de las precios de las acciones como por el hecho de que, subiendo la rentabilidad del cupón, las empresas intentan retener a los inversores a pesar del descenso de las cotizaciones. Por tanto, es previsible que, si se confirma la salida de la crisis actual, el cupón medio continúe disminuyendo y caiga por debajo de la barrera del +4%. Así que habría que intentar aprovechar la presente situación mientras esté disponible.

Obviamente, tal y como ya hemos comentado en ocasiones anteriores, a la hora de invertir por Dividendos en una empresa, también tenemos que revisar los ratios fundamentales y la solidez de la misma. Y, por supuesto, elegir bien el timing de entrada. No tendría mucho sentido posicionarnos en un valor cuya rentabilidad en el mercado nos hiciera perder todo lo ganado con el reparto del cupón (e incluso algo más).



En resumen, comentar que a día de hoy aún sigue siendo rentable invertir por Dividendos en el Ibex, sobre todo si atendemos a la evolución histórica del porcentaje de reparto anual. Por supuesto, la previsión es que la retribución continúe decayendo durante los próximos años pero, si somos capaces de hacer una buena selección de valores, es probable que podamos mantener la plusvalía media por encima del +4% durante bastante tiempo.

Si os vais a decidir a usar esta técnica de inversión, recordad que es importante que revisemos el estado de los cupones de forma trimestral. La política de las empresas (y las cotizaciones de las acciones) hacen que las rentabilidades no permanezcan estables durante muchos meses...

Saludos.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...