EL TAMBOR DE LA BOLSA - Trading en los Mercados Financieros desde 2007

jueves, 14 de agosto de 2014

Correlación entre los REIT y la Bolsa (y 2)

Hace algunas semanas comenzamos a analizar la correlación existente entre las bolsas y los índices REIT durante las últimas 3 décadas (ver post Correlación entre los REIT y la Bolsa - 1). El objetivo era tratar de determinar si tenía interés invertir una parte de nuestra cartera en fondos inmobiliarios o no.

En primer lugar, estuvimos viendo la evolución durante la década de 1990, pero nos quedó pendiente completar el estudio con lo ocurrido a partir del año 2000. Hoy iremos detallando lo sucedido durante estas últimas décadas.

Período 2000-2010

A continuación, pasamos a revisar el gráfico con la evolución de los índices de EE.UU. y de Europa durante el período 2000-2010. El escenario es completamente diferente al que tuvimos durante la década anterior.



Como vemos, en el año 2000, tras el estallido de la burbuja tecnológica, los índices bursátiles comenzaron a sufrir un severo desplome. Tras tocar fondo en el año 2003, los mercados de valores iniciaron un nuevo ciclo alcista que se prolongó hasta los máximos del año 2007.

Por contra, los índices inmobiliarios apenas se vieron afectados por los problemas de la Bolsa de 2000-2003, intervalo que completaron con subidas moderadas. Posteriormente, en el intervalo 2003-2007, disfrutaron de unos ascensos espectaculares.

Tal y como observamos en la imagen, los 4 índices alcanzaron máximos en 2007. Y en el año 2008, tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, las caídas se ensañaron con todos ellos. Esta crisis es muy reciente, y aún hoy vivimos sus consecuencias, así que no es necesario que hagamos demasiado hincapié en las causas y efectos de la misma.



En resumen, la década pasada acabó con unas caídas del -33% para el SP500 y del -12% para el Eurostoxx, por lo que respecta a los índices bursátiles, y con unas plusvalías del +81% para el FTSE United States y del +86% para el FTSE Developed Europe, por lo que respecta a los índices REIT. Hay que puntualizar aquí que en 2007, año de los máximos, los índices inmobiliarios llegaron a alcanzar un +235% y un +292%, respectivamente.

INDICE % 2000-2010 % anualizado
FTSE Developed Europe +86% +6%
FTSE United States +81% +6%
Eurostoxx 600 -12% -2%
SP500 -33% -4%

Por tanto, podemos decir que en esta década tampoco se apreció demasiada correlación entre las Bolsas y los REIT. Aunque el estallido de la burbuja inmobiliaria hizo que, a partir de 2008, se acelerasen las caídas en ambos mercados, la realidad es que el desplome fue mucho más profundo en los índices REIT (como era de esperar). De todas formas, a pesar de ello, las ganancias globalizadas de la década fueron superiores en el mercado inmobiliario.

Período 2010-2014

Finalmente, pasamos a revisar el gráfico correspondiente a la evolución de los índices de EE.UU. y Europa durante la década actual (período 2010-2014).



Como se observa, desde el año 2010 la evolución de todos los índices es netamente alcista. En estos 4 años, las subidas de las bolsas han sido del +86% para el SP500 y del +53% para Eurostoxx, mientras que los ascensos de los índices inmobiliarios han sido del +95% para el FTSE United States y del +65% para el FTSE Developed Europe.

INDICE % 2010-2014 % anualizado
FTSE United States +95% +18%
SP500 +86% +16%
FTSE Developed Europe +65% +13%
Eurostoxx 600 +53% +11%

Esta vez sí que se puede decir que la correlación entre todos ellos es bastante alta. En particular, como se observa en la imagen, el paralelismo entre el Eurostoxx y el FTSE Developed Europe ha sido casi perfecto. Por tanto, en la década actual podemos certificar que está existiendo una gran correlación entre las Bolsas y los REIT (y lo más curioso es que este hecho no se produjo ni durante la década de 1990 ni durante la de 2000).



Conclusiones

Una vez vista la evolución detallada de las Bolsas y de los REIT durante las últimas 3 décadas, podemos afirmar que, en general, no ha existido una correlación muy definida entre ambos mercados. Tal y como hemos visto, entre 1990 y 2010 los índices bursátiles y los índices REIT han ido evolucionando por caminos muy distintos. Sin embargo, a partir de 2010 (y hasta el día de hoy) ambos mercados parecen haber entrado en un período de notable paralelismo.

¿Quiere esto decir que, a partir de ahora, ambos mundos van a evolucionar de forma correlacionada? Pues, repasando la historia desde 1990, nos atreveríamos a garantizar que no. Más bien parece que hemos entrado en una coyuntura económica que favorece una evolución semejante y que, de aquí a algún tiempo, ambos mercados volverán a divergir cada uno por su lado. Pero bueno, sólo el tiempo nos dará o quitará la razón.

Por lo que respecta a la cuestión operativa, y analizando todo lo expuesto anteriormente, parece que sí podría ser interesante mantener una parte de nuestra cartera invertida en el mercado REIT, pues su correlación histórica parece lo suficientemente baja como para ofrecer una diversificación efectiva. En principio, apostaríamos por dedicar entre un 10% y un 20% de nuestra cartera a la compra de sociedades o fondos REIT (aunque, por supuesto, cada inversor puede ajustar ese porcentaje en función de su perfil de riesgo).



Con esto quedaría respondida la pregunta que nos habíamos planteado al principio del artículo, esto es, la cuestión de si merece la pena o no diversificar parte de nuestra cartera de inversión con fondos REIT. Los más meticulosos nos dirán que aún nos quedaría por verificar cuál es la correlación existente entre estas sociedades REIT y el mercado inmobiliario puro. Otro día, cuando tengamos algo más de tiempo, trataremos de responder a esta pregunta adicional.

Pero por hoy ya es suficiente. Esperamos que, con todo lo comentado, ya no os queden dudas acerca del asunto de la correlación entre los mercados bursátiles y los REIT.

Saludos.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...